EL PAIS › FUE AMIGABLE LA REUNION ENTRE
KIRCHNER Y AZNAR. HOY COMPARTEN LA CENA

Intercambio de flores en la Gran Vía

Alrededor de una hora duró el encuentro entre los dos presidentes. La cuestión de los inmigrantes argentinos integró la charla y se seguirá analizando, pero por ahora no hay cambios concretos. La charla fue general y el saldo, según ambos mandatarios, muy positivo. Hoy volverán a reunirse en una cena a solas. También hubo encuentros, y mutuas alabanzas, con empresarios españoles. Euforia en la comitiva especial, empezando por el Presidente y la primera dama.

 Por Nora Veiras

“He estado leyendo que tienes el 80 por ciento de popularidad. Con ese dato me preguntaba si tenía sentido recibirte. Me decía: ‘este tío debe estar insoportable’”. Así empezó la charla entre el presidente del gobierno español José María Aznar y su par argentino Néstor Kirchner. Después de casi una hora de diálogo en el Palacio de la Moncloa, los dos abundaron en elogios y se esmeraron en declaraciones genéricas para describir acuerdos en temas económicos y, sobre todo, en hilvanar un discurso que apaciguara el reclamo de los inmigrantes que pugnan por ser legalizados.
“Estamos felices con todos los argentinos que están en España y deseamos que todos los que tengan la oportunidad de venir y trabajar puedan hacerlo y residir legalmente. Los problemas que hay, los hablaremos dentro de la legalidad y con sentido común”, dijo Aznar y Kirchner se mostró satisfecho porque el tema “se trató con seriedad y responsabilidad”. La comprensión se traducirá en una comisión binacional que estudiará cómo solucionar la situación de más de 80 mil argentinos que están irregularmente en la península. Por ahora, es eso: buscar una vía de negociación. Aznar sí se pronunció sin ambigüedades al anunciar su respaldo en el directorio del FMI para aprobar la revisión del acuerdo de la Argentina con ese organismo por “los éxitos y la recuperación económica del país en los últimos meses”.
–¿Qué sensación le quedó después del encuentro con los inmigrantes en el círculo de Bellas Artes? –le preguntó Página/12 a la senadora Cristina Fernández de Kirchner.
–Más que sensación, conclusión. El problema migratorio es muy complejo. Es difícil tener una consideración especial cuando se trata de una política migratoria general. Nosotros hemos planteado nuestra preocupación en la cena con los reyes y después con Aznar. Pero... quisiera que sea el canciller quien hable del tema –concedió la senadora, mientras un orfebre la interceptaba en medio de la recepción a empresarios turísticos para regalarle un salero de plata en forma de flor “igual al que le vamos a enviar al príncipe Felipe para su boda”.
El canciller Rafael Bielsa se reunirá hoy con su par española, Ana Palacio, para motorizar esa comisión binacional. Y mañana tendrá un encuentro con los representantes de los inmigrantes argentinos. Anoche, los funcionarios destacaban que “Mariano Rajoy –el candidato del Partido Popular a suceder a Aznar en las elecciones del 14 de marzo– le dijo al Presidente que Aznar lo había llamado para plantearle la preocupación por los inmigrantes argentinos y la necesidad de encontrarle alguna solución al tema”. Una señal que analizan como una continuidad de política y los entusiasma.
El problema está lejos de ser sencillo de resolver. La última modificación a la Ley de Extranjería, que se reglamentó el 1º de diciembre pasado, estipuló que para obtener la residencia el inmigrante tiene que tramitar antes un permiso de trabajo en el consulado español del país de origen. “Esto supone que los miles de argentinos que están acá en situación irregular se tendrían que volver al país para desde allá hacer los trámites. Un imposible en términos de costo económico y de posibilidades de conservar cualquier trabajo que se esté haciendo”, explicó una inmigrante que entró en la última amnistía del 2001, que permitió otorgar la residencia a quienes presentaran una oferta de trabajo cierta. En España se calcula que hay alrededor de un millón de inmigrantes irregulares, de los cuales alrededor de 100 mil son argentinos. Las organizaciones de inmigrantes explican que la Argentina tiene cinco tratados bilaterales firmados con España que garantizan la igualdad de trato. Desde el Gobierno advierten que no está garantizada la”reciprocidad”, pero al mismo tiempo señalan que “se puede argumentar que todo convenio de esas características supone la reciprocidad y es cierto que España no los denunció”. El tire y afloje recién empieza y la Unión Europea mira expectante qué hace el país observado como una de las puertas de entrada de “ilegales” al viejo continente.

