EL PAíS

Fuerte debate por la modificación del Consejo de la Magistratura

Fue en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, entre la senadora Fernández de Kirchner y la representante del CELS, Andrea Pochak. CFK argumentó a favor de los cambios; Pochak sostuvo que el proyecto no mejora la administración de justicia.

 Por Eduardo Tagliaferro

“Esperamos que nuestras observaciones sean tenidas en cuenta”, fue el comienzo de la exposición de Andrea Pochak, la representante del CELS que expuso sus objeciones al proyecto impulsado por la senadora Cristina Fernández de Kirchner, en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Si bien ayer se escucharon las opiniones de una serie de organizaciones vinculadas con el servicio de justicia, el dictamen del oficialismo es desde hace varios días un tema cerrado que espera turno para ser aprobado en el recinto de la Cámara alta en las maratónicas sesiones previstas para este miércoles y jueves; por eso la referencia de Pochak. Impulsada por la primera dama, la iniciativa se discutirá probablemente mañana, antes de que comience a debatirse el Presupuesto 2006. Por primera vez desde que el proyecto se encuentra en la comisión, la senadora Kirchner explicó los motivos de su urgencia. El debate fue, por lo sustancioso, poco usual.
Antes de dar la palabra a las ONG convocadas, la senadora dedicó un buen espacio para responder a las críticas a su proyecto. “Algunas imprecisiones rozan la desinformación o la mala fe”, comenzó CFK luego de hacer un repaso de la serie de artículos periodísticos en los que se critica el funcionamiento del Consejo de la Magistratura. Destacó “la incoherencia” de algunos medios y calificó al diario La Nación de “opositor al Gobierno”.
“Cada consejero tiene 8 o 9 asesores con cargos de camaristas. De los futuros 13 miembros el oficialismo tiene sólo cinco. Se dice que estamos manipulando las mayorías cuando se necesitan dos tercios para destituir o designar jueces. Actualmente mi partido, el PJ, el partido del Gobierno, tiene mayoría en la Comisión de Acusación. La minoría política tiene la misma cantidad de representantes que la mayoría; los que escriben deben saber o deberían saber lo que escriben”, comenzó Fernández de Kirchner antes de escuchar las opiniones críticas.
En verdad, el peronismo no tiene mayoría en la Comisión de Acusación. De los siete integrantes, dos son abogados y cinco son políticos. De los cinco políticos el peronismo tiene tres y no cuatro, cifra necesaria para la mayoría. Hasta el momento tenía sentado allí al ex senador Jorge Yoma y a los ex diputados Leila Chaya y Jorge Casanovas. Antes de la renovación, la mayoría la lograban los diputados Jesús Mínguez, radical, Marcela Rodríguez, ARI, y los dos abogados.
Pochak no ocultó su malestar porque sus opiniones en este caso coinciden con las de Fores y otros cuerpos de abogados que supieron participar de dictadura. “No nos une el amor, sino el espanto”, dijo. La abogada refutó los puntos subrayados por Fernández. La senadora destacó que los medios tan sólo se preocuparon del cambio numérico del Consejo. Pochak desmenuzó la iniciativa, sostuvo que no mejoraba la administración de justicia, que no agilizaba su funcionamiento. Luego de preguntarse cuáles habían sido los indicadores tomados en cuenta para el dictamen, señaló que todo seguirá funcionando por el sistema de plenario, lo que no modifica los tiempos del cuerpo. Pochak destacó que a diferencia de la propuesta de reducción de la Corte Suprema, que en ese caso agilizaría su funcionamiento ya que las sentencias son giradas a cada integrante, en el Consejo su reducción no cambiaba las cosas ya todo seguiría al ritmo del plenario. También refutó uno de los argumentos más repetidos por el oficialismo: “Este proyecto no ataca el corporativismo. Este proyecto no avanza en romper las lógicas del Poder Judicial”. Subrayó que, al darle al Poder Judicial las atribuciones de las cuestiones administrativas, lejos estaba de romper el corporativismo que denuncia. Incluso no ocultó que delegaba facultades políticas en la Corte Suprema. “No nos van a escuchar a nosotros tener un discurso anti político”, dijo Pochak luego de que la primera dama reivindicara el rol de la política.
Interrumpida permanentemente por la senadora Kirchner, la exposición de Pochak se convirtió en la mejor polémica que pudiera haberse realizado sobre la reforma del Consejo de la Magistratura. Luego de repasar todas las cuestiones que una reforma sustancial debería tener y que este proyecto no tiene, la representante del CELS dijo que “se entiende que si lo que importa es modificar la composición numérica entonces se explica el apuro” del oficialismo. La senadora tomó el guante y contestó que, dado que las elecciones de los estamentos de los abogados y de los jueces se realizan en noviembre del año que viene y como el proceso lleva sus meses, el proyecto tenía que ser ley, a más tardar en mayo del 2006.
“Yo no voy a Diputados a pedir la palabra en las comisiones”, le dijo Fernández de Kirchner a la diputada Marcela Rodríguez, representante del ARI en el Consejo. Luego de abandonar la comisión, en diálogo con este diario Rodríguez comentó que “la senadora nunca contestó que el oficialismo puede bloquear cualquier acusación o nombramiento, ya que al pasar del 25 al 40 por ciento su representación, no hay manera de que los demás integrantes alcancen los dos tercios necesarios”.
Ayer fue debate. El jueves se votará la iniciativa.

Compartir: 

Twitter
 

La senadora Cristina Fernández fue la encargada de argumentar sobre la necesidad del cambio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.