EL PAíS › EL SUPREMO VAZQUEZ DECLARA EN JUICIO POLITICO

Otro automático en la fila

Por F. Y.

El supremo Adolfo Vázquez prometió pelear por su poltrona en la Corte. Todo indica que hoy será uno de esos días de disputa. A las 11.30 debe presentarse ante la Comisión de Juicio Político de Diputados. Tiene que mostrar su descargo en la causa abierta por la supuesta “interferencia indebida” en el proceso judicial por tormentos que llevaba adelante la jueza Alicia Iermini.
Vázquez llegará acompañado de su abogado defensor, Virgilio Loiácono, quien ya anticipó que la causa que arroja dudas sobre el desempeño del ministro de la Corte “vuelve a demostrar que es una causa política y no jurídica”. No es la única causa que tiene en su contra el supremo, entre cuyos antecedentes figura el agradecimiento por carta de su designación al entonces presidente Carlos Menem.
Loiácono aseguró ayer que la causa Iermini “es mucho más pobre todavía” si se la compara con los casos Meller, Macri y Magariños, que fueron base para el dictamen acusatorio que la comisión emitió en diciembre último.
Este último caso fue promovido por la diputada Araceli Méndez de Ferreyra (Convergencia). Allí se le imputa a Vázquez el haber interferido en la causa por tormentos que llevaba la jueza subrogante del Juzgado de Instrucción número 43, Iermini, cuyo principal acusado era el ex juez Pablo Bruno, además de integrantes de la Policía Federal.
El magistrado no sólo planea refutar los cargos en su contra, sino que además insistirá con su intención de recusar a varios integrantes de la comisión que preside el justicialista Ricardo Falú. Es más, trascendió que piensa descalificar los testimonios brindados ante la comisión por el personal del juzgado donde se instruía la causa en cuestión. Para Vázquez, esos dichos son “groseros” e inducidos en su contra por los propios miembros de la comisión.
Con esta reunión, Juicio Político retoma su actividad. Había caído en una especie de punto muerto luego de que fuera destituido otro conspicuo miembro de la mayoría automática del menemismo, el tenista Eduardo Moliné O’Connor. Superado el trámite de hoy, la comisión debe emitir un dictamen que en caso de ser acusatorio deberá ser aprobado en el recinto. Esta es una condición necesaria para que el juicio político llegue al Senado donde se definirá la suerte del supremo menemista.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.