EL PAIS › LA LEGISLATURA DE LA RIOJA SUSPENDIO A MAZA, QUIEN NO RECONOCIO LA MEDIDA

El día de los dos gobernadores

Los legisladores que responden al vicegobernador Luis Beder Herrera iniciaron un juicio político a Maza y lo suspendieron. A cargo del Ejecutivo, Beder Herrera prometió convocar a elecciones en 120 días. Maza se atrincheró en su despacho. El Gobierno estudia la intervención federal. Seguidores de Maza produjeron incidentes.

La Legislatura suspendió al gobernador riojano, Angel Maza, dando inicio así a un proceso de juicio político que podría terminar con su destitución. En su lugar asumió interinamente su principal contendiente, el vicegobernador Luis Beder Herrera, quien anunció la convocatoria a elecciones en un plazo de entre 90 y 120 días. Los seguidores del desafectado mandatario generaron disturbios en la capital riojana y anoche la Casa Rosada evaluaba disponer la intervención federal.

La Sala Acusadora de la Legislatura suspendió a Maza durante 30 días hábiles por supuesto “mal desempeño de sus funciones”. Concretamente, lo acusa de haberse extralimitado en sus atribuciones al homologar un pago por una expropiación de tierras que pertenecían al Ejército.

En febrero pasado, Luis Carreño, ex administrador de Tierras, presentó en la Cámara de Diputados un pedido de juicio político argumentando malversación de fondos en relación con el pago “extrajudicial” por ex terrenos estatales que estaban en manos de privados.

Entonces Maza refutó los cargos que pesaban en su contra y señaló que emitió el decreto autorizando el trámite para resolver el pago de expropiación de tierras para avanzar con la Avenida de Circunvalación. “Si no se hubiera resuelto este tema con el pago de 220 mil pesos, homologado por la Justicia, podría haber sido más costoso”, justificó.

Los diputados, que en su gran mayoría responden a Beder Herrera, hicieron caso omiso a la defensa de Maza y dispusieron su suspensión. El vice asumió como gobernador interino en la Legislatura unicameral e informó la novedad a la Casa Rosada, aunque no pudo trasladarse a la sede gubernamental de la provincia ya que allí se había atrincherado Maza.

En base a denuncias de los dirigentes que responden a Beder Herrera, el juez de instrucción Miguel Angel Morales “ordenó a la policía provincial desalojar a toda persona extraña a la casa de gobierno, incluido el propio Maza, dada su suspensión”, señalaron las fuentes.

La tensión manifiesta entre los dos contendientes de la interna del PJ riojano, a quien los une un común pasado menemista, se trasladó a las calles. Allí manifestantes mazistas, palos en mano, quemaron neumáticos, cajeros automáticos y hasta algunos autos. Además repelieron a “naranjazos” a los bomberos que intentaron apagar el fuego. Los frutos los tomaron de los árboles que adornan los alrededores de la casa de gobierno riojana.

Hasta anoche, la policía se mantuvo al margen de las protestas y el comisario Luis Angulo, quien fue designado ayer mismo por Beder Herrera como nuevo jefe de policía en reemplazo del anterior, Julio Nieto –acusado de haber favorecido anteriores desmanes en la Legislatura–, no aceptó la designación ofrecida, según dijeron fuentes policiales que se mantenían fieles a Maza.

El gobernador suspendido reconoció haberle pedido a Kirchner la intervención de los tres poderes del Estado provincial, con el argumento de que se vivía un estado de “ingobernabilidad e indefensión”. De disponerse esa intervención lo pondría a salvo de los juicios políticos en su contra, muchos de ellos vinculados a causas por corrupción, ya que desbarataría la actual Legislatura, donde 17 de sus 23 integrantes responden a Beder Herrera.

El pedido fue acompañado por la firma de los legisladores nacionales Ada Maza, Griselda Herrera y Mario Santander, además de los 15 intendentes que apoyaron con su firma el pedido de intervención. “Es vergonzoso que detrás de potenciar una candidatura se hayan deteriorado las instituciones birlando la decisión popular que dio mandato al gobernador hasta el 10 de diciembre apelando para ello a procesos aparentes de juicio político sin justificación de hecho ni de derecho”, consideró el intendente de Chilecito, Fernando Rejal.

Los jefes comunales amenazaron con denunciar penalmente a Beder Herrera ante el juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, por la presunta infracción a la Ley Nacional de Defensa de la Democracia. Acusan al vice de intentar “deponer a las autoridades constitucionales usando vías de hecho, con ardides supuestamente legales”.

Con esa misma base argumental, Maza emitió un decreto en el que desconoce la decisión de la Legislatura y advierte sobre la existencia de un “conflicto de poderes” ante la “manifiesta enemistad demostrada por los diputados provinciales”, lo que –consideró– lo “priva de las garantías constitucionales del debido proceso, afectando el legítimo derecho de defensa y a un juicio justo”.

–Es extraño; La Rioja tiene dos gobernadores– ironizó, menos formal, Maza cuando le preguntaron por la situación que atraviesa La Rioja.

La crisis institucional se desató por la promesa incumplida de Maza de cederle a Beder Herrera el sillón de gobernador. Por eso la Legislatura ya aprobó una reforma constitucional que impide la reelección de Maza y allana el camino para que su vice lo suceda.

Ninguno de los dos es un novato en estas cosas del poder. El suspendido gobernador, reconvertido al kirchnerismo, pugnaba por pelear un cuarto mandato. En tanto, su número dos –ahora a cargo interinamente del Ejecutivo– hace 18 años que ostenta el mismo cargo acompañando distintas fórmulas.


Claves

- Las relaciones entre el gobernador Angel Maza y su vice Luis Beder Herrera se complicaron hace ocho meses, cuando Maza rompió la promesa de lanzar a su vice como candidato y decidió ir por su cuarto mandato.

- En diciembre pasado, los seguidores de Maza armaron una batalla campal en la Legislatura provincial, dominada por Beder Herrera, para impedir una sesión donde se debatía una enmienda para terminar con las aspiraciones reeleccionistas del gobernador.

- Finalmente, el 15 de febrero se aprobó la reforma que eliminó la reelección indefinida y la ley de lemas. Ese día, también se analizaron los pedidos de juicio político contra el mandatario.

- El miércoles pasado, Maza golpeó las puertas de la Casa Rosada para pedir la intervención de La Rioja, mientras la Legislatura iniciaba los trámites para comenzar el juicio político que empezó ayer con su suspensión.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Angel Maza habló en la sesión de la Legislatura en donde se discutía su suspensión, pero no tuvo eco.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared