EL PAIS › EL FRENTE PARA LA VICTORIA PRESENTO LA DENUNCIA CONTRA CAMBIEMOS Y MACRI

Una campaña que se embarra

El Frente para la Victoria denunció ayer a la alianza Cambiemos por haber organizado una “campaña sucia” a través de Internet utilizando portales periodísticos fraudulentos y cuentas apócrifas en redes sociales para difundir imágenes y noticias falsas sobre el candidato a presidente y gobernador bonaerense Daniel Scioli, con la intención de perjudicarlo de cara a las elecciones de octubre. Como anticipó Página/12, la denuncia apunta contra el rival de Scioli, Mauricio Macri, y su asesor estrella Jaime Durán Barba, que ya fue procesado por maniobras similares antes de los comicios porteños de 2011 y las recomienda abiertamente en sus libros sobre marketing político.

La presentación, realizada por el subsecretario de la Jefatura de Gabinete bonaerense, Carlos Gianella, quedó en manos de la Dirección Nacional Electoral (DINE), que deberá evaluar si esto constituye una violación del Código Electoral y tomar eventualmente las medidas necesarias para hacerlo cesar. La DINE anunció por la tarde que “dará intervención al Consejo de Seguimiento” integrado por los apoderados de todos los frentes que participan de las elecciones para que se tomen las decisiones pertinentes. La denuncia despertó duras críticas por parte del arco opositor; el mismo Macri acusó a Scioli de “victimizarse” y también replicaron el senador Diego Santilli y la diputada Patricia Bullrich. Desde el oficialismo, replicaron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario Daniel Filmus (víctima de otra campaña sucia hace cuatro años) y funcionarios del gobierno provincial, que apuntaron particularmente contra las legisladoras de Cambiemos Elisa Carrió y Laura Alonso por replicar el material apócrifo contra el candidato del Frente para la Victoria.

“La campaña de difamación incluye fotos de catástrofes ocurridas en países de Centroamérica o de situaciones que sucedieron hace años, ediciones de imágenes falsas de Daniel Scioli y de Karina Rabolini en lugares paradisíacos y con un solo objetivo: difamar al candidato presidencial oficialista que ganó las últimas PASO en Argentina”, dice el texto presentado por Gianella, que también denuncia que el equipo informático del FpV “detectó alrededor de 50.000 cuentas de Twi- tter con identidades falsas”.

El contenido malicioso (fotos manipuladas o antiguas donde Scioli y su mujer, Karina Rabolini, están en un lugar de veraneo; videos de hace varios años presentados como si fueran actuales) era viralizado a través de estos “bots”, o cuentas controladas remotamente por computadora, y replicado por figuras de Cambiemos para confundirse con información fidedigna y así “generar malestar en medio de un clima social sensibilizado por las intensas lluvias generadas en algunas zonas del país y de la Provincia”, según la denuncia, que también apunta a portales de noticias falsos que “generan información que luego replican los referentes del PRO”.

El jefe de Gabinete nacional y candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, refrendó el contenido de la presentación. “Macri y Durán Barba siguen con este tipo de operaciones, multiplicando los trolls y hacen viralizar fotos de estas características que la gente mira y se indigna”, dijo ayer por la mañana. “Ya lo vimos con Filmus, se lo denunció, se lo comprobó y no pasó nada. Buscan imágenes viejas con mala fe y ponen luego a su ejército de hacer daño, de mala fe, una porquería –agregó Fernández–. El modus operandi es exactamente el mismo.”

El mismo Filmus publicó en Twitter que “Macri se atreve a repetir la campaña sucia porque a pesar de que la Justicia Federal encontró todas las pruebas que confirmaban el delito, logró que la denuncia pasara a la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires y quedara impune”. En 2011 había denunciado a Durán Barba por haber vinculado falsamente a su padre con Sergio Schoklender (por entonces en el candelero por el escándalo de Sueños Compartidos) a través de encuestas truchadas. El asesor del PRO y dos socios fueron procesado por la jueza federal María Servini de Cubría, pero la causa pasó a la Justicia porteña y se estancó.

Desde la oposición, el mismo Macri salió al cruce de las denuncias y acusó a su rival de victimizarse. “El gobierno de Scioli prometió hace ocho años una cantidad de obras que no hizo. Me parece increíble que el gobernador se quiera poner en víctima cuando su falta de cumplimiento de promesas han traído las consecuencias de las últimas inundaciones, y también las anteriores”, dijo.

En un tono similar, lo replicó Santilli, que dijo que “es una barbaridad” discutir “este tipo de cosas” en el marco de la campaña. “Ha cambiado el criterio el gobernador, antes intentaba resolver los problemas, pero ahora se cristinizó, echándole la culpa a otro y creando complot”, dijo. Bullrich, en tanto, agregó que “lo único sucio es el barro que queda en la casa de los inundados” y que Scioli “en vez de preocuparse por los tuiteros, debería denunciar a los funcionarios que no llevaron adelante el plan de obras hidráulicas”.

La denuncia ahora quedó en manos de la DINE, que la derivó al Consejo de Seguimiento, que integran apoderados de todas las fuerzas en competencia, para que determinen si los hechos señalados implican o no una violación del Código Electoral. Ese organismo no tiene capacidad efectiva para sancionar a las partes, pero desde el entorno de Scioli aseguran que el objetivo de la presentación no es ése sino “que la ciudadanía sepa que hay una campaña de difamación, orquestada por la oposición”, para que “no se vuelva a repetir”.

Compartir: 

Twitter
 

La sombra del asesor Durán Barba aparece detrás de esta estrategia.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared