EL PAíS › OPINION

Cuatro dedos

 Por Horacio Verbitsky

En la nota del último domingo, “Cuadros de situación”, narré la visita presidencial a la ESMA con un grupo de ex detenidos-desaparecidos. Decía que fue una recorrida muy emocional, en la que Kirchner dio contención a quienes iban reconociendo los lugares en los que fueron torturados y donde vieron por última vez a compañeros asesinados. A uno de ellos le faltaban cuatro dedos. Kirchner le preguntó qué le había pasado. “Me llevaban a la carpintería y me hacían manejar la sierra con grilletes y encapuchado”, le contestó. Ayer, ese sobreviviente me pidió una rectificación: la capucha y los grilletes se los colocaban cuando no estaba en la carpintería de la ESMA y se cortó cuatro dedos pero sólo perdió dos. Pese a que la nota no lo identificaba estaba preocupado por la repercusión del párrafo. “Los que me conocen van a pensar que soy un chanta”, dijo. Es un oportuno testimonio de la actitud ética de las víctimas del terrorismo de Estado, de cuyo desencandenamiento se cumple hoy un nuevo aniversario.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.