EL PAíS › CONVOCATORIA POR BLUMBERG CON PERFILES DIFERENTES

En marcha, de uno y otro lado

Juan Carlos Blumberg concretará hoy la marcha anunciada tras la muerte de su hijo Axel a manos de sus secuestradores y como consecuencia de la –cuanto menos– desastrosa actuación de la Bonaerense. Es una convocatoria extraña. Por un lado se sumó con todas las ganas el sector más reaccionario promotor de la mano dura. Y algunos dirigentes duhaldistas dejaron trascender que estarán presentes, para separarse de Solá. Pero también habrá una serie de organizaciones sociales, educativas y religiosas que buscarán darle un perfil diferente a la convocatoria en torno al reclamo social por mayor seguridad, que consideran legítimo: “Estamos trabajando para que la marcha de Blumberg no termine copada por la derecha”, explicó un dirigente social.
Es que desde el principio, la marcha fue fogoneada por los sectores que propugnan el meta bala y el aumento de las penas. Radio 10 tiene un spot institucional para llamar a sus oyentes a sumarse. Los manoduristas sintieron que estaban habilitados a ello a partir de las declaraciones iniciales de Juan Carlos Blumberg, aquellas hechas en las primeras horas tras la muerte de Axel. El hombre repetía la remanida frase de que “los derechos humanos son solo para los delincuentes”.
Con el correr de los días, Blumberg no se bajó de su pedido por leyes más severas y contra el dos por uno –que entusiasma a los manoduristas–, pero empezó a incluir un menú de reclamos que no resultan agradables para esos oídos. El padre de Axel pidió la separación del fiscal Jorge Sica –responsable del fracasado operativo policial que derivó en la muerte de su hijo–, la reestructuración total de la policía de la provincia, su formación idónea, la lucha contra la corrupción en la fuerza y el cese de su connivencia con la política. También pidió la renuncia del ministro de Seguridad, Raúl Rivara, cuya cabeza Solá entregó ayer, antes de la concreción de la marcha.
“Estamos en momentos más graves que nuestro dinero, nos están matando a nuestros hijos. Tenemos que ir a reclamar a los diputados y a los senadores. Va a ser un día sin ninguna tendencia política, no queremos carteles políticos”, expresó ayer Blumberg.
La marcha arrancará en San Fernando a las 16.30 con una caravana de micros que pasará por la casa de la familia de Axel, en la calle Estrada al 2700, de Martínez. Allí se oficiará una ceremonia interreligiosa. La caravana continuará por la avenida Del Libertador, después doblará en la avenida 9 de Julio y desde allí llegará a la Plaza Congreso. A las 19 comenzará el acto que incluirá un minuto de silencio para las víctimas de la violencia. También se escucharán testimonios de víctimas que sobrevivieron a distintos hechos. Blumberg entregará un petitorio en el Congreso. Luego, se marchará hacia la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en Callao al 200.
Anoche, el gobernador Solá dijo que el reclamo era “justo”. Y el presidente Néstor Kirchner manifestó que si bien no participará, acompaña a la familia. “No necesito movilizarme para acompañarlos en este momento”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.