EL PAIS › LA SECRETARIA DE DD.HH PEDIRA QUE SE REVOQUE LA PRISION DOMICILIARIA DE UN REPRESOR

Etchecolatz logra sumar rechazos

Ante “las serias dudas” por el real estado de salud del represor condenado por delitos de lesa humanidad, acusado también de hacer fraguar los informes médicos, la Secretaría de Derechos Humanos pedirá hoy que siga en prisión.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación solicitará hoy al Tribunal Oral Federal 1 (TOF-1) de La Plata que revoque la prisión domiciliaria del ex comisario Miguel Etchecolatz por las “serias dudas” sobre los informes de los médicos del Servicio Penitenciario Federal (SPF) que sirvieron de fundamento a la resolución que le otorgó ese beneficio. La decisión que hizo pública el secretario Claudio Avruj se produce luego de que organismos de derechos humanos y la Unidad Fiscal de delitos de lesa humanidad de La Plata pidieran que se investigue si médicos penitenciarios falsearon datos en la historia clínica del represor, de la que surge que aumentó siete kilos antes de comenzar una supuesta huelga de hambre. El juez federal Ernesto Kreplak, que le había negado el arresto domiciliario y ordenado su traslado a un hospital extramuros, ordenó ayer que Etchecolatz vuelva al Hospital Penitenciario 1 de Ezeiza. El rápido levantamiento de la huelga de hambre al ser alojado en una clínica privada acrecienta las sospechas sobre la supuesta medida de fuerza y la consecuente disminución de peso apuntada por los peritos médicos del SPB. Los fiscales federales Juan Martín Nogueira, Hernán Schapiro y Marcelo Molina, en tanto, presentarán hoy un recurso para que la Cámara de Casación revea la resolución del TOF-1 a favor del ex policía.

La Secretaría de Derechos Humanos, querellante ante el TOF-1, pedirá “que revoque el arresto domiciliario en función de las serias dudas que dejan los estudios médicos con que se fundamentó su otorgamiento”, explicó Avruj. “Esta es la evaluación que surge de nuestro equipo de abogados y entendemos que es la posición que tenemos que llevar adelante”, agregó. “Es un pedido de revocación, no una apelación porque la ley nos lo prohíbe”, dijo sobre la imposibilidad de que las querellas apelen decisiones sobre ejecución de penas. El escrito, que se presentará a primera hora, explica que las consideraciones de los jueces Germán Castelli, Jorge Michelle y Alejandro Esmoris para otorgarle la domiciliaria fueron arbitrarias porque no respondieron a las pericias del Cuerpo Médico Forense según las cuales puede cumplir sus penas en un hospital penitenciario, explicaron desde la Secretaría. También destaca que si luego Etchecolatz se autoinflingió lesiones por una huelga de hambre, esa medida voluntaria no puede modificar el criterio anterior, tal como había argumentado antes Kreplak (“no puede cederse al empeño autolesivo” para lograr “un beneficio que de otro modo no le correspondería”). La presentación del Ejecutivo será en el incidente del TOF-1 sobre prisión domiciliaria, que acumula tanto las causas que terminaron en condenas como los procesos elevados a juicio.

En su resolución de ayer, Kreplak apuntó que el propio Etchecolatz pidió “su reincorporación a la unidad penitenciaria”. El sábado último a las 20 “el imputado levantó voluntariamente la huelga de hambre” que en teoría había iniciado el 25 de julio y “comenzó a ingerir alimentación de modo espontáneo”. El represor estaba en la clínica “2 de abril” de Lomas de Zamora desde el viernes, es decir que tras apenas un día ante médicos y enfermeras distintos a los penitenciarios no pudo sostener la supuesta medida de fuerza. El magistrado apuntó que según los médicos de la clínica “el imputado ingiere alimentos espontáneamente, se encuentra sin signos actuales de deshidratación y en condiciones de ser trasladado”.

Compartir: 

Twitter
 

Etchecolatz apeló a la huelga de hambre para presionar.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared