EL PAIS

A Néstor Kirchner hoy lo votaría el 53 por ciento de los argentinos

Una encuesta que anoche le hicieron llegar al Presidente a España refleja el crecimiento de su popularidad, pero también la preocupación de la gente por la desocupación y la inseguridad.

 Por Diego Schurman

Las buenas noticias no sólo las recibió en España. Al filo de la medianoche madrileña, Néstor Kirchner disfrutó del resultado de una encuesta que le enviaron desde Buenos Aires. En ella, el mandatario no sólo mantiene una imagen positiva de más del 80 por ciento sino que además aparece como un contundente ganador de una hipotética elección presidencial, con el 53 por ciento de los votos, superando ampliamente el 22 por ciento que obtuvo el 27 de abril de 2003.
El sondeo fue realizado por Ricardo Rouvier & Asociados, entre el 27 y el 31 de diciembre. Se entrevistaron 1200 personas de Capital, Gran Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Rosario, Córdoba y Mendoza.
En la tarde de ayer, el trabajo “preparado especialmente para el Presidente de la Nación. Dr. Néstor Kirchner” –según reza en su tapa– aterrizó en la Casa Rosada. Fue apenas una escala: rápidamente se la hicieron llegar vía fax a España, probablemente para ser distribuida hoy a la prensa que realiza la cobertura de la gira.
Por el horario en el que circuló, es poco factible que el trabajo haya llegado a las manos de José María Aznar. Pero, evidentemente, el jefe de gobierno español ya está al tanto del respaldo con el que cuenta Kirchner. “He leído de tu popularidad y me preguntaba si tenía sentido recibir a este tío, que debe estar naturalmente insoportable”, le dijo ayer al recibirlo en el Palacio de la Moncloa.
El notorio crecimiento del Presidente viene acompañado de una caída de quienes fueron sus competidores del propio justicialismo. El caso más notorio es el de Menem: del 24,5 por ciento que en abril lo posicionó como ganador de la primera rueda, cayó al 2,8 por ciento de intención de voto. El estrepitoso descenso también lo sufrió Adolfo Rodríguez Saá, quien del 14,11 por ciento que lo colocó en el cuarto lugar, pasó a una intención del 2,6 por ciento.
Hay que hacer una salvedad: aun sin estar en campaña proselitista, la misma gestión, e incluso los actos de gobierno, pueden entenderse como tal. En cambio, los ex presidentes prácticamente no tuvieron actividad pública. Más allá del nacimiento de su hijo Máximo, y en la última semana de sus entuertos judiciales, poco y nada se supo de la vida de Menem. Lo mismo ocurrió con “El Adolfo”, quien sólo despertó comentarios cuando se informó sobre sus vacaciones en Grecia. Dicho de otro modo, Kirchner viene gobernando prácticamente sin oposición política.
Otra observación: también es difícil cotejar si la gente, a la hora de responder, a pesar de tener un menú amplio de candidatos, inconscientemente polarizó la votación entre Kirchner y el resto, como si se tratara de un ballottage y no de una primera ronda.
Según detalla el trabajo de Rouvier, “Kirchner crece fuertemente en los sectores bajos en donde el 27 de abril la penetración de Rodríguez Saá y Menem era mucho más fuerte. También recibe un gran apoyo de los jóvenes de 18 a 25 años”.
Entre sus contendientes por fuera del PJ, Elisa Carrió es la que menos pérdidas de adhesiones sufrió. En el 2003 obtuvo 14 puntos. Hoy su intención de voto es de 10 puntos. Según el trabajo, la líder del ARI “mantiene una buena presencia en la clase media típica”. Curiosamente, Lilita es, de todos los ex candidatos, quien criticó con mayor vehemencia a la administración kirchnerista.
Cuestionó la “construcción hegemónica” del primer mandatario y se quejó por la “cooptación” de dirigentes de la oposición, entre ellos los propios, como sucedió con su ex mano derecha Graciela Ocaña, quien hoy ocupa la intervención del PAMI.
En cambio, no se escucharon demasiadas quejas en voz alta de parte de Ricardo López Murphy, quien se presentó en las elecciones con un proyecto de país muy diferente al de Kirchner. Claro que eso no le privó de sufrir pérdida de adhesiones. Si entonces obtuvo el 16,4 por ciento de los sufragios, ahora su intención de voto es del 9,8. Dicho en pocas palabras: si hoy fueran las elecciones presidenciales, Kirchner ganaría la primera vuelta con el 53 por ciento de los votos, seguido por Carrió, con el 10,2; López Murphy, con el 9,8; Carlos Menem con el 2,8; y Rodríguez Saá con el 2,6.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.