EL PAíS › MACRI CONVOCó A TODOS LOS OPOSITORES

“Los vamos a representar”

El candidato presidencial de Cambiemos ofreció una conferencia de prensa en la que se mostró “muy abierto al diálogo”, con guiños hacia Sergio Massa.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri ofreció una conferencia de prensa en la que volvió a ensayar su estrategia hacia la segunda vuelta de convocar a todos los votos opositores. “A todos los que votaron pensando en un cambio, siéntanse cómodos que los vamos a representar. La mayoría votó por su futuro, no en contra del kirchnerismo. No estoy en contra de nadie. Tengo mucha confianza en los argentinos”, afirmó el procesado jefe de Gobierno, quien ayer se mostró más zen que nunca. En su entorno, indicaron que si bien no hubo contactos puntuales con Sergio Massa, “diálogo con él siempre hay”. En tanto, cerca del ex candidato a presidente de UNA destacaron que todavía no hubo conversación con Cambiemos.

El candidato presidencial de Cambiemos hará pocos cambios a su estrategia de campaña camino a la segunda vuelta: muchas caminatas, cercanía con los votantes, y las mismas líneas de campaña que viene llevando hasta ahora (Pobreza Cero, combate al narcotráfico, etcétera). La duda central es si habrá o no una reunión cumbre con Massa. Algunos macristas consideran que es innecesario, que alcanza con hablar con sus votantes. Plantean prestarle escasa o nula atención al documento programático que Massa prepara para presentar esa semana. Otros en cambio, propician una línea de diálogo más concreta. “Diálogo siempre hubo”, indica a este diario uno de los consiglieri de Macri. “Pero no es muy cumplidor el hombre”, advierte sobre la desconfianza que le tienen. Del lado de Massa, son tajantes: no hubo diálogo con Cambiemos.

Los candidatos de Cambiemos deberán recorrer una vez más el país, para lo que habrá una división por zonas (que están trabajando), mientras que el debate con Scioli será seguramente uno de los momentos centrales de la campaña, que es corta: comienza el lunes próximo y dura tres semanas.

Sin dejar pasar ese tiempo formal, Macri eligió el Hotel Sheraton Libertador para mostrarse junto a la gobernadora electa María Eugenia Vidal, su compañera de fórmula, Gabriela Michetti, el vicegobernador electo, el radical Daniel Salvador, y el jefe de campaña, Marcos Peña. “La Argentina necesita un cambio y estamos dispuestos a llevarlo a cabo”, sostuvo Macri, ya lanzado a la segunda vuelta el 22 de noviembre.

“Quiero agradecer que hayan ido a votar y, a los que votaron a los demás candidatos e incluso también a Daniel Scioli, decirles que estamos acá para representarlos con humildad, responsabilidad, y profunda vocación de hacer”, se mostró magnánimo Macri. “Todos estamos tratando de no moquear por la emoción de lo que ha pasado”, sostuvo.

“En la etapa que viene hay que ser muy abiertos al diálogo y saber que llegó la hora de las políticas de Estado. Tengo mucha esperanza puesta en el diálogo, incluso también con el oficialismo y toda la predisposición para dialogar con los dirigentes que han participado de esta elección”, sostuvo el candidato a presidente de Cambiemos. Consideró que los resultados de la primera vuelta, que lo dejaron a escasos dos puntos de Scioli, los obligan “a ser generosos, a tener apertura y a focalizarnos en maximizar las coincidencias”.

Macri se refirió, en forma general, a lo que serían sus primeras medidas de gobierno en caso de ganar: aseguró que se ocuparía de “ajustar el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para que, aquellos que no pagan ese impuesto en el 2007 no lo paguen más. Es un hecho de estricta justicia”. También indicó que se iba a ocupar de “bajar la inflación y generar trabajo a lo largo y ancho del país”, aunque no detalló qué medidas concretas tomaría en ese sentido.

El jefe de Gobierno se mostró satisfecho con el millón de votos que le aportó Córdoba, donde hizo su cierre de campaña, y que provendrían en buena medida de aquellos que habían votado a José Manuel de la Sota en la interna con Sergio Massa. “Los cordobeses son una maza”, aseguró Macri, quien sostuvo que Córdoba “tiene que ser uno de los grandes motores de la Argentina, sino el motor”. Macri envió un guiño al gobernador electo Juan Schiaretti, con quien dijo que harán “un equipo perfecto”.

Macri sostuvo que la gobernadora electa será “un hito en la provincia después de tantos años de abandono”. Vidal, en tanto, prometió conformar “un equipo imparable, sumando otras fuerzas políticas” a su gabinete, para el que empezaron a sonar los primeros nombres (ver página 9). “Yo sentía mucha confianza, porque fueron dos años de ir a la casa de la gente”, afirmó, sobre sus recorridas en la provincia, que comenzaron en 2013 cuando Macri le pidió que se lanzara en el territorio bonaerense. “La provincia que viene ahora es la de la no descalificación”, sostuvo Vidal, quien se ocupó especialmente de felicitar a su marido, Ramiro Tagliaferro, que derrotó a Nuevo Encuentro en Morón.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.