EL PAíS › PARA IMPEDIR UNA PROTESTA DE AMBIENTALISTAS, URUGUAY CERRO EL UNICO PASO QUE QUEDABA ABIERTO

Vecinos con todas las puertas bloqueadas

El gobierno de Tabaré Vázquez clausuró el puente que une Concordia y Salto, ante la marcha que los asambleístas de Gualeguaychú planeaban llevar hasta la costa uruguaya. Así, los tres pasos internacionales quedaron cerrados ayer. Los ambientalistas pasaban la noche en la frontera y pretendían cruzar.

La difícil relación diplomática entre Argentina y Uruguay por la radicación de la pastera Botnia en la orilla oriental del río Uruguay se complicó ayer aún más, cuando el gobierno de Tabaré Vázquez ordenó cerrar el puente internacional Salto-Concordia y terminó de bloquear todos los pasos fronterizos entre ambos países. La medida buscó impedir que los asambleístas de Gualeguaychú llevaran sus proclamas ambientalistas contra Botnia hasta el balneario uruguayo de Las Cañas. Vázquez prefirió ignorar el reclamo de la Cancillería argentina por el bloqueo del paso Paysandú-Colón –por cuya clausura, el sábado a la noche, convocó de urgencia al embajador oriental en Buenos Aires– y también cerró el puente sobre la represa hidroeléctrica binacional. El canciller Jorge Taiana, en tanto, instruyó al cónsul argentino en Salto que constate el bloqueo uruguayo para informarlo a la Corte Internacional de La Haya, que en su intervención en el litigio entre ambos países había solicitado a los Estados que no elevaran el nivel de la controversia. Los asambleístas entrerrianos anunciaron que pasarían la noche en la cabecera de los puentes, a la espera de la reapertura fronteriza. Si no es abierta, intentarán llegar con su protesta cruzando el río en lanchas, barcazas o a través de Brasil.

Ayer al mediodía la prefectura uruguaya cerró el paso fronterizo entre Salto y Concordia, sin aviso “ni plazos”, y dejó cortados todos los puentes internacionales entre Uruguay y la Argentina. De esta forma, el gobierno de Tabaré Vázquez bloqueó los caminos a la protesta que los asambleístas de Gualeguaychú querían realizar el domingo en el balneario de La Cañas, en medio de otras medidas de seguridad que había adoptado en las rutas ribereñas uruguayas. El sábado había hecho lo mismo en Paysandú y mantenía la medida implementada desde hace unas semanas en Fray Bentos, cuando comenzó la producción en la planta de celulosa de la compañía finlandesa.

El cierre de la frontera fue confirmado por la Gendarmería argentina, que retuvo a los ambientalistas que intentaban llevar sus protestas hasta la otra orilla del río Uruguay. El canciller Taiana ordenó al cónsul argentino en Salto que también constatara la resolución del gobierno vecino. El cónsul Raúl Guerrero llegó hasta el límite fronterizo sobre el puente internacional, verificó la interrupción y labró un acta con un escribano uruguayo.

Con estos elementos, la Cancillería argentina recurrirá en queja –“oportunamente”– ante el Tribunal de La Haya. La Corte Internacional –que interviene en el conflicto diplomático entre ambos países– había recomendado a los Estados litigantes no elevar el nivel de la controversia. Los mismos argumentos que el vicecanciller Eduardo García Moritán le expresó al embajador uruguayo en Buenos Aires, Francisco Bustillo, cuando el sábado por la noche lo convocó de urgencia al Palacio San Martín para manifestar la “preocupación y desagrado por la decisión administrativa del gobierno uruguayo de cerrar la segunda frontera con Argentina”, el puente General Artigas que une Paysandú y Colón. Para la Argentina, “la respuesta de un Estado frente a manifestaciones pacíficas de comunidades preocupadas por su calidad de vida no puede ser a través de un hecho desproporcionado y excesivo, que agrava la situación del diferendo y que nos obliga a poner en conocimiento de la Corte Internacional de Justicia de La Haya”, le dijo García Moritán en la charla que mantuvieron en el piso 14 de la Cancillería.

La situación se agravó ayer, con la decisión uruguaya de ampliar el bloqueo al paso Salto-Concordia. Aunque el paso se abrió de forma transitoria por algunos minutos para que regresaran uruguayos que se encontraban en Concordia y argentinos que volvían del Uruguay por la ciudad oriental de Salto. Sin embargo, la Gendarmería impidió que ambientalistas entrerrianos intentaran el cruce. Desde la Cancillería argentina se privilegió el silencio para no seguir la escalada con el argumento de que el conflicto se dirime en La Haya.

En la página web de la presidencia uruguaya no había comunicado oficial alguno, pero Tabaré Vázquez ya había tomado la decisión de impedir el paso de los “piqueteros” argentinos cerrando los pasos fronterizos. El presidente oriental tomó la determinación el jueves por la noche, después de su arribo a Montevideo tras una extensa gira por Oriente y el sudeste asiático. Mantuvo en secreto la decisión.

Según la prensa uruguaya, el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, le había comunicado a través del secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, la tensión que generaba en Fray Bentos la posible llegada de los asambleístas entrerrianos y la reacción que podría provocar en sus habitantes la realización de una protesta en su balneario –pese a que los fraybentinos ya empezaron a sentir olores nauseabundos provenientes de la compañía finlandesa.

Contrariando su principal argumento ante La Haya –las pérdidas económicas que generaba el bloqueo de los asambleístas de Gualeguaychú que ya cumplió un año–, Tabaré Vázquez amplió los cortes en todos lo pasos fronterizos. Primero lo hizo en el puente General San Martín, a principios de mes, antes de que la planta de Botnia comenzará a producir. Luego, el sábado pasado, lo extendió a Paysandú-Salto, para que los asambleístas entrerrianos no llegaran hasta sus costas. Y ayer la medida alcanzó también a Salto-Concordia. Tabaré tiene prevista una visita pueblo por pueblo en la frontera con Brasil, donde argumentará los “logros” de su gobierno. Hoy será el único orador en la Plaza 25 de Agosto, en la localidad de Tomás Gomensoro. Allí, acompañado de gran parte de su gabinete y funcionarios, el presidente uruguayo se referiría a su decisión de bloquear las fronteras con Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

El cierre uruguayo del puente Salto-Concordia se sumó a la misma medida ya tomada para Gualeguaychú-Fray Bentos y Paysandú-Colón.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.