EL PAíS › DEFINICIóN DE LA CGT ANTES DE LA REUNIóN CON EL GOBIERNO Y LOS EMPRESARIOS

“El bono no es suficiente”

Los dirigentes de la CGT coincidieron en que la suma de mil pesos ofrecida por el Gobierno es baja. Macri les pidió prudencia a los sindicalistas. Triaca aclaró que la Nación no garantizará que las provincias paguen el bono a los estatales.

A las puertas de la reunión con las cámaras empresarias y el Gobierno, desde la CGT señalaron que el bono “no es suficiente”. Así lo sostuvieron ayer Héctor Daer y Carlos Acuña, integrantes del triunvirato que conduce la central, y también el camionero Hugo Moyano. Durante la jornada, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aclaró que la Nación no garantizará que las provincias paguen el bono a los trabajadores públicos. El presidente Mauricio Macri pidió a los dirigentes sindicales que tengan una actitud “prudente” e “inteligente”.

Daer, Acuña y Moyano, junto a otros dirigentes sindicales, participaron en el acto por el día de la lealtad en San Vicente. En la entrada a la quinta que perteneció a Juan Perón, hablaron sobre las negociaciones tripartitas que comenzarán mañana.

“Siempre que hubo que discutir salario, nos pareció insuficiente. Creo que (el bono) es insuficiente”, definió el titular de Camioneros. Moyano apuntó que la situación económica “que se vive y se palpa en la gente realmente no es la mejor. Es muy complicada y el Gobierno, a mi entender, no encuentra el camino adecuado para salir lo más rápido posible de esta crisis”.

Más allá de la evaluación compartida entre los dirigentes sobre la pobreza del bono, las diferencias sobre la postura que debe tomar la central obrera volvieron a quedar expuestas. Contra la posición del moyanismo y los gremios de la Corriente Federal que cuestionaron la suspensión del paro y preparan una medida junto a las CTA, Daer, por ejemplo, señaló que “no hay plazos” en la negociación.

“Nosotros no hablamos de un plazo; estamos hablando de una coyuntura que es crítica para muchos sectores de los trabajadores. Vamos a escuchar lo que nos van a decir”. El diputado del Frente Renovador agregó que la CGT piensa en cubrir “esta coyuntura y a partir de ahí establecer una discusión completa sobre a dónde va el país y cómo vamos a hacer para generar puestos de trabajo reales con esta legislación laboral”.

En cuanto a la negociación sobre el bono con las cámaras, Daer remarcó que los empresarios “tienen que afrontar esta situación poniendo plata” y dejar de esconderse “detrás de bambalinas”.

Acuña, a su vez, salió al cruce de las críticas que les hizo Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores, que acusó a los cegetistas de discutir migajas y “humillar” a la clase obrera. “Me enteré ahora que Yasky es dirigente gremial”, le replicó Acuña. “No sé dónde estuvo estos doce años.”

Consultado sobre disidencias dentro la propia CGT, afirmó: “Tenemos un consejo directivo, donde se resuelve por mayoría, y no voy a pensar mal de los compañeros que piensan distinto; por el contrario, los respeto. Los cuerpos orgánicos de la CGT son los que deciden. Esta es una coyuntura con mucha discusión entre todos, pero acá no hay que descartar nada”. Sin embargo, aclaró que no ve “cercana la posibilidad de que haya un paro nacional ahora”, porque “a la intención la están entendiendo todos”.

En este marco, reclamó que en la discusión abierta con el Gobierno participe la Iglesia y criticó al sector empresario. “En diez meses el esfuerzo ha sido de los trabajadores, y desde los empresarios nadie ha puesto nada en la parrilla”.

El Presidente, tras regresar de su viaje al Vaticano, también habló de sus expectativas sobre la negociación y pidió a los representantes de la CGT que tengan “una actitud prudente, inteligente, para ir resolviendo cualquier obstáculo, que nos permita ir generando empleo”. No hubo ninguna mención a las políticas que generaron la pérdida de 130 mil puestos de trabajo en los primeros meses de su gobierno, y volvió a echar mano al argumento de la “pesada herencia”. “Hace cinco años que no se genera empleo en la Argentina y esperamos que se genere.”

El bono de mil pesos estará destinado sólo a los jubilados que cobren la mínima y a beneficiarios de la AUH, mientras que en el sector privado dependerá de si los gremios llegan a acuerdos con las cámaras en la mesa de diálogo que se pondrá en marcha mañana. En las provincias, su pago quedará a criterio de cada gobernación.

Compartir: 

Twitter
 

Los representantes de la CGT pidieron que los empresarios dejen de esconderse “detrás de bambalinas”.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.