EL PAíS

“Para que los culpables paguen lo que hicieron”

Una multitud inundó las calles de Neuquén exigiendo justicia por el asesinato de Fuentealba. El gremio pidió que se cite a indagatoria a Sobisch.

Desde Neuquén

Una inmensa columna de más de diez cuadras recorrió, como hace seis meses, el centro de Neuquén y la ruta nacional 22. La marcha de 15 mil personas que terminó al mediodía frente a las puertas de la Casa de Gobierno fue encabezada por los alumnos del Cepem 69, la escuela secundaria de uno de los barrios más humildes de Neuquén donde daba clases el profesor de Química asesinado y que lleva justamente por nombre el de “Compañero Carlos Fuentealba”. En paralelo, una delegación de Aten –el sindicato docente donde era delegado Fuentealba– presentó al fiscal del caso, Richard Trincheri, un pedido formal para que cite a indagatoria en la llamada causa Fuentealba 2 al mismísimo gobernador Jorge Omar Sobisch, hoy de licencia por ser candidato presidencial para las elecciones del 28 de octubre.

El acto empezó con la lectura de la carta de Joana López, alumna de quinto año del Cepem 69, el colegio donde Fuentealba dictaba la mayor cantidad de horas de clase. “Profe, muchas gracias por todo lo que nos enseñó. Por todos los momentos individuales que compartió con cada uno de nosotros. Nunca lo vamos a olvidar. Siempre va a estar presente y va a seguir vivo en nuestros corazones. Los alumnos del Cepem 69 lo queremos mucho”, escuchó la multitud. “Usted no va a descansar en paz hasta que no se haga justicia. Y por eso nosotros no vamos a bajar los brazos y por eso vamos a luchar al lado de Sandra (Rodríguez) y de toda su familia hasta que se haga justicia. Y para que todos los culpables que lo sacaron de nuestro lado paguen por lo que hicieron”, terminó la carta sellada por el aplauso de la gente.

Otro de los momentos más emotivos fue cuando se leyó una carta de Sandra Rodríguez, la viuda del profesor Fuentealba, quien también es docente de nivel primario en una escuela de la periferia de Neuquén. “Las marchas en todo el país exigiendo justicia son un gran paso que hemos construido todos juntos, los que hemos decidido encarar esta lucha, por las banderas contra la impunidad y por el juicio y castigo a los autores materiales y políticos del fusilamiento de Carlos. Porque esto es el ‘Nunca más’ a la muerte de un trabajador, de un docente”, comenzó el escrito y recordó que “puntualmente hoy, aquí, en las calles y paredes de Neuquén, se refleja lo que aquel 9 de abril (de este año) dije: el que dio la orden es tan culpable como el que jaló el gatillo. Por eso hoy, después de seis meses, no sólo los docentes sino todas las organizaciones sociales y políticas le gritamos a este gobernador: Sobisch ciento por ciento asesino. Y además le exigimos al juez Piana que nos garantice los tiempos y la seriedad que esta investigación se merece”.

Uno de los pocos dirigentes de Aten que no viajó a Buenos Aires fue Gustavo Aguirre, secretario general de la seccional capital, la más numerosa del gremio docente neuquino. Finalizando el acto, Aguirre volvió a cargar contra el mandatario provincial: “Le exigimos al juez (Cristian) Piana que investigue al poder político en el caso Fuentealba.

Que no tenga miedo. Los trabajadores vamos a bancar para que (el gobernador) Sobisch vaya preso”. “Y desde aquí también le decimos al país que la represión no es patrimonio de Sobisch y del MPN (Movimiento Popular Neuquino), porque en Santa Cruz el que mandó la Gendarmería es el gobierno nacional. Eso también es represión y lo hacen en todas las provincias donde los maestros salen a la calle”, culminó Aguirre.

Terminaron los discursos y la gente siguió coreando el nombre de Carlos Fuentealba, respondiendo en forma unánime con un “Presente, ahora y siempre”.

Compartir: 

Twitter
 

Miles de docentes y alumnos se concentraron frente a la Casa de Gobierno de Neuquén.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.