EL MUNDO › VOTACIONES CLAVE MAñANA EN ESTADOS COMO FLORIDA Y OHIO, QUE PUEDEN DEFINIR NOMINACIONES EN EE.UU.

Llega el segundo Supermartes de la campaña

En la última de las fechas importantes del ciclo de elecciones primarias para la nominación de los candidatos presidenciales, se organizarán en los estados de Florida, Ohio, Illinois, Missouri y Carolina del Norte.

Cinco grandes estados votarán mañana en un día crucial de primarias estadounidenses, en el que Donald Trump espera conseguir los delegados necesarios para obtener la nominación de su partido como candidato presidencial en medio de duras críticas por sus incendiarias declaraciones. Durante el Supermartes 2, bautizado así por los medios estadounidenses, la última de las fechas importantes del ciclo de elecciones primarias para la nominación de los candidatos presidenciales, se organizarán primarias en los estados de Florida, Ohio, Illinois, Misuri y Carolina del Norte.

En los primeros tres estados, quien consiga más respaldo en las primarias republicanas se lleva todos los delegados para la convención nacional de julio donde se nombrará el candidato del partido. Trump espera entonces acercarse el martes a los 1237 delegados necesarios para asegurarse la nominación. El favorito en las primarias republicanas, se preparaba ayer para mitines en los estados de Illinois, Ohio y Florida.

Tras varios incidentes violentos durante sus actos electorales en los últimos días, Trump ha sido acusado de incitar a la violencia y aumentar la tensión con su retórica incendiaria sobre los musulmanes y los mexicanos.

“Tengo por lejos la concurrencia más grande, 25.000, 30.000 personas. Y a veces hay agitadores, que a veces han sido enviados por otra gente. Pero nadie ha sido herido”, se defendió Trump ayer, en una entrevista en Fox News. En un mensaje por la red Twitter acusó al candidato demócrata Bernie Sanders de enviarle manifestantes para molestar en sus mitines de campaña y amenazó a éste, quien desmintió que haya instado a sus partidarios a actuar de esa forma, con enviar a sus propios seguidores.

“Bernie Sanders miente cuando dice que los manifestantes no recibieron órdenes de acudir a mis actos. ¡Atención, Bernie, o mis simpatizantes irán a tus mítines!”, escribió Trump.

Trump arremetió el sábado contra los centenares de manifestantes en Chicago, entre los que había numerosos hispanos y negros, que irrumpieron en el anfiteatro de la universidad donde daría un discurso, en lo que afirmó ser un “ataque planificado”. “Permítanme decirles que los miles de personas invitadas que se movilizaron no causaron ningún problema. Fueron abucheadas, acosadas por otra gente. Gente que, de paso, representa a Bernie (Sanders), el amigo comunista”, dijo.

Por su parte, el presidente Barack Obama llamó, el sábado, a evitar el lenguaje incendiario en la batalla por sucederlo, aunque sin mencionar a Trump. “Quienes están en campaña deben focalizarse en cómo hacer mejor las cosas, no en proferir insultos, bromas de escolares y tergiversaciones, no en dividir por cuestiones de raza o de fe y, por supuesto, no en la violencia entre estadounidenses”, dijo Obama el sábado en Dallas (Texas, centro-sur).

En un acto electoral en St. Louis, en el estado de Missouri, el viernes Trump se había referido a episodios anteriores de violencia en sus mitines afirmando a su audiencia: “Honestamente, es más divertido que escuchar un discurso, ¿no les parece?”. El 1º de febrero Trump había instado a sus seguidores a “golpearse” con manifestantes opositores. Tras los incidentes en Chicago, la favorita demócrata en las primarias presidenciales, Hillary Clinton –que el sábado ganó el caucus en las Islas Marianas del Norte– expresó también una severa advertencia a Trump.

“Si juegas con fuego, causarás un incendio incontrolable. Eso no se llama gobernar. Eso es jugar a la piromanía política”, afirmó Clinton.

El sábado Trump sufrió una clara derrota en los caucus (asambleas populares) republicanos en el estado de Wyoming, donde ganó el senador de Texas Ted Cruz (66%) y en los que él se ubicó por detrás incluso de Marco Rubio (19%). Obtuvo apenas 7% de los votos. En Washington (DC) también ganó Rubio (37,7%) por delante de Kasich (35,5%) y Trump (13,8%).

Mientras Trump busca deshacerse de el fuerte desafío que le plantea Cruz, Clinton hace lo mismo con Sanders. Pero en el supermartes el republicano tendrá a Ruybio y Kasish serán aliados tácitos del senador texaño, mientras que el de Vermont tendrá que ir mano a mano contra la formidable maquinaria financiera y política de la ex primera dama.

Compartir: 

Twitter
 

Sanders de campaña de cara a las cruciales elecciones de mañana, apodadas Supermartes 2 por la prensa estadounidense.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.