EL PAíS › MILAGRO SALA HABLó DESDE LA CáRCEL DONDE ESTá DETENIDA EN JUJUY

“Me quieren con una mordaza”

La dirigente de la Tupac Amaru dijo que es perseguida por Gerardo Morales y que la provincia está “militarizada”. “El Gobierno entretiene con la película de que Milagro Sala es corrupta y mientras tanto están tapando la gran desocupación que hay”, aseguró.

La dirigente social Milagro Sala habló por primera vez para una radio desde el penal de mujeres del Alto Comedero de Jujuy, donde se encuentra detenida hace casi cinco meses. “Quiero agradecer de todo corazón todo lo que están haciendo por mí y mis compañeros”, dijo. “Creo que la única manera que ahora tenemos de reconstruir lo que hicieron en estos meses es militando, trabajando en la calle, en los sindicatos, en los barrios.” La líder de la organización Túpac Amaru habló de la causa en su contra, de la militarización de la provincia de Jujuy, de la persecución del gobierno de Gerardo Morales a los integrantes de la organización y del esfuerzo del Gobierno no sólo para consolidar su detención sino para callarla. Explicó que Morales inició una investigación contra doce guardiacárceles porque ella logró enviar un mensaje a un plenario de Miles. “Esta es una persecución, me quieren callar, no quieren que hable, me quieren tener con una mordaza. Me tienen presa -dijo– pero no pueden callarme.”

Sala dialogó con la periodista Cynthia García y, por AM 750, con el diputado del Parlasur Eduardo Valdés. Su palabra se difundió mientras concluía en la provincia una jornada con integrantes de organizaciones sociales, políticas y culturales de todo el país congregados en el primer Encuentro Nacional de Comités por la Libertad de Milagro Sala. El Encuentro, que concluyó con un documento en el que pidieron la intervención del Poder Judicial de la provincia, incluyó la celebración de una misa en las afueras del penal, encabezada por Movimiento de Curas de Opción por los Pobres (ver aparte).

“Yo no había tomado (conciencia de) la dimensión de que tanta gente tiene en cuenta a nuestra organización y pide por la libertad de los nueve detenidos, que somos presos políticos”, dijo. “Nos han fortalecido estas muestras porque en algún momento uno cree que está sola pero las actividades de miles y miles nos fortalecen bastante”. “Yo vengo de haber militado desde los 14 años en el peronismo, después en ATE, en la CTA y en la Túpac Amaru que ha sido una de las organizaciones que se armaron en la década del ‘90 cuando muchos compañeros nuestros habían quedado desocupados. Esto es lo que está pasando hoy, pareciera que vuelve a repetirse la película”.

A cinco meses de su detención “ilegal” como la definen las organizaciones de apoyo en cada comunicado, Sala habló del fortalecimiento de la organización pese a la persecución y el bloqueo mediático sobre su defensa. “Vivimos en una provincia militarizada. A cuántos compañeros, que andan en la calle para ir a una reunión de la Túpac, los levantan, les dan una paliza y los tiran por ahí. El gobierno entretiene con la película de que la Milagro Sala es corrupta, la Milagro Sala y las valijas, y mientras tanto, por decreto, están tapando la gran desocupación que hay en la provincia”.

A comienzos de junio, la dirigente logró mandar un mensaje a un plenario de Miles que se hacía en la provincia de Buenos Aires. Ese mensaje se viralizó. “¿Sabés que hizo (el fiscal Alejandro) Maldonado?”, dijo Sala a Cynthia García, “quiso meter presos a toda esa guardia que son doce en total en el Penal de Mujeres. La verdad es que algo sorprendente”.

La organización también promovió una denuncia sobre este episodio. El comunicado explica que “comenzó una caza de brujas contra todo el personal del servicio penitenciario que se encontraba ese día en la Unidad 3 del Alto Comedero y a quienes se les inició un sumario administrativo”. Desde la Túpac Amaru denunciaron “esta nueva maniobra por parte del Ejecutivo provincial para hostigar a Milagro Sala, privada ilegalmente de su libertad desde el 16 de enero”.

Dijeron “que era chorra –siguió Sala—. Que era narcotraficante. Que era delincuente. Que era todo. Todo dijeron de mi. Y no sabes la impotencia que sentía porque no me podía defender. Lloraba de bronca”.

La dirigente habló de las condiciones de detención. El domingo pasado este diario publicó un cuadro de situación con la denuncia de la organización y el diagnóstico que hicieron los organismos de derechos humanos de la provincia durante una visita a la cárcel. Desde hacía varias semanas las presas estaban sin agua caliente ni calefacción en un lugar en el que también les negaban a las familias poder llevarles abrigo. También hablaron ese día de los sistemas de castigo. En la entrevista, Sala dijo que inmediatamente después, el día lunes, el gobierno llegó al penal con un calefón. “A mí me gustaría que vengan Clarín, TN o La Nación a ver la pieza vip en la que vivo porque mostraron una foto en la que se veía una cama a medias. No dijeron que quien te habla comparte la pieza con cuatro compañeras. Que las paredes están húmedas y hay parte del techo rajado. Esto no lo mostraron. El día lunes vinieron con un calefón y recién tuvimos agua caliente el día martes. Y el martes a la siete de la tarde, vino la dirección de derechos humanos y sacó fotos. Lo que no hicieron en todo ese tiempo lo hicieron en tres días”.

Compartir: 

Twitter
 

“Lloraba de bronca porque no me podía defender”, dijo Sala.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.