EL PAIS › INVESTIGAN EL ROL DE LAS BARRAS BRAVAS EN LOS INCIDENTES DE SAN VICENTE

Los gremios que tienen hinchada propia

Los vínculos entre las barras bravas y las conducciones sindicales quedaron expuestos en los incidentes de la quinta de San Vicente. El foco está puesto en Independiente y Estudiantes de La Plata, sostenes de los dos gremios que se enfrentaron: camioneros y Uocra. “Funcionan como ejércitos paralelos”, advirtió el juez de la causa.

 Por Irina Hauser y
Alejandra Dandan

La investigación judicial sobre los enfrentamientos en la quinta de San Vicente busca establecer qué papel tuvieron los barrabravas de Independiente y de Estudiantes de La Plata en los episodios violentos del martes último. Por televisión se pudo ver la gresca entre los seguidores de Hugo Moyano y los del gremio de la construcción. Todo indica que entre los soldados de ambos regimientos hubo integrantes de sus respectivas patotas futboleras: los “rojos” encolumnados con el camionero, los “pinchas” con los albañiles. “Estas bandas funcionan como ejércitos parelos, como empresas de seguridad, o mejor dicho de inseguridad, por fuera del fútbol”, advirtió el juez de la causa, César Melazo, en diálogo con Página/12. “Se mueven como una organización cuasi delictiva, o delictiva”, definió.

La instrucción del caso está en manos de las fiscales Leyla Aguilar y Cristina Larroca, quienes intentan identificar a todos los responsables de la batalla que se desató en la pelea por el palco cuando los restos de Juan Domingo Perón todavía estaban en camino a San Vicente. Hasta ahora, el único detenido es Emilio “Madonna” Quiroz, custodio y chofer de Pablo Moyano, hijo del titular de la CGT. A Quiroz se lo pudo ver claramente disparando en las imágenes del noticiero de Todo Noticias (TN).

La fiscalía y el juez le negaron ayer la excarcelación al camionero por segunda vez (ver nota aparte). También comenzaron a analizar videos televisivos y fotos. La búsqueda apunta, en buena medida, a los barrabravas, que podrían ser acusados de los delitos de lesiones, destrozos y también robo, ya que desaparecieron elementos del museo y de la casa del casero.

El día después de los incidentes, Hugo Moyano culpó a la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) de La Plata, que encabeza Juan Pablo “Pata” Medina, de haber “armado” todo. La intención, dijo, era impedir la presencia de Néstor Kirchner. Medina admitió la participación de su bando en la pelea y trató de justificarla: “Fue una provocación a la Uocra, nosotros no empezamos, ellos quisieron copar todo el lugar”. El titular del gremio de la construcción, Gerardo Martínez, aludió a las patotas futboleras: “Los dirigentes traen barrabravas para provocar la violencia”. Cuando fue indagado por las fiscales, “Madonna” dijo que actuó en “legítima defensa” frente a ataques de los barrabravas de Estudiantes, que tendrían vinculación con la Uocra. Ayer desfilaron por la fiscalía platense varios testigos que dijeron haber sido víctimas, en los episodios de San Vicente, de agresiones de los “pinchas”.

La barra brava de Independiente suele hacer flamear en la tribuna una bandera del Sindicato de Camioneros. Moyano hijo es sexto vocal de la comisión directiva del club de Avellaneda. En una de las oficinas cuelga sobre la pared un retrato de Moyano padre haciendo el gesto de la “ve” de la victoria. En algunas de las imágenes registradas en la quinta de San Vicente se pudo ver, en uno de los momentos de mayor enfrentamiento, a “El Polaco”, de la barra de Independiente, lanzado, en función de escudo, delante del líder del gremio de los judiciales, Julio Piumato.

El juez Melazo le dijo a Página/12 que, incluso más allá de los sucesos puntuales del acto en San Vicente, “es peligroso tener estos ejércitos paralelos de personas que se dedican a dar seguridad, o inseguridad, contratados o convencidos ya sea por organismos públicos o por particulares”. “Lo hacen por fuera de los partidos de fútbol, funcionan como empresas”, señaló el magistrado.

Para el día del traslado de los restos de Perón al mausoleo construido en la Quinta Museo 17 de Octubre, los sindicalistas de las 62 Organizaciones y de la CGT le pidieron al secretario de Seguridad bonaerense, León Arslanian, que no hubiera policías adentro del predio. En una reunión de coordinación de la seguridad que se hizo el viernes pasado los dirigentes acordaron con el gobierno bonaerense repartir las funciones de seguridad: los uniformados quedaban afuera y el acto lo manejaban los gremialistas. Después de la batahola Hugo Moyano responsabilizó a la Policía Bonaerense por no haber intervenido. Pero el ministro Arslanian acusó a los organizadores, “dado que el acto se llevó a cabo en un lugar cerrado” que estaba a cargo de ellos, “quienes tenían el derecho de admisión, el acceso policial sólo podía efectuarse a requerimiento de éstos, hecho que no ocurrió sino hasta luego de los incidentes”.

“La relación de las barrabravas con los gremios es absolutamente mercantil: acá no funciona ningún tipo de ideología. Se paga. La única ideología que funciona es la violencia. Y se alquilan para ir a mostrar el ‘aguante’ en un acto político, hacer de seguridad en una disco o en un recital de rock”, explicó el sociólogo Pablo Alabarces, ex asesor de Javier Castrilli, subsecretario de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos.

La relación entre los hinchas y los gremios, según Alabarces, funciona así: “Uno le dice al otro: ‘Flaco, necesito que vayan a poner el lomo frente a los muchachos camioneros, a tantos mangos por cabeza’. Y otro le dice: ‘Te pongo setenta monos’. Y van. De un lado uno se puede imaginar a los de Moyano y del otro a los de La Plata. Si encima les dicen que va a estar tal otra barrabrava, mejor, porque dicen ‘qué bueno, ¿dónde hay que ir a pelear?’”. “Las barras –explicó el investigador– tienen una relación clientelar pero de tipo territorial con los caudillos políticos. Pero, insisto, no es una cuestión de ideología. No en vano el grito del otro día en la Quinta de San Vicente no era ‘zurditos’ sino ‘putos’: son los términos del código del aguante, no eran términos políticos.” Para el juez Melazo, los barrabravas, que habrían desplegado su arte en el homenaje en San Vicente, “se mueven como una organización cuasi delictiva, o delictiva que se debe investigar”.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Moyano habría sido respaldado por miembros de la barra brava de Independiente.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared