EL PAíS › DECLARO UN EX SOCIO DE LOS FASSI LAVALLE

“Necesitaban algún responsable”

Por A. M.

Fue la declaración indagatoria más larga del juicio. Pero el ex socio de Omar y Liz Fassi Lavalle, Oscar Marocco, imputado de asociación ilícita para evadir impuestos, no logró mejorar su situación y dejó más en evidencia al matrimonio. “Es obvio el desorden que había en Sky Ranch”, declaró el empresario. Le preguntaron por qué hizo negocios con Liz Fassi Lavalle si era una simple encargada de relaciones públicas y el acusado respondió que lo hizo porque ella era “una de los tres accionistas”.
A lo largo de las dos extensas audiencias, Marocco insistió en que su inversión en Sky Ranch era un “divertimento” para ir a cenar con sus amigos, apenas un “kiosco”. Aseguró que su ingreso mensual ascendía a los 250 mil pesos mensuales, mientras que sus abogados comentaban que vendió el Bingo Belgrano en 22 millones a un grupo inglés y que tiene 36 bingos en Brasil. Pero los jueces del Tribunal Oral en lo Penal Económico 3 que lo interrogaron ayer no salían de su asombro. “Usted puso dinero, perdió dinero, no se metía en el negocio, ¿por qué querrían perjudicarlo?”, preguntó el juez Héctor Acuña. Minutos antes, el empresario había señalado que fue “presionado” por los asesores de los Fassi para pagar una parte de lo que reclamaba la DGI. “Necesitaban algún responsable, si no iba a aparecer involucrado en la causa”, explicó Marocco. El quiebre entre los socios se produce a partir de la detención de Omar Fassi Lavalle, ex secretario de Turismo de Carlos Menem, en 1997.
Ante los tres jueces del TOPE 3, Marocco admitió que modificó sus dichos durante las anteriores indagatorias porque, según la época, tuvo distintos abogados. Respecto de su relación con el matrimonio, el empresario afirmó que fue con Liz Fassi Lavalle con quien trató el asunto de la firma de un contradocumento por el cual se repartían las acciones, como también el aporte de casi medio millón de pesos para pagar las deudas fiscales.
Marocco incurrió en algunas contradicciones. Afirmó que su hombre de confianza era Torriani adentro de Sky Ranch, pero admitió que allí no tenía facultades de control. Cuando le preguntaron por qué aceptó perder sus acciones, dijo que lo hizo por el “pánico creado por los asesores, los abogados y la televisión a partir de las detenciones”. Marocco tampoco dio una explicación convincente respecto de los resúmenes de tarjeta de crédito de consumos del Bingo Belgrano pero que aparecían como hechos en Sky Ranch. Mientras miraba a su abogado Mariano Cúneo Libarona buscando algún gesto que lo calmara, trató de explicar por qué apareció un listado de cheques rechazados de una de sus empresas en un allanamiento realizado en Sky Ranch. El juicio pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles próximo, cuando será interrogado el último de los diez imputados.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.