EL PAIS

La polémica desatada por Blumberg llegó al Gobierno y al Congreso

El secretario de DD.HH. recibió a los Bordón y criticó al padre de Axel. El Senado declaró su apoyo a la familia de Sebastián. Kirchner pidió que “trabajemos juntos”. Blumberg pidió perdón.

El doloroso debate generado por las declaraciones de Juan Carlos Blumberg –que acusaban al joven Sebastián Bordón y mitigaban la responsabilidad de los policías que lo mataron en 1997– tuvo respuesta en los más altos niveles del Gobierno. El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, recibió a los padres de Bordón y les manifestó su “apoyo, luego de que se vieron agredidos por las palabras de Blumberg”. El presidente Néstor Kirchner prefirió pedir “que todos trabajemos juntos para dar justicia a los familiares que sufrieron atrocidades” y el ministro Gustavo Beliz solicitó también “que todos los familiares trabajen en conjunto”. El Senado, por su parte, votó por unanimidad una declaración de “apoyo a los padres de Sebastián Bordón, asesinado por efectivos policiales”. Ayer, Blumberg pasó de negar sus dichos a sostener que habían sido “sacados de contexto”, explicar que “si salió de mi boca no fue mi intención” y afirmar que siempre está “del lado de las víctimas”. “No parece”, contestó a esto último la madre de Sebastián Bordón, porque “dice lo mismo que los policías que mataron a mi hijo”. Finalmente, Blumberg pidió públicamente “perdón” a los Bordón, quienes lo atenderán hoy a la mañana. Para la tarde está previsto un acto en desagravio de Sebastián, en Moreno.
Luego de recibir al matrimonio Bordón, Eduardo Luis Duhalde, secretario de Derechos Humanos de la Nación, manifestó: “Hemos escuchado con atención el audio de las declaraciones de Blumberg y creemos que no se puede responsabilizar a las víctimas a partir de rasgos particulares para atenuar un asesinato. De todos modos, la pericia de Sebastián Bordón no mostró rastro de consumo de estupefacientes o alcohol, pero, aun si así hubiera sido, no hay atenuante para el crimen que cometieron los policías de Mendoza”.
El presidente Kirchner, por su parte, manifestó la “voluntad de que todos los argentinos trabajemos juntos para lograr seguridad, es decir, para lograr la tranquilidad y poder dar justicia a aquellos familiares que tuvieron que sufrir atrocidades”. Y el ministro de Justicia, Gustavo Beliz, llamó a todos los familiares de víctimas de delitos a “trabajar en conjunto para una estrategia común en la lucha contra la inseguridad”.
El martes, en Mendoza, después de entrevistarse con familiares del comisario Hugo Trentini, en la cárcel por el crimen de Bordón, Blumberg había declarado que la víctima “se drogaba, hizo una mala actuación, agredió a un policía. Después, bueno, la policía actuó mal, hizo cosas que no debía pero tenemos que poner todo en su justa causa”.
Ayer, antes de volver de esa provincia y tras la fuerte repercusión de aquellas declaraciones, Blumberg sostuvo que “en ningún momento” había dicho “nada en contra del chico Bordón” y que “fui sacado de contexto. Cómo voy a hablar de algo que no conozco. Los periodistas están haciendo algo que es lamentable”.
Sin embargo, ya en Buenos Aires, Radio Continental lo cruzó con la madre de Bordón y empezó por hacerle escuchar la grabación de sus declaraciones. Blumberg tuvo que admitir que las había formulado pero que “si salió de mi boca no fue mi intención”, ya que sólo había repetido, “inocentemente”, lo que le habían dicho “la hermana de un policía preso y un juez federal”. Sostuvo que “hubo un malentendido”, que “son cosas del grabador” y que “siempre estuve del lado de las víctimas”.
“No me parece”, le contestó por la radio Miriam Medina, la madre de Sebastián Bordón. Luego agregó que “él le echa la culpa al periodismo y nosotros seguimos esperando que nos llame” para retractarse por sus dichos. Luis Bordón, padre de Sebastián, manifestó que “no me sorprendieron las declaraciones de Blumberg porque hay un sector de la sociedad que revive el ‘por algo será...’”, que se usó para justificar los crímenes de la última dictadura militar. “Por eso le vamos a iniciar acciones legales si no se retracta”, finalizó Bordón.
Luego de la entrevista con Duhalde, el padre de Sebastián agregó que “tal vez Blumberg haya sido informado por voceros del trípode de laimpunidad, formado por una policía y un Poder Judicial corruptos y un sector de la política que los apaña”.
Sebastián Bordón, de 19 años, fue encontrado muerto el 12 de octubre de 1997 en El Nihuil, Mendoza; su cadáver tenía heridas, fracturas y signos de haber agonizado durante varios días y haber muerto por falta de asistencia. Cuatro policías cumplen condenas de entre 10 y 15 años por el crimen.
Ayer, los abogados de la familia Bordón enviaron una carta documento a Blumberg para que ratifique o rectifique sus dichos. El se comunicó con ellos, quienes aceptaron recibirlo hoy antes del mediodía: “Queremos que nos pida perdón, que se disculpe y que deje en claro públicamente que las cosas que dijo fueron falsas”, anticipó Miriam Medina. La reunión se efectuará en “La casita de Sebastián”, en República Dominicana y Grandoli, Barrio 3 de Diciembre, Moreno, donde funciona un comedor infantil y un grupo de apoyo a familiares de víctimas. Allí mismo, a las 17, se hará un acto en desagravio de la memoria de Sebastián.
Ayer a la noche, finalmente, Juan Carlos Blumberg pidió públicamente “perdón” a la familia Bordón y admitió que “ambos chicos son víctimas y sus muertes fueron injustas e innecesarias”.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Luis Duhalde se reunió con los padres de Sebastián Bordón y dio una conferencia de prensa.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.