EL PAíS › SERGIO MASSA FIJARá SU POSTURA SOBRE EL BALLOTTAGE EN UN DOCUMENTO

En UNA mantienen el misterio

El líder del Frente Renovador se reunió ayer con sus colaboradores más cercanos. Hubo versiones de contactos con referentes del macrismo y del sciolismo. José Manuel de la Sota, más inclinado por Cambiemos, podría hacer una definición personal.

 Por Miguel Jorquera

Sergio Massa y la mesa chica de Unidos por una Nueva Alternativa comenzó a delinear ayer el documento que darán a conocer el miércoles en la ciudad de Buenos Aires y con el que fijarán la posición de la alianza electoral frente al ballottage del 22 de noviembre que definirá si Daniel Scioli o Mauricio Macri será el nuevo presidente. “Las especificaciones del documento van a generar una lectura política. El texto no habla de personas sino de propuestas y programas”, afirmaron voceros del massismo que dijeron desconocer si el líder del Frente Renovador se pronunciará a favor de uno u otro candidato. Allí también se habló de la necesidad de “preservar” a Massa de la disputa por la segunda vuelta y sostener las propuestas programáticas que levantaron durante la campaña y ver quien de los candidatos que irán al ballottage termina por hacerlas propias. José Manuel de la Sota no descartó un pronunciamiento personal, que iría en contra del oficialismo nacional, en medio de posturas contrapuestas de otros referentes massistas y de confirmaciones y desmentidas de contactos con el sciolismo y el macrismo.

El encuentro se realizó ayer pasado el mediodía en las oficinas que Massa tiene en el piso 17 de la Torres de la Naciones en Tigre, y además del anfitrión fueron de la partida el gobernador cordobés José Manuel de la Sota, su ex compañero de fórmula e intendente electo de la ciudad de Salta, Gustavo Sáenz, el jefe de sus equipos de campaña y ex ministro de Economía Roberto Lavagna, su jefa de campaña y diputada nacional Graciela Camaño, y el jefe comunal del municipio bonaerense de San Miguel, Joaquín De la Torre, que retuvo la intendencia.

La reunión fue a puertas cerradas. Allí se evaluó la conveniencia o no de un pronunciamiento de apoyo de alguno de los presidenciables que disputarán el ballottage y comenzó a bosquejarse el documento que se encargará de “pulir” Lavagna. De todas maneras, la foto que difundió el propio equipo de prensa de Massa muestra el pizarrón sobre el que se trabajó y donde se dejan ver algunos de los ejes programáticos de UNA que se incluirán en el documento, como el 82 por ciento móvil para jubilados, la eliminación del Impuesto a las Ganancias, su proyecto de “Código Penal firme para narcos, violadores y corruptos” y la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico.

Allí también se había fijado difundir el documento desde la ciudad cordobesa de La Falda. Pero tras el encuentro se viró en la idea y la presentación se hará en Buenos Aires “en un lugar a definir”. Massa quiere volver a aparecer rodeado de su tropa: los legisladores electos, intendentes y referentes, para mostrar que su capital político y electoral no se licuó tras la elección del domingo en la que no consiguió ingresar al ballottage. Por ahora persiste la estrategia de reivindicar sus propuestas programáticas sin pronunciamientos directos.

También circularon versiones de contactos de macristas y sciolistas con Massa. Desde el entorno del diputado renovador solo admitieron que ayer llegaron hasta el propio edificio de la Torre de Naciones de Tigre algunos “operadores sciolistas” que intentaron establecer contacto con sus pares massistas, pero que “no pasó de eso” y la intención se habría frustrado. Aunque reconocen que de haber contacto, estos serían de los propios candidatos “mano a mano” con Massa y “sin intermediarios”, para referirse a las versiones sobre conversaciones entre Massa y Macri.

Al cierre del cónclave de la mesa chica massista, Sáenz hizo unas breves declaraciones a modo de mensaje político: “Hay dos grandes derrotados en estas elecciones: la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y los encuestadores”. Antes, otro referente del espacio, el empresario industrial y diputado José Ignacio de Mendiguren dijo que es “muy aburrido de previsible” al ponderar su posición “desarrollista”. Y dijo que “siempre me van a encontrar cerca de la valoración productiva”, como un guiño a Scioli y sus propuestas para el sector industrial.

Cerca del gobernador cordobés tampoco descartan un pronunciamiento personal a favor de un candidato, que precisamente no sería Scioli por su viejos enfrentamientos con el gobierno nacional y las posiciones que adopta el electorado de su provincia, aunque por ahora lo evitaría. La mayoría de los referentes massistas coinciden en que “todavía es muy pronto para abrir el juego”.

Compartir: 

Twitter
 

De la Sota, Massa, Lavagna, Camaño y Sáenz durante la reunión que mantuvieron ayer.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.