EL PAíS › OYARBIDE RECHAZA SU CERTIFICADO MEDICO, URSO PUEDE DETENERLO

Menem, frente a una mala semana

Un perito forense descalificó el certificado que presentó el ex presidente para evitar comparecer ante Oyarbide. Este reiteró la citación a indagatoria para el martes. Y Urso podría librarle orden de captura.

 Por Irina Hauser

Un informe forense dice que la lesión que tiene Carlos Menem en el brazo no implica ningún impedimento para “tomarse un avión” y “trasladarse físicamente” hasta el juzgado de Norberto Oyarbide, donde debe explicar la omisión de bienes en su declaración jurada. Por ende, el magistrado decidió mantener la indagatoria del martes próximo. Zulema Yoma declaró ayer en esa misma causa y dijo no estar ni enterada de que una cuenta de su ex marido en Suiza esté a nombre de ella y Zulemita, como dijo él alguna vez. “Nunca hubiera permitido que pusieran cuentas a nombre de mis hijos”, aseguró. La próxima no va a ser una semana fácil para el riojano. En otro expediente, el juez Jorge Urso lo citó bajo apercibimiento para el jueves. Si no se presenta, ordenaría su detención.
En los últimos días, Menem hizo de todo para eludir sus indagatorias. Puso especial énfasis en un argumento: no puede moverse de Chile, dijo, porque se fracturó un brazo practicando golf. Oyarbide no se conformó con el certificado médico de la clínica Las Condes que decía que la recuperación demandaría cinco meses: le exigió al ex mandatario sus radiografías y convocó al Cuerpo Médico Forense a analizarlas. A pedido de los abogados Alejandro Novak y Oscar Salvi, las cuatro placas fueron guardadas en la caja fuerte del juzgado y finalmente las vio el perito Reynaldo Ludueña. El informe que dejó firmado ayer fue categórico: “No existe imposibilidad para que Carlos Menem se traslade físicamente. Se considera que no existen riesgos para la lesión que padece en su húmero derecho que le impidan hacer un viaje en avión”.
El lunes, los letrados defensores pedirán la nulidad del informe forense. “Nosotros habíamos pedido un informe médico puntual y la participación de un perito de parte, que el juez ignoró”, dijo Novak. “Parece que el juez tiene apuro en tomarle declaración. Pero su médico le dijo a Menem que debe guardar reposo”, insistió.
Despejado para Oyarbide el panorama, resolvió que no moverá la indagatoria del martes 23. Menem tiene, de todos modos, una oportunidad para no presentarse y que le fijen una nueva audiencia. Si entonces no concurre, recién ahí lo mandarían a detener. En esta causa ya fue procesado por omisión maliciosa de una cuenta que posee en la Unión de Bancos Suizos (UBS) con algo más de 600 mil dólares que él mismo reconoció. Si bien es un delito excarcelable, prevé la prohibición perpetua de ejercer cargos públicos. La nueva citación se debe a que los investigadores detectaron otros bienes del ex presidente que, al parecer, tampoco declaró: dos aviones, dos cuentas en el Banco de La Rioja, además de 1764 acciones en Telefónica de Argentina que adquirió en 1991, en pleno auge privatizador, y otras 332 acciones en Telefónica Móviles.
¿Por qué fue a declarar Zulema? Primero, porque cuando Menem reconoció, en declaraciones a la CNN, la cuenta de la UBS, dijo que la había abierto en 1986 a nombre de Zulema y Zulemita. Señaló, también, que era para depositar el dinero de la indemnización que cobró por el tiempo que estuvo detenido durante la dictadura. Segundo, porque Oyarbide también analiza el patrimonio y operaciones de 57 personas del antiguo entorno del riojano en busca de posibles testaferros. La pesquisa, que impulsa también el fiscal Carlos Stornelli, apunta ahora, además, al posible lavado de dinero, por el que Suiza también lo investiga. De ahí que fueran citadas como testigos la líder del ARI, Elisa Carrió, y la titular del PAMI, Graciela Ocaña, ex integrantes de la Comisión investigadora de Lavado de Diputados. La primera ya declaró, la segunda ayer faltó por problemas de agenda.
Zulema dijo ayer que se enteró de lo de la cuenta suiza por los medios. Que no tenía ni idea de que podía estar a nombre de ella y de Zulemita. “Nunca hubiera permitido que pusieran cuentas a nombre de mis hijos”, aseveró. En cuanto al patrimonio de su ex, tampoco sabe nada, según dijo. La audiencia fue breve, en menos de una hora ya había terminado. Allegados al juzgado dicen que por ahora son pocos los datos patrimoniales que tienen sobre la ex primera dama. Contabilizan, hasta ahora, el departamento en Posadas 1538, tres cuentas en el Banco Galicia, dos en el Banco Río y depósitos reprogramados. Los montos no fueron reportados por las entidades. Las grandes sospechas, no obstante, apuntan en dirección a otras personas, como Alberto Kohan, Eduardo Menem, Ramón Hernández, Emir Yoma y Armando Gostanian, entre otros.
Pero el culebrón no termina ahí. El juez Urso podría anticiparse en librar una orden de captura la semana que viene si Menem no concurre a su despacho. Este juez lo investiga por el pago de posibles sobreprecios en la construcción de las cárceles de Ezeiza y de Marcos Paz. Los abogados del ex presidente, que recién ahora asumieron la defensa en este tema, probarán suerte ante Urso con la historia del brazo quebrado. Por lo pronto sigue en pie la indagatoria del jueves 25. Sería la segunda y última oportunidad para que se presente, ya que a la primera cita faltó. Por otro lado, la sala B de la Cámara en lo Penal Económico podría revocar su sobreseimiento por la venta ilegal de armas. Quienes se lo crucen próximamente seguramente lo verán cambiado, con la nariz más larga, y no será una cirugía.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Menem en apuros. Su chicana invocando una fractura fue desbaratada por el perito médico.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.