EL MUNDO › ASCENSO RECORD DE PARTIDO ANTIINMIGRACION DE ALTERNATIVA PARA ALEMANIA

La derecha xenófoba arrasó en Alemania

La AfD hizo elecciones históricas en dos de los tres estados en los que se votó ayer. Fue un voto de rechazo a la gestión de la crisis de refugiados por parte del gobierno de coalición conservadora-social demócrata que encabeza Merkel.

La política de refugiados de la canciller alemana, Angela Merkel, sufrió un duro revés en una triple elección regional que castigó a la Unión Cristianodemócrata (CDU) y confirmó el ascenso récord de partido ultraderechista y antiinmigración de Alternativa para Alemania (AfD). Unas 12,7 millones de personas estaban llamadas a votar en los estados de Renania-Palatinado, Baden-Württemberg y Sajonia-Anhalt, en el primer test electoral para la líder alemana desde que decidiera dejar entrar a refugiados varados en Hungría, hace seis meses. El electorado decidió dar un toque de atención a Berlín y usar su voto para rechazar la gestión de la crisis de solicitantes de asilo por parte del gobierno de coalición entre la conservadora CDU, de Merkel, y el Partido Socialdemócrata (SPD), en el poder desde 2013.

De todas formas, el secretario general de la CDU, Peter Tauber, afirmó que el partido no cambiará su política de refugiados a pesar de la pérdida de votos de los demócratacristianos. “No me parece”, contestó ante al ser consultado al respecto. Más claro lo tienen desde AfD. “Lo que vimos en estas elecciones es que los votantes se alejaron de los grandes partidos establecidos y nos dieron su voto, esperando que por fin seamos la oposición que ya no existe en el Bundestag y en otros parlamentos regionales”, dijo la jefa de AfD, Frauke Petry, en la cadena ARD.

Según proyecciones en base a un recuento parcial, AfD registró un ascenso récord en los tres Länder al convertirse en la segunda fuerza más votada en Sajonia-Anhalt (24 por ciento) y la tercera en Renania Palatinado (12,3 por ciento) y Baden-Württemberg (14,9 por ciento). “Tenemos una posición muy clara en la política de refugiados: no queremos recibir a ninguno”, explicó el vicepresidente de AfD, Alexander Gauland. “La gente que ha votado a AfD apoya esta política. La CDU ha perdido votos porque la gente ya no los apoya”, indicó. “La gente que nos votó ha mostrado su oposición a la política de refugiados”, sentenció.

La CDU de Merkel sufrió un revés en el rico Land de Baden-Württemberg, sede de poderosas empresas como Daimler y Porsche, al dejar de ser el partido más votado por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. La CDU cayó desde el 39 por ciento registrado en las elecciones de 2011 hasta el 27 por ciento, por detrás de Los Verdes, que subieron desde el 24,2 por ciento hasta el 30,5 por ciento. “Hemos hecho historia y hemos convertido a Los Verdes en la mayor fuerza del Land”, afirmó el primer ministro de Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, sobre el resultado de su partido entre fuertes aplausos.

El SPD, por su parte, fue uno de los grandes perdedores de la noche al pasar del 23,1 por ciento hasta el 12,7 por ciento en el Land sureño en el que viven 10,7 millones de personas. “El resultado electoral es doloroso. Hemos perdido claramente”, reconoció el candidato del SPD, Nils Schmid. El socio de Merkel también se llevó un duro golpe en Sajonia-Anhalt, donde cayó del 21,5 por ciento de los votos al 10,2 por ciento. Mientras, la CDU descendió desde el 32,5 por ciento al 29,7 por ciento. Por el contrario, en Renania-Palatinado el SPD vio aumentar sus apoyos ligeramente del 35,7 por ciento al 36,3 por ciento. En tanto, la CDU cayó del 35,2 por ciento al 31,7 por ciento.

La candidata de la CDU en ese estado federado, Julia Klöckner, que perdió finalmente frente a la candidata socialdemócrata y actual primera ministra del Land, Malu Dreyer, explicó que muchos votantes de AfD quisieron dar “un toque de atención” al gobierno por su política de refugiados. Sin embargo, recordó al electorado la importancia de saber quién está detrás de ese partido. “Yo digo claramente que los que están a favor de la xenofobia y el odio contra los extranjeros nunca contarán con el apoyo de la CDU. Eso lo quiero dejar claro”, agregó.

El líder del SPD y vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, explicó el fuerte apoyo de AfD en las regionales alemanas como consecuencia de las disputas internas sobre política de refugiados entre la CDU y su socio bávaro, la Unión Cristianosocial (CSU).

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes del AfD festejan el resultado electoral del partido ultraderechista.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.