EL PAíS › CONFLICTO CON LOS BANCARIOS

Paro en gateras

La Asociación Bancaria prepara un paro de 24 horas si el Gobierno no da respuesta a sus reclamos por los despidos en el Banco Central y el Banco Provincia de Buenos Aires, y por la modificación de las escalas del Impuesto a las Ganancias. La posibilidad de una huelga cobró fuerza luego de que, el martes, la policía reprimió con palos y gas pimienta una marcha del gremio que se dirigía al Congreso, mientras Mauricio Macri hacía su discurso de apertura de las sesiones ordinarias. Hay 47 despedidos en el Banco Central y siete en el Banco Provincia.

“Los echaron sin causa”, señaló el dirigente sindical Santiago Etchemendi sobre los cesanteados en el Banco Provincia. Para ilustrar la arbitrariedad de los despidos, el gremialista detalló que una de las afectadas trabajaba en el Estado desde 2009, pero la habían pasado al Museo del banco en 2015, en comisión desde la Dirección de Patrimonio. “El año pasado le pidieron que renunciara a su cargo en la provincia para pasarla formalmente al banco”. Se suponía que era sólo una cuestión de papeleo, “pero la nueva gestión a cargo de Juan Curutchet la despidió aprovechándose de que la compañera, que siempre estuvo muy bien conceptuada laboralmente, estaba contratada”.

Otros despedidos de la entidad son choferes, también con contratos. “El mecanismo del banco para efectivizar es inicialmente un año o dos de contrato, porque requieren como mínimo de dos informes de los jefes. Por eso, aún no les habían dado la estabilidad, pero no eran ñoquis. El banco está en una etapa de expansión, ha crecido en depósitos y en clientes por la bancarización, aquí no pueden argumentar como lo hacen en otras áreas del Estado, porque acá falta gente. La realidad es que después de hacerlos pasar por el trato morboso de emplearlos como monotributistas, no les renovaron los contratos”, concluyó el titular de la comisión interna de la seccional Buenos Aires del Banco Provincia.

Los bancarios están en medio de su negociación paritaria. Desde el sindicato advirtieron que con los cambios introducidos por el macrismo a la aplicación del Impuesto a las Ganancias, 20 mil trabajadores del sector más sufrirán descuentos.

La represión del martes fue el debut del nuevo protocolo de seguridad. La policía embistió contra la marcha cuando unos 4 mil trabajadores se encaminaban al Congreso, donde el presidente Macri daba su discurso de inauguración de las sesiones. Los efectivos les tiraron gas pimienta, especialmente a los que trataban de filmar con sus celulares. También buscaron llevarse detenidos, pero los manifestantes lograron preservar a todos los participantes de la protesta. Ocho bancarios terminaron así con contusiones, aunque la movilización consiguió reagruparse y hacer un acto a dos cuadras del Congreso, cuando ya había terminado el discurso presidencial.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.