EL PAíS › URSO PROCESO A MATILDE MENENDEZ POR FALSO TESTIMONIO

Ya no hay retorno que valga

 Por Raúl Kollmann

El juez Jorge Urso dictó ayer el procesamiento de Matilde Menéndez en una causa por falso testimonio originada en el juicio oral del caso AMIA. En aquella oportunidad, le pasaron a Menéndez una escucha telefónica de un diálogo que mantuvo con el abogado Mariano Cúneo Libarona. Entre otras cosas, decían: “¿Te acordás del tema aquél? El muchacho que tenía el elemento en cuestión, por eso no es el receptor de eso, el emisor, o sea el tipo que utilizaba esto, ahora quiere hacerlo trascender”.
En la transcripción también aparecen frases como “¿Trascendió por dónde? Por todos lados, por los medios, el gobierno, la DAIA, la Embajada de Estados Unidos”. Todo indica que la conversación giraba en torno del video en el que aparecieron negociando Carlos Telleldín y el juez Juan José Galeano. El magistrado ofrecía dinero y Telleldín, declarar judicialmente contra los policías. Por entonces, Cúneo Libarona era abogado del ex comisario Juan José Ribelli, quien consiguió el video sin que hasta el momento se sepa cómo. El tribunal oral quiso saber más sobre este diálogo referido al video. Menéndez mintió –según dice Urso, en coincidencia con los jueces del tribunal oral– diciendo que no sabía de qué estaba conversando con Cúneo Libarona y por eso ayer fue procesada por falso testimonio.
De acuerdo con lo que se ve en el escrito del juez, la ex titular del PAMI da explicaciones poco creíbles sobre aquel diálogo con Cúneo. Dice que tenía que ver con un juicio de su hermana y no con el caso AMIA, pero al mismo tiempo asegura que en verdad no sabía de qué estaba hablando en aquella conversación con el abogado. Sin embargo, aparece la frase “trascendió en la DAIA, la Embajada de Estados Unidos”, algo que para Urso no tiene relación con un juicio de la hermana de Menéndez.
En el juicio oral, los jueces le preguntaron a la ex funcionaria:
–¿Recuerda haber conversado con Cúneo Libarona sobre algún hecho vinculado a la causa AMIA?
–No, en absoluto –respondió Menéndez.
–¿Algún video que tuviera que ver con la causa AMIA?
–No.
Por el tenor del diálogo, Urso sostiene que “la testigo afirmó una falsedad y calló la verdad”, considerando que incurrió en falso testimonio, un delito que prevé penas que van de un mes a cuatro años de prisión. El magistrado le dictó el procesamiento sin prisión preventiva y le ordenó un embargo de 12 mil pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.