EL PAíS › DUHALDE REUNIO A SU TROPA EN LOMAS DE ZAMORA

Una interna sin vacaciones

Eduardo Duhalde ajustó los detalles para el lanzamiento de su línea interna en febrero.
Felipe Solá debe decidir si veta el presupuesto.

 Por Miguel Jorquera

“Ahora le toca mover a Solá”, afirmaban ayer los duhaldistas en referencia a que había empezado a correr la cuenta regresiva de los diez días hábiles que tiene el gobernador bonaerense, para vetar el presupuesto provincial, cuya modificación en la Legislatura desató un enfrentamiento abierto entre Felipe Solá y las huestes de Eduardo Duhalde. “La ruptura no tiene retorno”, agregaban los acólitos de Duhalde, que ayer encabezó una reunión en su propia casa para ponerle fecha al lanzamiento de la línea interna con la que buscará mantener su dominio sobre la estructura del PJ. En tanto, los felipistas tratan de sumar adeptos en recorridas por todo el territorio de la provincia.
Mientras Solá analiza cuál será la estrategia a seguir sobre su maltrecho proyecto presupuestario, Duhalde ya alista sus fuerzas para consolidar el liderazgo territorial en la provincia de Buenos Aires y su influencia sobre el justicialismo a nivel nacional.
Así lo demostró el “desayuno de trabajo” que el ex presidente compartió en su casa de Lomas de Zamora con varios de sus más fieles seguidores. Allí estuvieron la vicegobernadora Graciela Giannettasio, el presidente de la Cámara de Diputados provincial Osvaldo Mércuri, el diputado nacional Alfredo Atanasof, el senador Jorge Villaverde y los intendentes Juan José Mussi (Berazategui) y Baldomero “Cacho” Alvarez (Avellaneda), además de Chiche Duhalde, para coordinar el congreso que la flamante agrupación duhaldista Lealtad hará durante febrero, en algún lugar de la provincia “que no será la costa atlántica”, para salir a enfrentar al gobernador.
“Si hubiera tendido idea de lo que desataba, no hubiese hecho lo de Costa Salguero”, dijo a Página/12 Hugo Curto, en referencia al lanzamiento de la agrupación con que Solá salió a disputarle terreno a Duhalde. El intendente de Tres de Febrero, un duhaldista histórico de buena relación con el presidente Néstor Kirchner, volvió a cargar contra el gobernador: “los intendentes lo apoyamos y nunca criticamos su gestión, pero en vez de gobernar se lanzó a una interna que no tiene sentido”.
Cerca de Solá, afirman que el gobernador aún no ha definido que hará con la Ley de Presupuesto. Si vetará parcialmente o toda la ley que limitó sus atribuciones para administrar y cambiar el destino de distintas partidas presupuestarias, o si finalmente acatará las modificaciones introducidas por el duhaldismo en el Parlamento provincial. En tanto, los felipistas recorren el territorio en busca de adhesiones, como la que ayer realizó el director general de Escuelas, Mario Oporto, en Luján con distintos intendentes del interior de la provincia, en una muestra que ofrecerá resistencia ante el embate duhaldista.
Pero a pesar de los preparativos para el enfrentamiento, ambos bandos tomaron rápidamente cuenta de un nuevo dato que empezó a terciar en la disputa: la decisión de Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá de unir fuerzas para participar en la interna partidaria, incluida la provincia de Buenos Aires donde los dos conservan tropa propia y donde los enemigos son tanto Duhalde como Solá.

Compartir: 

Twitter
 

Cerca de Duhalde decían que la ruptura con Solá no tenía retorno.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.