EL PAíS

El piso del Gobierno para el sueldo mínimo es de 930

El ministro de Trabajo convocó al consejo tripartito para el próximo martes. La suba sería de entre 930 y 960 pesos.

 Por David Cufré

El Gobierno convocó para el próximo martes al Consejo del Salario Mínimo, integrado por las principales cámaras patronales, la CGT y la CTA. El anuncio lo hizo ayer el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, junto al secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y al presidente de la Unión Industrial Argentina, Juan Carlos Lascurain. La central gremial mayoritaria pide un aumento de los 800 pesos actuales a 1040, mientras los representantes empresarios dicen que no debería ir más allá de los 900 pesos. El Gobierno arrimaría un acuerdo en una cifra intermedia. Fuentes gremiales indicaron a este diario que la propuesta del Ejecutivo sería aplicar un ajuste del 16,5 por ciento, que llevaría el mínimo a 932 pesos. Cerca de Tomada, en tanto, admitieron que se analiza estirar algo más ese número, para acercarse a 960 pesos.

Las mismas fuentes oficiales aseguraron que además del incremento del salario mínimo, el Gobierno ya decidió elevar las asignaciones familiares –20 por ciento como mínimo– y correr hacia arriba el tope salarial para percibirlas. Junto a ello, se aumentará el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias. Para más adelante, afirmaron, quedará una suba generalizada de las jubilaciones.

El último aumento del salario mínimo a 800 pesos –se llegó a ese nivel en noviembre pasado– elevó el universo de beneficiarios a 1.029.000 personas. Según cálculos oficiales, si ahora pasa a 950 pesos quedarán alcanzadas algo más de 1.500.000 personas, equivalente al 11 por ciento del universo de trabajadores registrados. Pero la medida tendrá un impacto adicional sobre los trabajadores “en negro”, cuyos ingresos son empujados hacia arriba cada vez que hay una suba del mínimo. En especial, en el interior del país y en los aglomerados más chicos. El empleo informal abarca actualmente al 41,6 por ciento de la población ocupada.

Tomada dio una pista clara del objetivo del Gobierno: “Tenemos la aspiración de superar por primera vez, en forma escalonada, la línea de la pobreza”, reveló. Eso significa que el piso del nuevo salario mínimo son los 923 pesos que el Indec fijó como umbral para junio, que es lo que cuesta la canasta básica para una familia tipo. Pero como además anticipó que la suba se hará por etapas, es posible que la cifra final sea algo mayor. Trascendió que el aumento se daría en dos etapas, la primera en agosto y la segunda en noviembre.

“La primera reunión del consejo se hará el próximo martes a las 17”, precisó Tomada. Antes de hacer el anuncio, estuvo reunido con los presidentes de las principales cámaras patronales. El día anterior, el ministro había comenzado la negociación con la cúpula de la CGT. La CTA manifestó su enojo por esa situación. “Se ve a las claras que ya todo fue pactado por los sectores mayoritarios”, se quejó Horacio Meguira, director del departamento jurídico de esa central sindical. “Otra vez se incumple con una obligación concreta del Consejo que es calcular una canasta básica que sirva como referencia para la determinación del salario mínimo”, agregó. La CTA la estimó en diciembre pasado en 2513 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Moyano acompañó a Carlos Tomada a la hora de los anuncios.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.