EL PAIS › REPUDIOS A LA PARTICIPACION DE CARAPINTADAS Y REPRESORES EN LOS FESTEJOS DEL BICENTENARIO

“Es una afrenta a la democracia”

Macri evitó referirse a la presencia de Rico y defensores de la dictadura y habló de una etapa “de reconciliación”. Organismos de derechos humanos y dirigentes del FpV y del radicalismo, entre otras fuerzas, manifestaron su rechazo.

El presidente Mauricio Macri sostuvo que la demostración de bandas militares por el Bicentenario de la Independencia significó un “reencuentro de los argentinos”, pese a la polémica suscitada por la presencia del carapintada Aldo Rico, del teniente coronel Emilio Nani, embanderado defensor de la última dictadura militar o del represor Carlos Carrizo Salvadores, condenado por la masacre de la Capilla del Rosario y recientemente liberado por la Cámara de Casación. Lejos de referirse a la presencia de ellos en los desfiles, Macri destacó que el país transita una etapa de “reconstrucción, de reconciliación, de reconocimiento del otro”. En cambio, la participación del carapintada y los defensores del terrorismo de Estado en la celebración oficial fue repudiada por organismos de derechos humanos y por varios sectores del arco político, incluido el radicalismo, aliado de Macri.

“Era la primera vez que desfilaban los héroes de Malvinas, la verdad que uno no entiende por qué esas cosas han pasado (que no lo hayan hecho antes), pero lo importante es que hoy estamos en esta etapa”, planteó ayer el jefe de Estado, durante un acto de relanzamiento del plan de viviendas Procrear, en el barrio porteño de Parque Patricios. El Presidente evitó referirse a la presencia de Rico.

Quien sí se refirió fue el ministro de Defensa: Julio Martínez desligó al Ejecutivo de haber invitado a Rico a la celebración. “Yo no lo invité. Ni me puse contento porque estuvo. Ni nadie del Gobierno lo invitó. Ni nadie del Gobierno se puso contento, pero fue”, sentenció el funcionario sobre la presencia de Rico, que protagonizó dos alzamientos militares durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

El carapintada defendió su participación en las celebraciones del Bicentenario al sostener que existe “otro espíritu” en el país y que confía en que Macri “lo pueda aprovechar”. Rico negó haber recibido invitación oficial alguna al desfile: “Fui porque era jefe de los comandos de Malvinas. Hacía tanto tiempo que no se desfilaba. No necesito ninguna invitación del Gobierno, ni del Ministerio de Defensa, ni de nada”, desafió.

Los repudios no tardaron en llegar. Memoria Abierta fue uno de los organismos de derechos humanos más enérgicos en expresar su repudio a la participación en los festejos públicos “de quienes se alzaron contra la democracia” y manifestó su “preocupación” por las declaraciones de Macri. “Que el Gobierno conceda espacios públicos a quienes atentaron contra el orden constitucional y hacen apología de crímenes aberrantes es un agravio a la democracia que la Argentina ha consolidado con mucho esfuerzo durante décadas”, planteó el colectivo de organismos.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo también alzó la voz. “Macri nos golpea donde más nos duele. Hace desfilar a los asesinos de nuestros hijos, a Rico. Hacer desfilar a estos tipos es como volver a matar a nuestros hijos”, advirtió a través de un comunicado. Allí, las Madres lideradas por Hebe de Bonafini sostienen que “es vergonzoso” que Macri “crea que se puede reconciliar una Madre a la que le han asesinado los hijos vilmente, torturados y violados”. “No están condenados todos los asesinos de nuestros hijos. Hay muy pocos, la mayoría está junto a usted, en su gobierno. Por eso habla de reconciliación, porque quiere reconciliarse también, quiere que lo perdonemos y, sabe usted, no lo vamos a perdonar, señor Presidente. Macri: no lo vamos a perdonar.”

El bloque de senadores del Frente para la Victoria reclamó que “personajes como Aldo Rico, Emilio Nani o los ‘veteranos del Operativo Independencia’ no pueden ser distinguidos con su inclusión en las celebraciones y desfiles oficiales”. El legislador y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del parlamento porteño, José Cruz Campagnoli, desmintió el desconocimiento del Gobierno sobre la presencia de los defensores de la dictadura, represores y ex carapintadas: “Macri como presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas es el principal responsable de la presencia de Rico en el desfile de ayer. Alguien que se levantó contra la democracia no puede desfilar en un acto patrio, es una afrenta a la democracia”, sostuvo.

Incluso desde el radicalismo protestaron por la presencia de carapintadas en las calles durante los festejos. “Pocas cosas son tan opuestas a los valores que el 9 de Julio representa como el Movimiento Carapintada y el Operativo Independencia”, se quejó el diputado radical Ricardo Alfonsín. La presidencia de su padre, Raúl Alfonsín, fue blanco del alzamiento carapintada de 1987. “Es inexplicable, por decirlo de alguna manera, que a alguien se le ocurra reunir oposiciones simbólicas tan fuertes en un mismo acto”, puntualizó Alfonsín.

Por su parte, la diputada radical Cecilia Moreau consideró “un insulto a la democracia” la presencia “en lugar de honor” de Rico, y relacionó su participación en las celebraciones oficiales por el Bicentenario de la Independencia con “pequeños gestos sucedidos los últimos meses que significan un retroceso en la defensa de la democracia”.

La presidenta del bloque de Libres del Sur en la Cámara de Diputados, Victoria Donda, criticó al Presidente por invitar al rey emérito Juan Carlos de España y plantear que la independencia del país generó “angustia” entre los libertadores y repudió la participación de Rico en los desfiles. “Debe llamarnos a una profunda reflexión en esta fecha tan especial”, esbozó Donda. “Cada Presidente decide la forma en la que va a pasar a los libros de historia. Macri durante los festejos por el Bicentenario de la Independencia ya se reservó las páginas más tristes”, concluyó.

En tanto, el dirigente del Partido Obrero Gabriel Solano denunció que la presencia de Rico, Nani y Carrizo Salvadores “mostró que el desfile militar fue la oportunidad para que Macri blanquee su política de impunidad para los represores de la dictadura”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared