CULTURA / ESPECTáCULOS › LITERATURA. MARIPOSAS MUTANTES EN FUKUSHIMA DE CARO MUSA

Poemas que articulan restos

Licenciada en comunicación social, correctora y docente de escritura creativa, Musa es dueña de una de las voces poéticas más firmes de la región. Aquí bosqueja ejercicios de estilo en géneros: drama, romántico, ciencia ficción y comedia.

 Por Beatriz Vignoli

El erizo sale de su hibernación. Hoy a las 19, en Chavela Bar (Ayacucho y Zeballos), Erizo Editora presenta Mariposas mutantes en Fukushima, segundo libro de poesía de Caro Musa, con Cristian Molina como orador junto a la autora. El editor, Gervasio Monchietti, presenta además de la mano de Cecilia Ulla un libro propio, Mecánica del escorpión (editado en Buenos Aires por El ojo del mármol). "En esta nueva etapa me acompaña en el diseño Joaquín Valdés", anticipa el editor. El libro de Musa (de 50 páginas) tiene una tirada de 70 ejemplares encuadernados a mano. En Rosario se consigue en la librería ("La Libre") de Chavela Bar, y en Oliva, el Lugar, y el Club Editorial Río Paraná; en Santa Fe, en Palabras andantes y Del otro lado libros.

Licenciada en comunicación social, correctora freelance y docente de escritura creativa, dueña de una de las voces poéticas más firmes de la región, Caro Musa (Rosario, 1975) también tiene editorial propia: Libros Silvestres, con Laura Oriato, sello artesanal de libros para chicos y donde publicó los 50 ejemplares de su libro en formato pop-up Cabeza de flor, presentado hace un mes en el taller de escritura para chicos que coordina en la Vigil desde hace un año.

"Lo que me gusta de la experiencia en taller con pibes es que en general no tienen ambiciones ni pretensiones con el texto, no les importa hacia dónde van ni quieren impresionar a nadie", comentó a Rosario/12 la autora. Ella diseñó toda la ingeniería del papel de su Cabeza de flor ("es decir, todos los mecanismos que se mueven", explica). También diseña y construye desde 2010 los robots Finisterre: juguetes de madera hechos a mano con material reciclado, capaces de moverse y transformarse. Tienen nombres: Megatito, Titillo, Perrobot, Michelyn (información y fotos, en http://finisterre-robots.wix.com).

Articulado en tres partes, la primera de su nuevo libro para grandes funciona también con un concepto más bien paródico de diseño interactivo (un test de opciones múltiples que ella misma recomienda tildar en lápiz por si acaso el clima o la edad mutaran). El racimo de posibles poemas alternativos bosqueja ejercicios de estilo en géneros: drama, romántico, ciencia ficción, comedia. El disparador fue una noticia encontrada; de forma similar, Musa se las ingenia para construir humanoides, animales o insectos a partir de objetos hallados. "La reutilización creativa del material descartable" es el lema de toda su obra. También la poética, donde anota detalles aparentemente banales que vive camino al trabajo, para luego trabajar esos materiales hasta que cobran vida, como hizo en Acústico (2011) y en su libro de relatos En el cuerpo quién sabe (Baltasara, 2014).

"La poesía capturada confinada en carteles", dice un verso de la segunda parte del libro. Se trata de liberar, como pedían Benjamin y los surrealistas, las fuerzas revolucionarias atrapadas en lo inútil.

Mariposas mutantes en Fukushima se cierra con un gran poema de Musa, "Ruta 33". Toda una región y una época están ahí, en esa música.

Compartir: 

Twitter
 

La escritora, correctora y docente rosarina Caro Musa
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.