EL PAíS › KIRCHNER INSTO A UN NUEVO VINCULO ENTRE CIVILES Y MILITARES

“Con memoria y con justicia”

El Presidente, acompañado por la ministra de Defensa, Nilda Garré, encabezó la ceremonia de egreso de los cadetes de las Fuerzas Armadas en el Colegio Militar. Dijo que es necesario “cambiar definitivamente las lógicas de las relaciones cívico-militares”.

Ante varios de los cadetes que hace más de un año y medio asistieron a la ceremonia en la que el jefe del Ejército, Roberto Bendini, cumplió la orden de descolgar de las paredes del Colegio Militar los retratos de los represores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Benito Bignone, el presidente Néstor Kirchner insistió ayer en la necesidad de “obtener justicia” por los delitos cometidos por la última dictadura militar “con memoria pero sin rencores” y advirtió que no se debe impulsar “una verdad a medias ni sesgada”. Acompañado por la ministra de Defensa, Nilda Garré, el Presidente dijo que es necesario “cambiar definitivamente las lógicas de las relaciones cívico-militares que contraponen ambos conceptos como contradictorios y opuestos”.
Antes de la entrega de sables a los alfereces, guardiamarinas y subtenientes, Kirchner señaló que “como ciudadanos tenemos el deber y el derecho de conocer los hechos de nuestra historia reciente y deben servirnos para aprender de ellos y no repetirlos”. Destacó que “el respeto a los derechos humanos ocupa un lugar central en la agenda pública argentina” y sentenció que “con memoria pero sin rencores se debe obtener justicia”.
“Como Estado, hallar la verdad es nuestra obligación legal y ética, pero no se trata de impulsar una verdad media ni sesgada por perspectivas parciales porque eso no sería la verdad. Se trata de analizar un pasado doloroso con memoria y con justicia”, abundó y destacó que hacerse cargo de lo ocurrido durante la última dictadura militar “constituye un acto de grandeza”.
En la entrega de sables a los más de 250 cadetes también estuvieron el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, brigadier Jorge Chevallier; y los titulares del Ejército, general Roberto Bendini; de la Armada, almirante Jorge Godoy, y de la Fuerza Aérea, brigadier Eduardo Schiaffino. El ministro del Interior, Aníbal Fernández, y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, participaron entre otros funcionarios de la ceremonia.
En la misma línea argumental que la ministra Garré, el Presidente hizo hincapié en que “tenemos que reemplazar una visión arcaica por un vínculo distinto que relacione al conjunto de la sociedad con las Fuerzas Armadas” y remarcó que el Gobierno quiere “Fuerzas Armadas altamente profesionalizadas, prestigiosas y comprometidas con un futuro mejor” y también relacionadas con la política exterior en misiones que velen por la paz en el mundo. Con miras al futuro, Kirchner sostuvo que es una prioridad impulsar la investigación tecnológica y científica en la esfera militar, la modernización del sector castrense y la producción para la defensa.
Luego de la nulidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida impulsada por el Poder Ejecutivo en el Congreso y ratificada por la Corte Suprema de Justicia se reactivaron las causas por violaciones a los derechos humanos. Más de ciento cincuenta represores militares y policiales están en prisión a la espera de los juicios orales. A mediados del año próximo podrían pasar a esa instancia las causas por la represión ilegal en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y el Primer Cuerpo de Ejército. Durante todo ese proceso estuvo a cargo de la cartera José Pampuro. Desde la asunción de Garré, Defensa hizo trascender que “esos son temas de la justicia en los cuales no tenemos nada que decir”.
El año pasado, en la ceremonia de egreso conjunto de los cadetes, Kirchner había instado a los nuevos oficiales de las Fuerzas Armadas a que respeten con “fidelidad” las “instituciones, la Constitución Nacional y los pactos y derechos en ella consagrados”. Además, les había reclamado que “nunca” deberían levantar sus sables “contra otros hermanos argentinos” y asegurado que los sables recibidos por los egresados de los colegios militares resumían “los máximos principios y valores” de los héroes emancipadores. La necesidad de definir el rol de las Fuerzas Armadas en un contexto de consolidación democrática y de integración regional es el desafío de la nueva ministra y de los jefes de las tres fuerzas. Mañana, Garré recibirá en el Edificio Libertador al embajador de Estados Unidos, Lino Gutiérrez, quien pidió la entrevista. El representante de George W. Bush en la Argentina se va a encontrar con la ex embajadora en Venezuela. Como es sabido, el Departamento de Estado tiene la lupa sobre el presidente Hugo Chávez y su proyecto bolivariano que desafía los intereses hegemónicos de la potencia planetaria.
El gobierno venezolano planteó un convenio para mantener los fusiles FAL de sus Fuerzas Armadas que la Argentina está analizando.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Néstor Kirchner y la ministra de Defensa, Nilda Garré, en el Colegio Militar.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.