A seducir

La inauguración de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) fue la excusa oficial del viaje de cuatro días de Kirchner a Madrid y se concretó ayer, después de la charla con Aznar. El rey Juan Carlos lo sentó a su lado y la comitiva argentina se mimaba, exultante: “El rey está chocho con nosotros”. Entre custodios desquiciados por el aluvión que los apretujaba, el rey y la reina Sofía acompañaron a Kirchner y su esposa a sobrevolar por el stand argentino. De impecable trajecito lila, Sofía corría llevada de la mano por su esposo que ponía el cuerpo para salir de en medio del gentío. Para entonces, Cristina Fernández de Kirchner ya había logrado zafar para asistir a un encuentro de la Real Academia Española (ver aparte). El presidente, en cambio, recorrió (en rigor, re-corrió) para pasar por los stands de Chile y de Brasil. Llevados por la marea humana se chocaban el ex presidente Eduardo Duhalde; el titular de RepsolYPF, Alfonso Cortina; el consejero delegado de la empresa Ramón Blanco; el diputado José María Díaz Bancalari y el senador Miguel Angel Piccheto, entre muchísimos otros. Una foto con una inmensa mulatona bahiana fue el último recuerdo de Kirchner en la feria, antes de presentar la Guía Turística de Repsol-YPF en el mismo predio.
–Te vengo a pedir un préstamo –lo desconcertó el Presidente a Alfonso Cortina, quien lo esperaba como anfitrión en la puerta de su stand.
–Oye tío, se me hiela la sangre. Tú –mirando al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido– me habías dicho que estaba todo arreglado –lo atajó el presidente de Repsol entre risas.
“Esperamos que Repsol siga invirtiendo con fuerza. Cada vez con menos costos y tarifas más baratas”, siguió el Presidente apenas se subió al stand de la empresa. Otra “broma”, el único modo en que la comitiva oficial se permitió hablar del espinoso tema de tarifas. “El presidente es firme para defender sus convicciones y nosotros también”, precisó Cortina, el único gran empresario que viajó a Buenos Aires para asistir a la asunción de Kirchner y que viene negociando con él desde sus tiempos de gobernador de Santa Cruz.

Lengua

Kirchner optó por un almuerzo con sus ministros y Cristina se concentró en la Real Academia. Allí terminaron de afinar la convocatoria al Tercer Congreso Internacional de la Lengua Española que se realizará en Rosario. Víctor García de la Concha, el titular de la Real Academia, aseguró que ya está todo arreglado para el encuentro que tendrá lugar en Rosario entre el 17 y el 20 de noviembre. El tema es garantizar el millón setecientos mil euros necesarios para organizarlo. Aportes del gobierno de Santa Fe, de la Municipalidad de Rosario, de la Nación y de empresas privadas permitirán invitar a alrededor de 150 participantes, entre ellos los ganadores del premio Cervantes de Literatura para debatir sobre la expansión del idioma español. El escritor Ernesto Sabato será el homenajeado en ese encuentro a donde piensan asistir los reyes de España quienes, aprovechando la bolada, visitarán Ushuaia.
Bielsa tomó la posta de ese anuncio porque la senadora partió antes de la rueda de prensa. El canciller completó el día con la seguidilla de reuniones del presidente con el ex jefe del gobierno español, el socialista Felipe González, y el candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy. “Lo de Felipe fue un largo monólogo, muy agradable, sobre política internacional, sobre sus temores ante la evolución de la relación entre Bolivia y Chile y sus reparos por el alineamiento automático de Aznar con la política exterior de George Bush. El presidente argentino le planteó los términos de la negociación con el FMI y ratificó que no está dispuesto a comprometer más que el 3 por ciento del superávit fiscal. De las empresas españolas no se habló”, resumían los argentinos y rechazaban que esta vez hubiera actuado de lobbista de “los cinco grandes”: Repsol, Telefónica, Endesa (Edesur) y los bancos Santander (Río) y Bilbao Vizcaya (Francés). Si efectivamente así ocurrió, sería toda una novedad.
Hoy la rueda seguirá con el presidente del Grupo PRISA, Jesús Polanco, que estaría interesado en invertir en la Argentina –algunas versiones indican que en Radio Continental y Telefé–, y con los titulares de Telefónica y Endesa. También se encontrará con el candidato a presidente del socialismo, José Luis Rodríguez Zapatero. A la noche cenará, a solas, a agenda abierta, con Aznar.

Compartir: 

Twitter
 

Conferencia de prensa conjunta con Aznar, en la que Kirchner luce la sonrisa que lo viene acompañando durante la visita.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.