EL MUNDO › VIOLENCIA, RACISMO Y XENOFOBIA EN EL RECORRIDO DEL MAGNATE

Golpe a golpe, verso a verso

Trump defiende las palizas a manifestantes negros y los insultos a los chinos y los mexicanos, los malos tratos a las mujeres periodistas que cubren sus actos de campaña. Un video revela hasta qué punto llega la represión.

 Por David Usborne *

Desde Florida

Donald Trump se vio envuelto en una discusión muy violenta la otra noche sobre la violencia y el apuntar a los afroamericanos en sus mítines después de haberse distribuido un nuevo vídeo que muestra a un manifestante aparentemente golpeado por un partidario blanco.

Invitado a expresar su preocupación, el magnate de las propiedades declinó y en su lugar ofreció su alabanza a partidarios que “devuelven los golpes” a aquellos que interrumpen sus discursos. Trump fue presionado sobre el tema en su residencia de campo de Mar-a-Lago después de que diera a conocer el respaldo del doctor Ben Carson, quien una vez fuera su amargo rival para la nominación del partido.

Él respondió recordando otro evento hace dos semanas, después de que un hombre que estaba causando un alboroto fue escoltado por guardias de seguridad, cuando le dijo a la multitud que él mismo se sentía que quería darle puñetazos en la cara al manifestante.

“Fue en ese momento especialmente cuando yo me dije péguenle”, contó Trump en la conferencia de prensa, junto a Carson, quien acababa de denunciar “la lucha y división” en la carrera republicana a la presidencia, de pie detrás de él. “El tipo era muy fuerte y él empezó a golpear al publico. ¿Y sabes qué? El público devolvió los golpes y pensé que era muy, muy apropiado”.

Antes de la conferencia de prensa, el jefe de campaña de Trump, Corey Lewandowski, le dijo a The Independent que se habían tomado medidas para aumentar la policía y la seguridad dentro de las manifestaciones Trump. “Si hay alguien fuera de lugar, esas personas son responsables”, dijo.

Pero pareció exonerar a los partidarios que pudieran no poder contenerse justificando su cólera por cómo Estados Unidos fue tratado por las naciones extranjeras. Trump a menudo se refiera específicamente a México y China por supuestamente engañar Estados Unidos en el comercio.

“La gente de Trump es muy, muy apasionada”, dijo Lewandowski. “Ellos están molestos por cómo muchos otros países se aprovecharon del nuestro. Ese es el nivel de frustración que mucha gente siente en este país, y la gente se expresa de diferentes maneras”.

El partidario de 78 años de edad, que fue capturado en el video que surgió el jueves, ha dicho del manifestante en una entrevista televisiva: “La próxima vez que lo veamos, podríamos tener que matarlo”. El partidario de Trump fue detenido y acusado.

El incidente del hombre negro golpeado no es aislado. Hubo casos recientes de reporteros de los medios que fueron agredidos o maltratados en eventos de Trump, uno supuestamente implicando a un empleado de la campaña y a una reportera del Breitbart News, una revista conservadora. Unos días antes, agentes del servicio secreto abordaron a un fotógrafo de Time antes del comienzo de una manifestación de Trump.

Pero los incidentes de aparente tinte racial recibirán la mayor atención. Otro video, también en el evento de Carolina del Norte, apareció mostrando a un estudiante negro joven siendo abordado por policías, tirado al suelo, esposado y maltratado. El motivo aparente: un grupo de hombres negros cerca de él habían protestado a los gritos.

“Al principio me negaba a irme porque todo era sólo producto de ser negro en una manifestación Trump,” dijo Adedayo Adeniyi más tarde. “Básicamente en ese ambiente soy culpable por asociación. Pero el sentido común me dijo que simplemente escuchara a los policías y siguiera caminando. Estos son actos de campañas presidenciales. No estoy en una reunión del Ku Klux Klan. El hecho de que experimentara odio en una reunión de un candidato dice todo lo que se necesita saber acerca de Donald Trump y las personas que lo apoyan. La gente va a actuar de manera más odiosa y racista en entornos en que se sienta no sólo estimulada a hacerlo, sino que se acepta como algo normal”.

Confirmando su decisión de respaldar a Trump, Carson, que se bajó de su candidatura a la nominación republicana hace poco más de una semana, dijo que los dos habían “enterrado el hacha de guerra”. Añadió que había un lado “cerebral” a Trump que la gente no ve.

“Hay dos Donald Trump diferentes”, sugirió. “El que se ve en el escenario y el que es muy cerebral que está sentado allí y considera las cosas con mucho cuidado ... y ese es el Donald que van a empezar a ver más y más”.

Con su famoso pelo de un tono lavanda por la iluminación en el salón de baile oro y blanco del club, Trump también se refirió a la mala sangre pasada entre él y Carson, pero insistió en que no había significado nada en el largo plazo. “Es la política”, dijo. “Es algo difícil, pero yo estaba muy impresionado con la forma en que se defendió. Lo hizo tan bien”.

El apoyo podría ayudar a Trump a mitigar el reto del senador Ted Cruz, que ahora se erige como su único rival sobreviviente creíble. La carrera por la nominación republicana se acerca a otro hito fundamental con los votos en varios estados muy grandes el martes, incluyendo Florida, donde el senador Marco Rubio está resistiendo hasta el fin para permanecer en la carrera. También en juego estará Ohio, la tierra natal del gobernador John Kasich, que también corre el riesgo de desertar si no se gana en su propio estado.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Con una campaña a las trumpadas, Trump se acerca a la nominación republicana.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.