EL PAíS › UN PARO DE CONTROLADORES AEREOS COMPLICO LOS VUELOS EN TODO EL PAIS

Mal día para viajar en avión

En Aeroparque y Ezeiza hubo demoras y 20 vuelos cancelados. Casi todos los aeropuertos del país fueron afectados. La medida fue dispuesta por ATE contra la decisión oficial de imponer un convenio de empresa para la navegación aérea. La huelga sigue hoy.

Unos 20 vuelos en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery y el aeropuerto internacional de Ezeiza debieron ser cancelados ayer por una huelga de 48 horas de los controladores aéreos nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). La medida fue acatada en todos los aeropuerto del país, aunque de forma dispar. Según el gremio, el paro responde a la decisión del gobierno nacional de imponer un convenio de empresa para los servicios de navegación aérea, que genera las condiciones previas de una privatización y flexibiliza a los trabajadores. Este convenio, sostiene ATE, se firmó con un sindicato minoritario que lo excluyó, al igual que a otros dos gremios de mayor representatividad. “Si no obtenemos una respuesta vamos a sostener la medida por tiempo indeterminado”, advirtió a Página/12 Adrián Capomassi, delegado general de los servicios de tránsito aéreos nucleado en ATE.

Los pasajeros que debían abordar distintos vuelos en el Aeroparque Jorge Newbery vivieron momentos de incertidumbre por no lograr abordar su avión debido al paro que afectó a los aeropuertos de todo el país. Si bien el nivel de acatamiento varió según el destino, de acuerdo con lo que informó ATE, “en ninguno hubo un funcionamiento completamente normal, ya que en todos se registraron al menos demoras”. El delegado señaló que la medida dependió “de quién es el controlador a cargo de turno y si adhiere o no a la medida”.

Desde las 6.50 de la mañana, ATE dispuso la medida por 48 horas en reclamo por la incorporación de los trabajadores a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), que depende del Ministerio de Transporte, creado para gestionar el tráfico aéreo. Si bien el Gobierno nacional afirma que su creación tiene el fin de “hacer que los vuelos sean más eficientes y operen bajo los estándares de seguridad internacionales”, para ATE se trata de “una empresa que se rige por la forma del derecho privado, suma flexibilización y va en contra de los derechos de los trabajadores”. “Estamos en huelga a nivel nacional, nos están llevando a tomar una decisión de vida sin tener ni voz ni voto, ya que nos quieren pasar a una empresa privada, perdiendo todos los beneficios que tenemos”, consideró el delegado gremial Martín Taborda.

A través de un comunicado, ATE señaló que “el gobierno nacional, de forma ilegal, quiere imponer de la mano de un sindicato patronal (por Atepsa) un convenio de empresa para los Servicios de Navegación Aérea, generando las condiciones previas para una inminente privatización”. Además, explica que el paro pretende “frenar la presentación inconsulta del gremio Atepsa y la patronal, que va totalmente en contra de todo lo que plantea el Convenio Colectivo de Trabajo”.

Capomassi denunció que durante la jornada de protesta “el gobierno intentó a toda costa boicotear la medida reemplazando a los controladores que estaban de turno por otros que no tiene habilitación, que están contratados y a quienes amenazan para que hagan salir los vuelos porque si no los dejan sin trabajo”. El delegado recordó que “coaccionar a los trabajadores es ilegal” y explicó que al estar controlado el despegue y aterrizaje por trabajadores sin habilitación, se pone en riesgo la seguridad del aeropuerto en general y de los pasajeros que están a bordo de esos aviones en particular.

La medida tuvo dispar afectación en las provincias, con un panorama que en Jujuy registró acatamiento total a la medida –con tráfico aéreo solo de aparatos oficiales–, mientras que en Córdoba, Tucumán, Bahía Blanca y Ushuaia reportó algunas demoras o cancelaciones. “Poco después de las 8, en Jujuy no teníamos disponible el servicio de controladores porque los trabajadores adhirieron a la medida de fuerza”, informó José Subirá, jefe del Aeropuerto Internacional Horacio Guzmán. Subirá precisó que la disposición de los controladores perturbó el servicio porque “no se pueden otorgar los permisos de tránsito ni llevar adelante los protocolos para el despegue, ya que dependemos directamente del aeropuerto de la provincia de Salta”. También fueron cancelados los vuelos Jujuy-Buenos Aires y Jujuy-Córdoba previstos en la mañana y la tarde; y también Jujuy-Buenos Aires del horario nocturno.

En Córdoba, la actividad del aeropuerto Ambrosio Taravella se llevó a cabo con mínimos inconvenientes, con los controladores de vuelo activos pese al paro dispuesto por ATE. Durante el día, solo se produjeron dos demoras: una con destino a Rosario y El Calafate, vuelo que fue suspendido desde el lugar de destino, y otro hacia Aeroparque.

Pese a haber declarado los trabajadores de navegación, plan de vuelo, comunicaciones y técnicos el estado de “alerta y movilización”, en Tucumán el aeropuerto Benjamín Matienzo funcionó con normalidad, dijo Arnaldo Yalub, delegado de ATE en la estación aérea. “Estamos presentando servicios a las aerolíneas que lo solicitan y hasta ahora los vuelos llegaron y salieron con normalidad”, detalló el delegado, quien precisó que la situación es analizada en cada turno. No obstante, muchos pasajeros se quejaron porque algunos vuelos salieron con más de una hora de retraso.

En tanto, en Bahía Blanca, la aeroestación civil Comandante Espora operaba en forma normal, aunque con demoras. El jefe del aeropuerto, Carlos Millán, dijo que “se está operando en forma normal pese a algunas demoras en los vuelos porque se vieron afectados los horarios”. “Los dos vuelos de Aerolíneas Argentinas de la mañana arribaron desde Buenos Aires con algunas demoras”, expresó. Millán estimó que, “para los dos vuelos de la tarde –uno de Lan y otro de Aerolíneas– no se esperan complicaciones”. “Hubo empleados (por controladores) que se adhirieron a la medida de fuerza pero fueron reemplazados por otro personal”, informó.

En Ushuaia, apenas uno de los cinco vuelos programados para cubrir la ruta con Buenos Aires fue cancelado, indicaron fuentes extraoficiales del Aeropuerto Malvinas Argentinas de la capital fueguina. El vuelo cancelado fue el número 1870, que debía regresar a Buenos Aires con el número 1871, y que tenía previsto partir desde el aeropuerto de Ezeiza. “La medida no nos afectó tanto hoy (por ayer), pero para mañana (por hoy) existe una gran incertidumbre y no nos dan ningún precisión”, informó el responsable de una agencia de turismo de la ciudad.

En medio del conflicto, los pasajeros se mostraron molestos por la situación. La mayoría de ellos fue informado por su compañía aérea que debido a la medida de fuerza antes de ir a los aeropuertos consulten en las líneas aéreas en las que viajan si los vuelos saldrán o no.

Compartir: 

Twitter
 

Los mayores inconvenientes en el Aeroparque Jorge Newbery se produjeron durante la mañana.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.