EL PAíS › DICTAMEN DE GILS CARBó

Respaldo a Durán

La Corte Suprema podría pronunciarse en los próximos días en una causa donde se pusieron en discusión la ley de subrogancias sancionada este año y la designación del secretario Laureano Durán como juez federal interino con competencia electoral en La Plata. El tribunal había citado para el acuerdo de ayer a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, quien delegó la visita al procurador fiscal, Víctor Abramovich. Cuando llegó a la Corte, al funcionario le dijeron que ya no hacía falta su participación porque los supremos tenían el dictamen de la procuradora en sus manos. Tal como anticipó Página/12, Gils Carbó respaldó a Durán y sostuvo que en esta causa no está en discusión la nueva ley que establece el régimen de suplencias en tribunales (ahora los designa el Consejo de la Magistratura y antes los designaban las cámaras, o sea, los propios jueces).

En algunas de sus últimas reuniones, a la Corte suprema le costó conseguir la firma de todos los jueces, en especial la de Carlos Fayt. En la discusión por las subrogancias, la Corte, y en especial Lorenzetti, han tenido una actitud sinuosa. Por momentos intentó hacer crecer el tema e instalarlo en los diarios. Se reunió con camaristas que se quejaron, trató rápidamente todos los planteos sobre la subrogancia de Luis Cabral, cuyo regreso no avaló, entre otras cosas.

El dictamen de Gils Carbó dice que la “constitucionalidad del artículo 2 de la Ley 27.145 no puede ser examinada y decidida en la presente causa porque no fue aplicada a la designación de Durán”, o sea que no se puede decir que esté causando algún perjuicio. Para su nombramiento se aplicó la ley de subrogancias vieja. Sostuvo que fue una designación pensada para “evitar la interrupción del servicio de justicia”. Para Gils Carbó, entonces, no cabe entrar en la discusión sobre la validez de la ley sancionada en junio, a pesar de que lo hicieron dos tribunales inferiores. “El constituyente decidió incorporar la participación del Consejo de la Magistratura al procedimiento de selección y nombramiento de jueces inferiores. Esa intervención fue concebida como un modo de atenuar la discrecionalidad del Poder Ejecutivo en la selección de jueces y de reducir la gravitación político-partidaria en ese proceso”, explicó. En el nombramiento de jueces, señaló, intervienen también el Ejecutivo y Senado. “La Corte Suprema –señala el dictamen– resolvió que la participación de esos tres órganos es necesaria en los nombramientos de los jueces subrogantes.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.