EL PAíS › RADICALES DISIDENTES LLAMARON A ACORDAR CON LA ROSADA

En busca de la concertación K

Cuatro gobernadores radicales, un vicegobernador, intendentes y legisladores convocaron a cerrar “acuerdos programáticos y plurales” con el Gobierno. El titular de la UCR, Roberto Iglesias, dijo que el que se quería ir que se fuera.

No provocaron el cisma, pero ampliaron la grieta que atraviesa gran parte de la estructura partidaria. La mayoría de los gobernadores radicales y algunos intendentes de la UCR llamaron a efectuar acuerdos “programáticos y plurales” con el gobierno nacional y destacaron la apertura impulsada por el presidente Néstor Kirchner. Tras la reunión que mantuvieron a puertas cerradas en el Hotel Savoy, los dirigentes eludieron pronunciarse sobre alianzas electorales y el propio mandatario mendocino, Julio Cobos, afirmó que su postulación a la vicepresidencia acompañando a Kirchner “es una mera especulación”. Los radicales disidentes reclamaron un debate interno “con total libertad” para definir el papel del radicalismo frente al Gobierno. Desde el Comité Nacional, su presidente Roberto Iglesias les respondió que “el que se quiera ir que se vaya” y calentó el enfrentamiento que pone al radicalismo al borde de la ruptura.

“La dirigencia política toda deberá tener la grandeza suficiente para entender que la nueva Argentina que está naciendo requiere de acuerdos programáticos y plurales que representen cabalmente las nuevas demandas de una ciudadanía emergente y esperanzada”, señala el documento que el sector disidente de la UCR dio a conocer al término de una reunión realizada ayer en el porteño Hotel Savoy. Un texto que suscribieron los gobernadores Julio Cobos, de Mendoza; Arturo Colombi, de Corrientes; Miguel Saiz, de Río Negro, y Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, y al que se sumaron varios legisladores y los intendentes radicales más cercanos al oficialismo, como Gustavo Posse (San Isidro), Daniel Katz (Mar del Plata), Mario Meoni (Junín) y Enrique “Japonés” García (Vicente López).

“Este es el mejor momento, dada la realidad del país como así también la apertura que el gobierno nacional ha propuesto a todos quienes quieran participar de la consolidación del crecimiento de nuestra nación”, reza otro de los párrafos del documento que pretende acelerar las definiciones en la UCR. Los voceros de la reunión fueron Cobos y el rionegrino Saiz, quienes frente a la prensa trataron de bajarles el tono a las expectativas sobre futuras alianzas electorales. “La cuestión electoral es para el año que viene”, dijo Cobos y agregó que su presunta postulación a la vicepresidencia acompañando a Kirchner “es una mera especulación”.

El mendocino negó que esta postura fuera a desembocar en una ruptura con el Comité Nacional que preside Roberto Iglesias y tiene como secretaria general a Margarita Stolbizer, firmes defensores de la oposición total al Gobierno. Pero afirmó que “se debe dar el debate interno” en la UCR. “Y con total libertad”, agregó Saiz. “Lo que nos preocupa es la realidad nacional y es por eso que estamos discutiendo cuál es el rol del radicalismo en esta nueva etapa que el Gobierno ha puesto en marcha”, manifestó el mendocino, en referencia a la propuesta de emprender una “construcción plural” que Kirchner hizo pública en el acto del 25 en Plaza de Mayo.

En ese sentido, exhortaron a la conducción del radicalismo a debatir este tema dejando en claro que existen dos posiciones en el partido, como marcó el gobernador rionegrino: “Oposición frontal o acuerdos o concertación con el Gobierno”. Saiz también reclamó la continuidad de la “libertad para ciertos sectores electorales de la UCR que tienen su historia, su pasado y en muchos de ellos son aliancistas o concertadores en elecciones anteriores”. La alusión de Saiz tiene ejemplos claros. Colombi y Zamora accedieron a la gobernación de sus provincias a través de alianzas electorales con el gobierno nacional, que los jefes radicales disidentes consideran esencial mantener vigentes.

Los dirigentes de la Juventud Radical y de Franja Morada Emiliano Afara y Mario Alarcón llegaron hasta la puerta del Savoy para manifestarse en contra de la postura de los gobernadores radicales y remarcar que “la sociedad nos ubicó en el lugar de la oposición y es el rol que debemos ejercer”. Pero la respuesta más contundente fue desde el propio Comité Nacional de la UCR. “El que se quiere ir que se vaya”, dijo su presidente, Roberto Iglesias.

“El Presidente es un hombre de poco diálogo, no sabe dialogar y por eso mucho menos creo que pueda hacer acuerdos programáticos”, insistió Iglesias, para desalentar algún tipo de concertación con el Gobierno. No pocos en la conducción del radicalismo piensan que “algunos gobernadores ya tienen decidida la ruptura”, pero que sólo plantean el debate “para ver qué pueden arrastrar” dentro de la UCR.

Compartir: 

Twitter
 

Los gobernadores Gerardo Zamora, Julio Cobos, Arturo Colombi y Miguel Saiz, en el Savoy.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.