EL PAIS › EL MACRISMO BUSCA SOSTENER LA SESION PESE AL FALLO DE LA CAMARA DE APELACIONES DE EE.UU.

Recalculando la estrategia oficialista

Tras los reclamos del FpV para que se suspenda la sesión en Diputados, el PRO organizó una serie de reuniones con los legisladores del Frente Renovador y el Bloque Justicialista. Funcionarios de Hacienda intentarán convencerlos de que no hay riesgo para el país.

 Por Werner Pertot

Los sanguchitos de miga correrán por cuenta del PRO en las reuniones que organizó el oficialismo para afianzar su estrategia de pago a los fondos buitre. Serán hoy en el despacho del titular de la Cámara baja, Emilio Monzó. Habrá tantas reuniones como pidan los integrantes de los bloques que se encaminan a aprobar la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, El fallo de la Cámara de Apelaciones de Estados Unidos obligó al oficialismo a recalcular: el encuentro de hoy contará con la presencia de dos funcionarios del Ministerio de Hacienda que intentarán disipar dudas sobre las consecuencias de esa sentencia y los litigios que podría enfrentar el país. La iniciativa está dirigida, en especial, al Frente Renovador y al Bloque Justicialista. Tanto los diputados de ese último bloque como el kirchnerismo pidieron que se suspenda la sesión especial del martes hasta evaluar las consecuencias (ver aparte). El massismo definirá hoy su posición luego de una reunión del bloque.

En el Gobierno intentan que nada cambie el curso que lleva al pago a los fondos buitre antes de la fecha impuesta por el juez Thomas Griesa: el 14 de abril. En Balcarce 50 reafirmaron ayer a este diario que no habrá cambios de fondo en las previsiones definidas. Sí tendrán algunas reuniones adicionales que buscarán afianzar la mayoría de votos necesaria para obtener la derogación express de las leyes que obstaculizan el camino hacia el pago, sobre todo ahora que algunos aliados plantearon dudas.

El fallo de la Cámara de Apelaciones puso en suspenso la orden de Griesa que levantaba el embargo sobre la ruta de pagos a los bonistas que sí entraron en el canje. La decisión fue tomada luego de que apelara el fondo buitre NML, de Paul Singer. Ante esto, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, afirmó: “El pedido de stay lo hicimos en conjunto con los holdouts, con la aprobación del abogado nuestro porque no altera el proceso en curso. El Gobierno no va a salir a buscar fondos antes de que la Cámara se expida. No cambia el proceso, siempre iba a ser así”.

Caputo será uno de los dos funcionarios del Ministerio de Hacienda que estará hoy en el Congreso para conversar con los diputados que tengan dudas. También asistirá el abogado Eugenio Bruno, encargado de coordinar la negociación del Gobierno con los buitres.

Los encuentros estarán destinados a los diputados del Frente Renovador y del Bloque Justicialista que quieran despejar sus dudas. Desde esas bancadas se mostraron inquietos con el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, lo que podría hacer tambalear la estrategia del oficialismo. Sergio Massa pidió un informe a sus referentes económicos y sentará posición hoy luego del encuentro con los macristas y de una reunión del interbloque. Irá al convite con Marco Lavagna y los equipos técnicos. “El fallo es un problema”, resaltaban en el Frente Renovador. Había dudas similares en el Bloque Justicialista.

Luego de las últimas conversaciones, en el PRO se mostraban confiados en que no variará el número de votos. Pero por las dudas convocaron a los economistas y abogados y se prepararon para los litros de café, conversaciones de pasillo y reuniones que implicará llevar la estrategia a una victoria. Y a no olvidar la comida: “Los sanguchitos de miga esta vez los vamos a poner nosotros, porque los de Diego Bossio no caminan”, bromeaban en el bloque oficialista sobre la denuncia que hicieron desde el kirchnerismo, luego de que se conociera el contenido de un chat de WhatsApp del diputado justicialista con el jefe del bloque PRO Nicolás Massot. En el macrismo, le dan poca o nula importancia a esa causa.

No obstante, intentarán que ningún ruido se interponga en la estrategia parlamentaria. Para conseguir derogar las leyes son cruciales los 37 votos del Frente Renovador y los 17 del Bloque Justicialista para reunir el quórum y aprobar el proyecto. Cambiemos cuenta con 89 bancas. En el PRO descartaron que haya una única reunión con los jefes de bloque. Indicaron que seguramente habrá encuentros individuales con cada sector o incluso más de uno, si es necesario. También podrían sumar un encuentro con el bloque Social Cristiano –que responde al ex massista Darío Giustozzi–, con Compromiso Federal –de los Rodríguez Saá– y con el Frente Cívico de Santiago del Estero.

A las razones de los funcionarios de Hacienda, el Gobierno planea sumar por estos días un dictamen del procurador del Tesoro (que es el jefe de los abogados del Estado), Carlos Balbín. Todo indica que respaldará el proyecto y sostendrá con su firma que no existe riesgo de que el 93 por ciento de los bonistas que entraron en los canjes de deuda inicien litigios luego del pago a los buitres. Un error en esa previsión podría ser catastrófico para el país.

Compartir: 

Twitter
 

Los encuentros tendrán lugar hoy en el despacho del titular de la Cámara baja, Emilio Monzó.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.