EL PAíS › PIQUETEROS VOLVIERON AL
ESCENARIO DE LA MASACRE DE AVELLANEDA

Masivo corte del Puente Pueyrredón

No dejaron carriles abiertos, los piqueteros, “en una demostración de unidad”, reclamaron aumentar a 350 pesos los planes Trabajar.

Con un corte de 24 horas en el Puente Pueyrredón, concluyó ayer la cuarta Jornada Nacional de Protesta que volvió a reunir a casi todas las agrupaciones piqueteras del denominado sector duro. En este marco, los movimientos reivindicaron el carácter masivo que logró tener la movilización, a la que consideraron como “una demostración de unidad”. A pesar de los rumores que aventuraban un intento por parte del Gobierno de abrir los canales de diálogo, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, volvió a tensar las relaciones al asegurar que el oficialismo “analizará una nueva actitud” frente a los cortes de ruta.
A diferencia de otras veces, en donde las agrupaciones dejaban libre alguno de los carriles del puente, esta vez el corte fue total. Pero lo más novedoso de la jornada fue que la medida se prolongó durante 24 horas. Según informó el líder del MTD Aníbal Verón, Juan Cruz Da-ffuncchio, más de dos mil piqueteros se quedaron acampando durante la noche custodiados por un fuerte operativo policial. “Desde el punto de vista interno, nosotros valoramos el alcance de masividad que logró la convocatoria y que marca nuestro compromiso de lucha”, destacó el dirigente. Para Daffuncchio, la convocatoria, que reunió, entre otras organizaciones, al MST Teresa Vive, el Frente Popular Darío Santillán, el Polo Obrero y la Corriente Clasista y Combativa, superó las expectativas.
En este sentido, los movimientos coincidieron en que la jornada sirvió para reafirmar el acuerdo alcanzado en abril. Así lo expresó el titular de Polo Obrero, Néstor Pitrola, que calificó a la movilización como “un triunfo político”, que permitió reafirmar la intención de unificar los reclamos. Esas demandas incluyen la universalización de un subsidio para desocupados de 350 pesos, la creación de puestos de trabajo genuino y la liberación de los detenidos en protestas sociales. Si bien el epicentro de la jornada se concentró en Puente Pueyrredón, los cortes también se extendieron por 24 horas en las provincias de Córdoba, Santa Fe, Río Negro y en Santa Cruz. Por su parte, el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados que lidera Raúl Castells, ayer decidió cortar el Puente de la Noria.
En este marco, el gobierno nacional volvió a arremeter contra las agrupaciones y, si bien se insistió con mantener la política de no reprimir, planteó la necesidad de adoptar una nueva postura ante los cortes de tránsito. “El Gobierno tiene que poner en esto cordura y analizar una nueva actitud como para tomar el toro por las astas y garantizarle a la sociedad que las cosas funcionen normalmente”, fue la sentencia que llegó por boca del ministro del Interior, Aníbal Fernández. No es la primera vez que el funcionario carga contra los piqueteros. Sin embargo, sus declaraciones ayer tomaron otro tenor entre las organizaciones que no pudieron dejar pasar inadvertidas las críticas vertidas hace dos semanas por Néstor Kirchner y advirtieron la profundización de una actitud ofensiva por parte del oficialismo. En este escenario, las agrupaciones acordaron continuar el plan de lucha. Para el martes –fecha en la que se cumplirá un año de la tragedia en la mina de Río Turbio– convocaron a una marcha a Plaza de Mayo y ya se anunciaron varios actos para el 26 de junio, en el marco del tercer aniversario de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Informe: Carolina Keve.

Compartir: 

Twitter
 

Los piqueteros prometieron nuevos cortes y una marcha a Plaza de Mayo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.