EL PAíS › PUBLICAN LOS 351 ARTICULOS CON ACUERDOS, CON MARCA Y BANDA DE PRECIOS

Felisa armó la lista para el súper

Economía puso en marcha ayer el seguimiento efectivo de los precios de los artículos de consumo masivo, al dar a conocer el listado de productos con los respectivos precios. Cada cadena comercial deberá publicar su propia lista, similar a la vigente al 30 de noviembre.

 Por Claudio Zlotnik

Felisa Miceli dedicó la mayor parte de los 80 días que lleva como ministra a controlar la inflación. Primero acordó rebajas con los supermercados y, conseguido el objetivo, centró la estrategia en hacer lo propio con el resto de la cadena de producción y de comercialización. Ayer completó el círculo. Algunos días después de cerrar un nuevo trato con los comercios, Economía difundió una lista con 351 artículos cuyos precios fueron acordados tanto con los fabricantes como con los comercios. En todos los casos corresponden a los valores vigentes al 30 de noviembre pasado. La mayoría corresponde a productos de almacén, a los que se suman artículos de tocador y de limpieza. También se armó una canasta escolar. La nómina divulgada generó confusión porque se diseñó en base a una banda de precios mínimos y máximos con brechas de hasta el 273 por ciento. Cerrado este capítulo, la semana que viene el Gobierno volverá a poner la lupa sobre el mercado de la carne.

Según el listado, el detergente Querubín (de la empresa Queruclor) tiene un precio mínimo de 48 centavos y uno máximo de 1,79 peso. El segundo valor más que triplica al primero. ¿Tiene algún valor una lista que no sirve como referencia, ya que la disparidad supera holgadamente la inflación prevista? Por el contrario, si esta mañana, cuando abra sus puertas el comercio A, que vende el Querubín a 48 centavos, observa que el mismo Gobierno consiente que ese mismo producto cueste tres veces más, ¿por qué no subiría el precio?

El caso del detergente es el más extremo, pero en la lista hay otras dispersiones significativas. Por citar algunas: un 30,5 por ciento en el cacao Nescao de 400 gramos (1,77 peso de mínimo y 2,31 de máximo); un 32 por ciento en el algodón Estrella de 400 gramos (5,75 y 7,58 pesos), y un 26,4 por ciento en el azúcar Chango (1,25 y 1,58 peso).

En el Palacio de Hacienda aseguran que estas diferencias de ninguna manera se traducirán en cambios de precios. Voceros de Economía aseguraron a este diario que, a partir de hoy, cada comercio tendrá la obligación de fijar carteles con la lista de productos a la cual adhirió. Los precios de esos artículos deberán ser los mismos que en noviembre del año pasado.

- ¿Cómo explican la disparidad?: es que los proveedores no venden a un precio único a los distintos comercios. Y éstos, a su vez, se manejan con distintos márgenes de rentabilidad.

- ¿Cómo se asegurará que los precios son los mismos que en noviembre? Cada comercio tendrá la obligación de publicar la nómina de productos a la que adhirió. Pueden ser los 351 o menos. Pero debe figurar el precio de venta al público. En Economía aseguran que vigilarán el cumplimiento. Los súper que adhirieron fueron Auchan, Carrefour, Coto, Jumbo, Libertad, Patagonia y Wal Mart.

En paralelo con la puesta en marcha de las nuevas listas, se ubicarán stands en los supermercados con folletería en los que se les explicará a los clientes su derecho a denunciar eventuales abusos. También se reforzarán las guardias del teléfono gratuito para avisar incumplimientos (0800-666-1518). Algunas asociaciones de consumidores e intendencias ayudarán en los controles. La idea de Miceli es que estos acuerdos no terminen en un hecho económico más sino que sirvan para concientizar a los consumidores de sus derechos.

De los 351 productos, 208 corresponden a alimentos, artículos de tocador y de higiene. Participaron de los acuerdos las principales empresas del país. El mayorista Maxiconsumo sumó 50 productos marca Marolio. Menos puntillosa es la lista de la canasta escolar. Se ofrecen desde adhesivos a cuadernos, crayones, carpetas y guardapolvos. Pero ninguno tiene marca y la disparidad de precios es enorme. Por ahora, su utilidad como marco de referencia queda muy relativizada.

Para comienzos de la semana entrante, ya con las nuevas listas puestas en práctica, el Gobierno lanzará una nueva ofensiva sobre los frigoríficos y los grandes comercializadores de carnes. En el equipo económico quieren que las bajas en los precios que se vieron esta última semana en Liniers, de entre 5 y 7 por ciento, se trasladen a los mostradores. Una cosa que, por ahora, no ocurrió.

Compartir: 

Twitter
 

Cada supermercado deberá exhibir su propia lista de precios acordados, al nivel vigente en noviembre.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.