EL PAíS › EL PAPA SE REUNIó CON OBISPOS ARGENTINOS Y CON EL CINEASTA PINO SOLANAS EN EL DíA DE LA LEALTAD

“Está preocupado por el país y el mundo”

Solanas se encargó de difundir su encuentro con Francisco, a quien definió como “su líder moral”. Aseguró que no hablaron del presidente Macri. La Conferencia Episcopal Argentina le insistió en la invitación para que visite su país y planteó cuestiones pastorales.

Durante más de una hora, el Papa departió en Santa Marta con Pino Solanas y su esposa Angela Correa. Foto: Télam

El 17 de octubre, el papa Francisco tuvo una jornada argentina y peronista en el Vaticano: primero recibió a la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), con quienes abordó temas relacionados con la vida pastoral de la Iglesia en el país. Los obispos reiteraron un pedido para que el Papa viaje a la Argentina (una visita pendiente desde su asunción y aun sin fecha) y le obsequiaron una escultura del cura Brochero, el sacerdote cordobés santificado un día antes. En cambio, Francisco se reunió en su residencia de Santa Marta con el senador porteño Fernando “Píno” Solanas. “Vinimos a ver al Papa porque defendemos y militamos la encíclica Laudato Si”, dijo Solanas en referencia al documento que firman dirigentes de extracción peronista de diversas corrientes partidarias a favor de la exhortación eclesiástica de Francisco para combatir la degradación ambiental y el cambio climático. “Es mi líder moral”, sostuvo el cineasta tras el encuentro con el papa, a quien le regaló su película y su libro “El legado” de Juan Perón en el día de la Lealtad Peronista.

Francisco recibió a la cúpula de la Iglesia católica argentina en el Palacio Apostólico del Vaticano, donde durante 40 minutos –según el escueto comunicado de la CEA–, los obispos “dialogaron con el Santo Padre sobre temas relacionados con la vida pastoral de la Iglesia en nuestro país”, como “las iniciativas llevadas adelante en el marco del Año Santo de la Misericordia”.

Aunque no debe haber escapado a la agenda, el respaldo de la CEA al “diálogo social” convocado por el Gobierno a través de un documento de once puntos “para alcanzar un acuerdo” del Foro de Habitantes a Ciudadanos, que integran entidades sindicales, empresarias, académicas y distintas confesiones religiosas.

Del encuentro con Francisco participaron el presidente de la CEA y arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo; el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli; el arzobispo de Salta Mario Cargnello; y el obispo de Chascomús Carlos Malfa. Todos posaron para la foto oficial. Los obispos le obsequiaron una escultura del cura Brochero, cuya santificación presenciaron el domingo junto al presidente Maruicio Macri.

La reunión de más de una hora con Solanas en Santa Marta tuvo otras características, aunque también ligadas a la labor papal. “El encuentro que tuvimos fue bárbaro, tocamos temas muy importantes y profundos. Venimos porque defendemos y militamos la encíclica Laudato Si, que ha leído muy poca gente y que defiende la naturaleza y la causa ambiental”, dijo el senador tras el encuentro con Francisco.

El senador le entregó al Papa el documento que firmaron, entre otros, el propio Solanas, el legislador porteño y “amigo” de Francisco, Gustavo Vera (Bien Común), el massista Felipe Solá, otros más cercanos al kirchnerismo como Julián Domínguez, Eduardo Valdés y Cristina Alvarez Rodríguez y los sindicalistas Omar Plaini y Héctor Daer. “El documento llama a la unidad nacional y a la defensa de la Argentina y plantea 10 puntos que creemos que son importantes para la vida nacional: la defensa del trabajo estable, de la ecología integral, la revisión de los contratos petroleros, entre otros grandes temas. Llama a militar la cultura del encuentro y también hablamos del momento ingrato que vive el país y Latinoamérica. Me siento muy identificado con las cosas que plantea Francisco”, afirmó Solanas.

“Son encuentros siempre muy afectuosos. Por supuesto que está preocupado por el país, por el mundo y por la región. Le hablé de un golpe blando en Brasil y asintió mi aseveración sin decir nada”, interpretó Solanas sobre su charla con Francisco. “No fui a desarrollar temas político-partidarios, pero sí lo noté muy preocupado porque Argentina está muy desunida”, agregó Solanas. “No hablamos apra nada de la visita de macri”, aseguró Solanas y consideró “un disparate decir que la red laudatista es un grupo antiMacri. Eso es banalizar el grupo que formamos para difundir la encíclica Laudato Sí de Francisco”.

Consultado por su identificación con el peronismo y la simbología de la fecha de la entrevista con Francisco, el senador se limitó a responder que desconocía si fue elegida “por agenda o por picardía”. Por las dudas, Solanas –que asistió al encuentro junto a su esposa Angela Correa– no fue desprovisto: le regaló a Francisco en el Día de la Lealtad peronista su película El legado de Juan Perón y el libro que la acompañó, además de toda la colección de films en su larga trayectoria como cineasta.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.