EL PAíS

Los senadores del PJ quieren sacar rápido el pliego de Lorenzetti

En el seno del bloque se quejan de la acumulación de leyes a fin de año. Habrá maratón el 14 y el 15. Críticas a Scioli.

 Por Adriana Meyer

Fin de año trae las fiestas, la premura de hacer todo como si se acabara el mundo y, en el Congreso de la Nación, un clásico: las sesiones maratónicas en las que se aprueban muchas leyes juntas, algunas de gran importancia con escaso o nulo debate. El miércoles, en medio de una de ellas, la senadora Cristina Fernández de Kirchner se quejó de “la propia metodología del cuerpo, eso de sacar leyes tipo panadería, una atrás de la otra”. Y responsabilizó de esta situación al presidente del cuerpo, Daniel Scioli. En el propio bloque justicialista del Senado coinciden en que “hay que ser serios” y tratar “dos o tres leyes por sesión”. No obstante, el oficialismo en la Cámara alta apunta a lograr la aprobación del pliego del nuevo miembro de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, antes de que los legisladores empiecen a armar las valijas, más allá de las formas.
El maratón legislativo 2004 en ambas cámaras no tendrá lugar la semana próxima sino la siguiente, los días 14 y 15. Incluso, si quedaran temas pendientes se baraja la posibilidad de que senadores y diputados sesionen también el 22 de diciembre. De hecho, la mayoría de los senadores justicialistas ya estarían avisados para que reserven vuelos o pongan a punto sus automóviles, por si se agotan los pasajes. Lograr el acuerdo para que Lorenzetti asuma en la Corte es una de las prioridades del oficialismo, para lo cual ya estarían comprometidos los votos afirmativos de los bloques provinciales, de Vilma Ibarra y Diana Conti, de Ricardo Bussi y Rodolfo Terragno, y de casi la totalidad de los justicialistas, según precisó a este diario un importante legislador de esa bancada. De todos modos, pretenden que la sesión en la que se trate este tema “no sea forzada ni desprolija”. La fuente destacó que en el asunto Lorenzetti ya están cumplidos los plazos y hay que nombrarlo. Todo indica que las impugnaciones que recibió el jurista, vinculadas con el tema del aborto y con su pasado desempeño como socio de una prestadora del PAMI en Rafaela, no obstaculizarán su llegada al Máximo Tribunal.
La audiencia pública de Lorenzetti en el Senado está prevista para el 14 de diciembre; el justicialismo desearía poder darle acuerdo al día siguiente. Pero teme que el radicalismo plantee una cuestión reglamentaria según la cual el dictamen surgido de la audiencia debe estar impreso y tener estado parlamentario, lo cual demora más de un día. Si el asunto pasara a la hipotética sesión del 22 la UCR no garantizaría la presencia de los senadores necesarios para el quórum.
Algunos de los otros proyectos que serán tratados en el Senado dentro de dos semanas son: la prórroga al impuesto al cheque, la ley nacional de turismo, el artículo 45 de la Ley de Radiodifusión, el juicio por jurados y la prórroga que permitirá a los familiares de desaparecidos seguir presentándose ante el Estado para cobrar una indemnización.
Durante la última sesión en la Cámara alta, el presidente del bloque del PJ, Migue Angel Pichetto, se mostró preocupado por la “calidad” del cuerpo. Un episodio producido a raíz de un proyecto del radicalismo fue el disparador que generó una fuerte disputa en ese bloque, cuyo centro es Scioli.
El proyecto radical propone la afectación de un 20 por ciento de las retenciones a las exportaciones agropecuarias para destinarlas a la recuperación del suelo que se utiliza para los cultivos –cuyo costo fiscal es de 1200 millones de dólares–. A partir de esa discusión, el grueso del bloque oficialista responsabiliza a Scioli de “no saber manejar los debates” por “remitir los proyectos a cualquier comisión”. El cuestionamiento se hizo público el miércoles tras la votación del proyecto de marras que el oficialismo acompañó sin advertir su contenido, y cuando el vicepresidente ya se había retirado. Los senadores del PJ más cercanos al Poder Ejecutivo aclararon que los problemas en la conducción de la Cámara “no son de índole técnica, sino política”. Ante la negativa radical de reconsiderar la votación del proyecto mencionado, Pichetto pidió “racionalidad, ya que la iniciativa tiene destino de veto”, al tiempo que reconoció: “Esto se nos ha pasado, asumimos el error”. Por su parte, Fernández de Kirchner remarcó que “no es la primera vez que no se caratula y se gira adecuadamente los expedientes desde la Presidencia (a cargo de Scioli). Hay varias cosas que no se hacen de acuerdo con el reglamento. No se conduce el debate de acuerdo con el reglamento, y se desconocen cuestiones liminares de él”.

Compartir: 

Twitter
 

Scioli y Pichetto, anteayer, en plena sesión de la Cámara alta.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.