EL PAIS › MALESTAR POR LA DESIGNACION DE JUAN CRUZ AVILA EN LA SPU

Una cruz para la universidad

La confirmación del productor televisivo como futuro secretario de Políticas Universitarias de Macri generó preocupación entre rectores radicales y peronistas, por su falta de experiencia en el área. Los estudiantes se declararon en estado de alerta.

El anuncio de que el productor televisivo Juan Cruz Avila encabezará la Secretaría de Políticas Universitarias causó estupor y malestar en el sistema de educación superior. Psicólogo y desde la semana pasada con un cargo en la administración del Hospital de Clínicas, Avila es un desconocido en el campo de la gestión universitaria, por lo que diversos referentes de la educación superior no tardaron en manifestar su desconcierto ante la decisión confirmada ayer por Esteban Bullrich, el futuro ministro de Educación de Mauricio Macri. Tanto entre los rectores del radicalismo –que esperaba ubicar a alguien de sus propias filas en la SPU– como entre los rectores más afines al peronismo se mostraron sorprendidos y aseguraron que, contrariamente a lo que alegó Bullrich, no fueron consultados sobre la designación. Los estudiantes también denunciaron la falta de diálogo y se declararon en “estado de alerta”.

La Secretaría de Políticas Universitarias es un lugar central en el sistema de educación superior, que funciona como nexo entre el Ministerio de Educación y todas las universidades públicas y privadas del país. En general, el cargo había sido ocupado hasta hoy por ex rectores, académicos o especialistas en educación. El actual secretario es Aldo Caballero, quien se desempeñó como rector de la Universidad Nacional de Misiones. La justificación que dio Bullrich para cambiar el perfil del titular del organismo fue que, en el marco del “problema de la grieta, Juan Cruz es una figura neutral, visto por los dos lados de manera positiva”.

El futuro secretario de Políticas Universitarias tiene 45 años y es el hijo del empresario Carlos Avila. Fue productor de diversos programas deportivos de Torneos y Competencias, y actualmente se encuentra detrás de cámara en el popular ciclo que conduce Alejandro Fantino, Animales Sueltos. Además de dedicarse a la televisión, Avila es licenciado en Psicología, recibido en la Universidad de Belgrano. Desde hace algunos años se desempeña como psicólogo en el Hospital de Clínicas y el jueves de la semana pasada fue designado como director adjunto de la Coordinación Técnico Administrativa del hospital. Este diario consultó al director del Clínicas, Héctor Damonte, sobre el origen del vínculo laboral con Avila y su reciente nombramiento, pero el funcionario prefirió no referirse al tema.

Si bien calificó como “novedosa” la designación, el titular del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Jorge Calzoni, dijo a Página/12 que “es muy difícil opinar” sobre Avila porque no se lo conoce en el ámbito universitario, y agregó que eso da la pauta de que “han buscado a alguien por afuera del sistema”. Calzoni advirtió que, en cambio, sí conoce a Danya Tavela, quien se desempeñará en la Subsecretaria de Gestión y Coordinación de Políticas Universitarias, en reemplazo de Laura Alonso.

Tavela es vicerrectora de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires y fue candidata a diputada por Progresistas.

Fuentes radicales ligadas al gobierno de la UBA dijeron a este diario que el nombramiento de Avila es “grave” y la consideraron muestra fiel de que “para el gobierno entrante la educación superior es un tema irrelevante”. Sin ocultar la disconformidad, señalaron que la elección, además de ser sorpresiva, implica una “contradicción con la buena decisión de dejarlo a Lino Barañao” en el Ministerio de Ciencia, y denunciaron que “ningún gobierno del ‘83 a esta parte improvisó tanto en educación superior”. Desde la Federación Universitaria Argentina (FUA) no tardaron en declararse “en estado de alerta”. Más que centrarse en la figura del nuevo funcionario, la federación mostró su disgusto por la “falta de diálogo” entre Bullrich y el sector estudiantil y la “poca claridad respecto las ideas que piensan llevar adelante”. “La designación solamente ratifica el aislamiento y la lejanía que Bullrich tiene para con el sistema universitario”, afirmaron en una declaración. Desde la FUBA, Julián Asiner planteó que “el nombramiento de Avila es una señal de alerta para el conjunto de la universidad” y “representa un salto al pasado, cuando las políticas privatistas y de mercantilización educativa se canalizaban a través de la burocracia universitaria. Ahora, a tono con su gabinete de operadores financieros, Macri colocó a un empresario para manejar las universidades”.

Informe: Delfina Torres Cabreros.

Compartir: 

Twitter
 

Avila es productor de Animales Sueltos, el programa que conduce Alejandro Fantino.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.