EL PAíS › AGRUPACIONES DE IZQUIERDA MARCHARON EN CONMEMORACION DEL 20 DE DICIEMBRE

“La única Navidad feliz es la del FMI”

Pese a que la consigna era conmemorar la “rebelión” del 19 y 20 de diciembre de 2001, más de 150 agrupaciones de izquierda hicieron un acto opositor. Críticas a la cancelación de la deuda con el Fondo.

 Por Miguel Jorquera

La convocatoria era para conmemorar “la rebelión popular” del 19 y 20 de diciembre de 2001, pero la consigna central fue “ni un peso al FMI”. Más de 150 organizaciones sociales, piqueteras, sindicales, estudiantiles y partidos de izquierda se movilizaron ayer en la primera marcha opositora que repudió la cancelación anticipada de la deuda externa con el organismo de crédito internacional y que reclamó aumento general de salarios y jubilaciones, el aguinaldo para los beneficiarios de los planes sociales y una asignación mínima de 350 pesos, un “plan de obras públicas con control obrero” y el “inmediato desprocesamiento o amnistía a los luchadores populares”. En Plaza de Mayo se leyó un extenso y duro documento contra la política gubernamental y también subieron al escenario los familiares de las víctimas de Cromañón y de los detenidos por los disturbios de Haedo.
Tres grandes columnas de manifestantes ingresaron juntas a la Plaza, por Avenida de Mayo y las diagonales Norte y Sur. La trabajosa coordinación estuvo a cargo de los distintos dirigentes, que también se encargaron de consensuar el documento de cuatro carillas que se leyó en el acto, pero que no firmaron todos los participantes. “El gobierno de Kirchner, que dice con razón que el FMI es corresponsable de las políticas de saqueo que se vienen aplicando en nuestro país, lo premia cancelando por adelantado los 9800 millones de dólares con las reservas del Banco Central. Engaña al pueblo diciendo que se ha pagado toda la deuda. Lo que ha hecho es pagar una parte de la misma, que sólo representa el 9 por ciento del total”, dice uno de los párrafos del documento.
La numerosa columna central salió desde Plaza Congreso. Al frente, formaron fila los dirigentes de las agrupaciones convocantes. Allí Mario Cafiero (Unite) afirmaba que “el pago al Fondo es en realidad un amnistía encubierta a la corresponsabilidad del FMI en la crisis argentina, no se puede pagar sin cuestionar esa deuda”. En tanto, Néstor Pitrola (PO) insistía en que “éste es el primer gran acto de oposición al gobierno de Kirchner después del 24 de octubre. Ni un peso al FMI sintetiza los 1800 pesos de sueldo básico y el aguinaldo que le negaron a los desocupados”.
“Reivindicamos el reclamo por el cual se hizo el argentinazo de diciembre de 2001. No hubo modificaciones políticas, sociales ni económicas que cambie la situación de la población. Acá la única Navidad feliz, por culpa de Kirchner, es la del FMI”, argumentó Vilma Ripoll (MST). “Repudiamos el pago del Gobierno al FMI y señalamos la necesidad de la lucha de los trabajadores y los sectores populares para intentar un cambio real en la política económica”, sumó Christian Castillo (PTS). Cerca de ellos, Jorge Kreynnes (PC) aclaraba que los comunistas no firmaron el documento “por una actitud caprichosa de igualar a la CTA con la CGT y desconocer el papel de Hugo Chávez en la Cumbre de Mar del Plata”
Antes de avanzar, los dirigentes tuvieron que disputar la cabecera de la marcha con un pequeño grupo de encapuchados, que, sin identificación partidaria, querían marchar al frente. En tanto, los militantes de Quebracho respetaron los acuerdos previos, aunque en la Plaza llegaron hasta el escenario con sus consignas y se retiraron antes que culmine el acto. El grupo de arte callejero “etc” atraía la atención de militantes y curiosos desfilando con vestimenta totalmente negra, simulando trajes árabes, enarbolando metralletas de cartón y al compás de una banda con la que parodiaban las letras de la marcha peronista, la radical y hasta la internacional comunista bajo una pancarta que decía “erroristas”.
También subieron al escenario familiares de las víctimas de Cromañón y de los detenidos por los incidentes en la estación de Haedo, en noviembre pasado. Todos prometieron volver a la Plaza el próximo 30, en el aniversario de la tragedia de Cromañón. El acto terminó con la mención de los nombres de los 34 asesinados durante la represión desatada durante la retirada de Fernando de la Rúa del gobierno. Subidos a las vallas que rodeaban la Pirámide de Mayo, Fabián –que perdió un ojo con una bala de goma– y Sergio –que todavía tiene una bala de plomo en su cabeza–hacían flamear sus banderas negras que rezaban “De pie y en lucha. Sobrevivientes del 19 y 20 de diciembre de 2001”.

Compartir: 

Twitter
 

Las agrupaciones sociales, piqueteras y políticas se concentraron ayer en Plaza de Mayo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.