EL PAíS

Para los bomberos, el fuego pudo comenzar con más de una bengala

El fiscal siguió ayer reuniendo testimonios y la causa ya tiene 800 fojas. Unos coinciden en que la bengala que originó el fuego fue disparada por un joven desde el fondo del local, quien habría sobrevivido. Otro testimonio sostiene que fue un niño, desde los hombros de su padre. Hoy declararía Chabán.

 Por Carlos Rodríguez

“Ellos no creen que haya sido una sola bengala la que provocó el incendio; tienen que haber sido varias, muchas tal vez.” Una fuente policial, cercana a la investigación, transmitió a Página/12 la impresión que tienen los bomberos de la Federal acerca de las causas del siniestro. “Algunos testigos hablan de tres jóvenes que encendieron las bengalas, otros hablan de un chico de diez años que estaba sobre los hombros del padre, alguno más afirma que no era un chico sino un joven que estaba subido en los hombros de otro muchacho. Son muchas las versiones y tal vez todos estén en lo cierto, pero es muy difícil determinar cuál o cuáles fueron las bengalas que hicieron estallar el incendio; deben haber sido varias”, insistió el vocero. La causa tiene ya más de 800 fojas y el fiscal Juan Manuel Sansone siguió tomando declaraciones testimoniales durante todo el día de ayer. La información reunida será importante a la hora de indagar al único detenido, el empresario Omar Chabán, quien hoy tendría que presentarse ante la jueza María Angélica Crotto.
Son muchas las versiones acerca de la forma en que el fuego de las bengalas hizo contacto con la media sombra que era utilizada a modo de cielorraso y que cubría la guata que estaba adherida al techo del boliche República Cromañón. La guata es una lámina gruesa de algodón cardado, engomada por ambas caras y muchas veces teñida, que sirve como relleno para algunas prendas de vestir y que es usada para amortiguar los ruidos, en los estudios de radio, en los de grabación y en los locales bailables. Tanto la media sombra como la guata son elementos que arden al mínimo contacto con un foco de fuego.
El techo del local está ubicado a 7,20 metros del suelo y el cielorraso, es decir la media sombra, estaba a más de seis metros de alto, tomando como referencia la planta baja del local. La distancia era de unos tres metros desde el sector VIP, en el primer piso. Las versiones reunidas hasta el momento por la Justicia mencionan la presencia de bengalas encendidas en la planta baja, sobre todo, pero también en el sector VIP. Como señaló a este diario una ex empleada de Cemento, otro de los boliches propiedad de Chabán, los que concurren al sector VIP nunca son cacheados en el ingreso y tienen facilidades para ingresar con bengalas o petardos.
El fuego de la o las bengalas tomó contacto primero con la media sombra y luego se extendió a la guata. “Esa conjunción de factores hizo que el incendio se propagara en segundos y sorprendiera a todos sin darles tiempo a reaccionar; cuando lo hicieron, se encontraron con las puertas cerradas”, comentó el vocero policial. “Todos los bomberos, algunos con muchos años de experiencia, dijeron que nunca vivieron una situación tan desastrosa, tan desesperante. Varios tuvieron que ser internados porque estaban ahogados por el humo. De los cuatro primeros que ingresaron al local, dos cayeron como mosquitos”, fue la gráfica expresión que utilizó la fuente consultada por este diario.
De acuerdo con el informe de los bomberos, incorporado a la causa, las tres puertas principales que tiene el local “son lo suficientemente amplias como para que todo el público saliera en pocos minutos, pero el problema fue que estaban cerradas y ese es uno de los puntos más graves contra Chabán”. Por la puerta más grande “puede entrar o salir un camión”, dijo para dar una idea de su tamaño. Las otras tienen “dos metros de ancho por lo menos, pero si las cerrás con candado y alambres, es muy difícil salir”, insistió el vocero. “Además, si vos tenés lugar para 1200 personas y metés cuatro mil, la cosa se complica.”
El empresario Omar Chabán sería indagado hoy por la jueza Crotto y por el fiscal Sansone. Por ahora, la carátula de la causa es “homicidio culposo y lesiones culposas”, un delito que tiene una pena de hasta cinco años de prisión. La Justicia quiere determinar si Chabán fue responsable “por negligencia o impericia” de las muertes de 183 personas. Son buscados otros cuatro empresarios que figurarían como responsables del inmueble de Bartolomé Mitre al 3000 donde ocurrió la tragedia. Chabán no figura como dueño del local, pero él mismo lo reconoció en notas periodísticas.
Otro punto por aclarar es el origen de los elementos de pirotecnia hallados en la administración del boliche. Sobre la responsabilidad del empresario, el subsecretario de Justicia porteño, Marcelo Antuña, estimó que lo ocurrido es “un hecho doloso”. Según Antuña, los responsables del local “no pueden escapar a esa calificación porque se han encontrado cajas de pirotecnia dentro del local, porque hubo cerramiento de una puerta de emergencia con alambre y candado. No se puede no prever esta situación” de emergencia, sostuvo Antuña en declaraciones radiales. De ser un hecho doloso, la pena podría elevarse a 20 o 25 años de cárcel.
La agencia AFP entrevistó a Pablo Paz, de 20 años, que sobrevivió al incendio. El joven dijo que “es posible que esté con vida” la persona que encendió la bengala. Paz, quien el lunes declaró en la comisaría 7ª, aseguró que “la bengala partió de la parte de atrás, donde la gente estaba muy cerca de la salida”. Otras fuentes dijeron que estaría “prácticamente acreditado” que el fuego fue provocado por “una persona joven que estaba subida a los hombros de otro adulto”. También se dijo en el expediente que el que manipuló la bengala fue “un niño de unos diez años”. Hasta se habrían confeccionado identikits de los piromaníacos, pero nadie puede precisar el grado de su responsabilidad penal.

Compartir: 

Twitter
 

Las bengalas encendidas dentro de Cromañón, la noche anterior, durante el concierto de Callejeros.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.