EL PAIS

El pliego de Argibay comienza la cuenta regresiva en el Senado

El Ejecutivo ingresó el pliego de su candidata a sumarse a la Corte. El trámite durará, al menos, dos meses. Todo indica que la oposición de la Iglesia Católica no impedirá la aprobación.

 Por Eduardo Tagliaferro

El Gobierno ratificó ayer la postulación de Carmen Argibay como candidata al asiento que el ex juez Guillermo López dejó vacante en la Corte Suprema. Por la tarde el Ejecutivo giró su pliego al Senado. De esta manera comienza a correr una serie de tiempos reglamentarios que con suerte pueden concluir el próximo 17 o 24 de mayo. Ocasión en la que seguramente su nominación será votada en el plenario del recinto.
“La mayoría de las opiniones a favor de la doctora Argibay se sustenta en la idoneidad de la misma para el desempeño del cargo de que se trata, su dilatada trayectoria en la función judicial y en el campo académico, su conducta ética y fuerte compromiso con el estado de derecho y su postura frente a los derechos de la mujer y la igualdad de oportunidades”, expresó el Gobierno en el mensaje que acompañó a las numerosas adhesiones e impugnaciones que recibió la nominación de la jurista.
Respecto de los cuestionamientos, el propio mensaje señala que “aun las presentaciones críticas reconocen el estricto cumplimiento y aplicación por parte de la doctora Argibay de las normas constitucionales y legales vigentes, en su actuación como magistrada”.
Aunque el pliego llegó a la Cámara alta en horas de la tarde de ayer, formalmente tomará estado parlamentario luego de la primera sesión legislativa. Eso seguramente ocurrirá dentro de 15 días. Luego de ello el cuerpo tiene 48 horas para publicar los edictos en diarios de circulación masiva. A partir de esa publicación comienzan a correr siete días hábiles para recibir impugnaciones o adhesiones. Posteriormente la Comisión de Acuerdos tiene 3 días para resolver a cuáles de ellas hace lugar. Las impugnaciones aceptadas le son giradas a Argibay quien tiene a su vez 3 días para refutarlas. Posteriormente la comisión se toma un plazo discrecional para analizar las respuestas de la candidata y allí fija la fecha de la audiencia pública. Luego de ésta se firman los dictámenes de mayoría o de minoría recomendando su aprobación o rechazo. Entonces, sí, la última palabra la tienen los senadores, quienes en el plenario del recinto deberán votar las mociones.
“Para nosotros será un orgullo defender el pliego de Argibay. Por mujer, por trayectoria y por su posición emblemática de defensa de los derechos humanos”, señaló a Página/12 el titular de la Comisión de Acuerdos, el riojano Jorge Yoma.
Otros legisladores consultados por este diario consideraron que la postulación de Argibay cuenta con un sólido respaldo en la Cámara alta. Claro que no desconocen que los principales cuestionamientos se desarrollarán en los medios de comunicación. “Aunque hasta el momento no se ha desarrollado una campaña concreta, no desconocemos que muchos sectores saldrán a cuestionar su condición de atea y sus opiniones sobre el aborto”, graficó a este diario un legislador que prefirió mantener reserva de su nombre.
Hasta el momento, las posiciones más duras sobre este punto la llevaron adelante algunos referentes de la Iglesia Católica. Entre los senadores se cuenta ya con la negativa de la puntana Liliana Negre de Alonso, una confesa militante del Opus Dei que en su despacho exhibe orgullosa un retrato del numen de la orden, José María Escrivá de Balaguer. También se opondrán tres representantes de los partidos provinciales: el salteño Ricardo Gómez Diez y los neuquinos Luz Sapag y Pedro Salvatori.

Compartir: 

Twitter
 

Carmen Argibay, integrante del Tribunal de La Haya y aspirante a integrar la Corte Suprema.
El PJ seguramente cerrará filas para avalarla. Algunos partidos provinciales votarán en contra.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared