EL PAIS › ANDRES IBARRA RELATIVIZO LOS DATOS SOBRE LAS CESANTIAS DE LOS ULTIMOS MESES

Excusas frente a los miles de despidos

El intento del ministro de Modernización de desacreditar el informe que da cuenta de 110 mil cesantías en los últimos dos meses motivó la reacción del sindicalismo. “No pueden negar que despidos hay, en el sector estatal y en el privado”, afirmó el canillita Plaini.

 Por Laura Vales

El ministro Andrés Ibarra –titular de “Modernización”, término con el que Cambiemos designó a la cartera encargada de los despidos en el Estado– relativizó los datos de desempleo público y privado de la consultora Tendencias Económicas, que relevó 110 mil personas que se quedaron sin trabajo en los últimos dos meses. “Son informaciones de encuestas no confirmadas”, argumentó el funcionario al desestimar ese número. También insistió en que los estatales cesanteados por la gestión PRO son menos de 7 mil.

El relevamiento de Tendencias tuvo una fuerte repercusión en los medios, ya que incluso el diario La Nación lo publicó en su tapa. Esto parece haber tomado por sorpresa a los moradores de la Casa Rosada. “El ministro de Trabajo (Jorge Triaca) recién nos explicaba en la reunión de Gabinete que son informaciones de encuestas no confirmadas”, dijo Ibarra en su desmentida a la consultora.

Además, sostuvo que la no renovación de contratos en la administración pública sigue siendo la misma que la entregada a fines de enero, es decir, por debajo de las 7 mil. Como es público, la afirmación carece de mayor sustento, ya que al finalizar el mes de febrero hubo una segunda ola de despidos de estatales.

La desmentida del Gobierno al número de despedidos generó la reacción de los dirigentes sindicales que, tanto en las CTA como en las CGT, analizan la presentación de proyectos de ley para frenar los despidos, estableciendo la doble indemnización o la obligatoriedad del procedimiento preventivo de crisis.

Según la estimación de ATE, en el Estado “hay ya 10 mil despedidos y el Gobierno está diciendo que va a seguir despidiendo. Objetivamente, lo que está sucediendo es que los despidos en el Estado nacional motorizan que haya despidos en las provincias, en los municipios y en el sector privado”, advirtió el titular de ATE, Hugo Godoy.

Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital, explicó que una parte de los despedidos logró que los reincorporaran, pero el Estado nacional avanzó con una nueva tanda de cesantías. “A los despidos del gobierno nacional, Ibarra tiene que sumarle los de las provincias y los municipios: nosotros estimamos que esto supera los 25 mil. Ibarra, que es el ministro de Modernización de todo el país, debería por lo menos sincerar los despidos que hace, porque es él el que los está impulsando.”

En sus últimas medidas de desguace del Estado, escudados en el discurso antiñoquis –y su versión complementaria, el del Estado como financiador de la militancia K–, Cambiemos pasó a anunciar despidos de a miles. La vicepresidenta Gabriela Michetti anticipó esta semana que echará del Senado a 1500 o 1600 personas, mientras que los trabajadores del Programa Conectar Igualdad, encargado de la distribución y mantenimiento de notebooks a estudiantes de las escuelas públicas, denunciaron que tras los 70 primeros cesanteados, están en peligro los empleos de mil trabajadores del programa a lo largo del país.

Desde la CGT, el titular de Canillitas, Omar Plaini, cuestionó que el Gobierno “no haya resuelto rápidamente, como prometió, el funcionamiento del Indec”. “No pueden negar que despidos hay, en el sector estatal y en el privado. El Gobierno da su versión, pero es responsable de que el Indec funcione. Si no, la discusión queda sujeta a los que diga el sector sindical, lo que dice el Gobierno y lo que dicen algunas consultoras.... sin datos del Indec hay que hacer un chequeo lugar por lugar, pormenorizado, lo que es muy difícil”, agregó el sindicalista.

El informe de Tendencias Económicas, que hizo un seguimiento sectorial, advirtió que la cantidad de puestos de trabajo perdidos en estos últimos dos meses fueron 107 mil, y que hubo más en el sector privado que en el público.

“No recuerdo otro año en la historia argentina en que haya habido tantos despidos en tan poco tiempo”, aseguró José Luis Blanco, director de la consultora. El documento detalló que en enero las cesantías fueron mitad del sector privado y mitad del público, pero que en febrero la mayoría fue entre los privados, donde los más afectados fueron los trabajadores de la construcción. La actividad autopartista, del petróleo, comercio y minería fueron otras ramas con importantes recortes. En este marco hubo además un fuerte incremento de las suspensiones.

Compartir: 

Twitter
 

Andrés Ibarra, el ministro de Macri encargado de los despidos en el Estado.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.