EL PAíS › LOPEZ MURPHY VOLVIO A CRITICAR A LAVAGNA Y LO DISTANCIO DEL PRO

El Bulldog, contento con el enojo

El líder de Recrear habló en medio de las críticas que se cruzaron Macri y Lavagna. Sigue disgustado por los contactos entre ambos.

 Por Werner Pertot

Eramos pocos y terció el Bulldog. En los últimos días, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el dirigente de PRO, Mauricio Macri, se cruzaron como nunca (Lavagna los acusó de ser “de derecha, del conservadurismo”; Macri le respondió que era “un antiguo”). Y Ricardo López Murphy no pudo con su genio: “Nosotros creemos que la lógica del siglo XVIII no es la lógica del siglo XXI. Si nos dicen que la izquierda es Stalin o el Pol Pot, tengo claro que eso no soy”, rebatió el líder de Recrear, que reunió a su tropa para analizar la relación con el macrismo, luego de los contactos con el lavagnismo que irritaron a los bulldoguistas. “Tuvimos demasiados problemas para que nos olvidemos”, advirtió López Murphy. La discusión en PRO continuará en cada distrito, en los que Recrear pedirá igualdad de condiciones y elecciones internas.

El ex ministro de Defensa de la Alianza recibió a la junta nacional de Recrear, que integran los dirigentes de todo el país. El tema excluyente eran los contactos que los macristas tuvieron con Lavagna sin consultar a sus socios en PRO. El malestar llegó a ser tan grande que algunos hablaron de romper la coalición que crearon Macri y López Murphy en 2005.

Tras el congelamiento del diálogo entre el empresario y Lavagna, los ánimos comenzaron a calmarse en Recrear. La mesa de enlace de ambos partidos avanzó sobre la creación de “reglas de convivencia”, en un almuerzo en Puerto Madero que compartieron esta semana los diputados de Recrear Pablo Tonelli, Carlos Araujo y Edgardo Srodek; y por el macrismo, Horacio Rodríguez Larreta, Néstor Grindetti y la legisladora Gabriela Michetti. Allí el diálogo fue más distendido.

Pero no todo fue olvidado, como se demostró en la reunión de ayer:

–¿Por quién nos toman? Se juntaron a cenar con Lavagna sin tomarnos en cuenta. Y ahora nos dicen que la reunión fue “sin el permiso” de Mauricio. Pero por favor –se quejó uno de los dirigentes.

El encargado de relatar pormenorizadamente los pasos del macrismo fue el legislador porteño Marcelo Meis, que ayer cambió el traje por unos jeans y una camiseta de rugbier. Recordó que tanto en las listas electorales, como en los cargos que les corresponde como oposición en la ciudad, los macristas pusieron a su gente: por ejemplo, en el Consejo de la Magistratura y en el Banco Ciudad, donde –se recordó– existe una investigación sobre la directora Gladys González por una denuncia de la revista Veintitrés, que la acusa de intercambiar pauta para obtener una entrevista favorable a Rodríguez Larreta.

–Si criticamos al Gobierno por el uso de la pauta oficial, tendríamos que haber renunciado a esa función arbitraria –planteó otro diputado.

Los reproches se extendieron por tres horas. “Estoy extenuado, porque la discusión fue dura. Hubo observaciones sobre los conflictos que hemos tenido. De hecho, hubo gente que los recordó todos”, contó López Murphy, quien definió: “Es impensable que Lavagna sea candidato de nuestro espacio”. Y dejó en claro que, en última instancia, Macri tendría que elegir entre el ex duhaldismo y Recrear. “Las dos cosas no pueden ir juntas”, remarcó. “Desde nuestro espacio nunca hubo conversaciones. Y creo que ahora todos están de acuerdo con nosotros”, se mostró satisfecho con la reciente pelea Macri-Lavagna.

La junta avanzó en la negociación con el macrismo distrito por distrito, en la que pedirán paridad en todas las fórmulas. Y exigirán elecciones internas en todos los distritos “y no a dedo, como fue hasta ahora”. La mesa de enlace continuará la discusión el lunes. El Bulldog no quiso avanzar en detalles (“Lo más interesante de la negociación es lo que está oculto, como en las minifaldas”, dijo), pero sostuvo que espera un acuerdo en el interior que se podría anunciar cerca del 20 de diciembre. Tras la catarsis, los dirigentes se reunieron a brindar por el fin de año. Un dato para las feministas: las militantes de Recrear –a las que alguna periodista bautizó “las chihuahuas”– hicieron las veces de mozas.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo López Murphy, satisfecho con la pelea entre Mauricio Macri y Roberto Lavagna.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.