EL PAíS

El PJ bonaerense apura los tiempos para Kirchner

En la carrera por la normalización del peronismo, los bonaerenses, que representan el 40 por ciento del partido, se ponen a la cabeza de legitimar mandatos.

“El primer día hábil de febrero estaré en los tribunales para consultar el expediente del Partido Justicialista de Buenos Aires”, confía a este diario el titular del Consejo provincial del partido, el diputado nacional José María Díaz Bancalari. Más que apuro por los tiempos, la frase permite entrever la preocupación del kirchnerismo por cumplir con los requisitos legales. Buenos Aires tiene un fuerte peso en el Congreso Nacional partidario, cerca del 40 por ciento, y los mandatos de sus congresales están vencidos. Eso obliga a la realización de un cónclave bonaerense para elegir nuevos congresales nacionales. Como no hay plazos preestablecidos, eso podría ocurrir un día antes del plenario nacional.

Junto con el mandato de los bonaerenses, caducó también la representación que Buenos Aires tenía en la mesa ejecutiva del congreso nacional. Bien leída, ésa puede ser una buena noticia para el kirchnerismo, ya que el titular de esa mesa no es otro que el bonaerense Eduardo Camaño, alineado con Roberto Lavagna y duhaldista incondicional, si es que esa categoría existe como tal. “Los bonaerenses perdieron su calidad de congresales y está claro que quien no tiene mandato para participar del congreso no puede integrar sus estamentos ejecutivos”, afirma en diálogo con Página/12 el apoderado nacional Jorge Landau.

El kirchnerismo parece no esperar mayores sorpresas. En un principio especulan con poder reunir al congreso nacional en la primera semana de marzo. Aunque hay tres posibles alternativas para convocar al encuentro, lo más sencillo es que la convocatoria la realice el actual interventor partidario, Ramón Ruiz. Antes de eso, el consejo bonaerense podría reunirse el segundo lunes de febrero y allí ponerle fecha al congreso provincial.

Díaz Bancalari no parece preocupado por la saga de definiciones y encuentros que se agolparán en la agenda. “El PJ bonaerense está bastante ordenado. Sus decisiones se toman por unanimidad y han sido debidamente publicadas y publicitadas”, afirma. Recuerda que así como está vencido el mandato de los congresales nacionales por Buenos Aires, los congresales provinciales del partido están vigentes hasta fin del 2008. Precisamente la fecha en la que finaliza su período al frente del peronismo bonaerense. No es casual que a la hora de especular con quién podrá ser la nueva autoridad bonaerense, haya surgido el nombre del vicegobernador y hombre fuerte de La Matanza, Alberto Balestrini. Lejos de mostrarse preocupado por lo que aparece como una futura interna, el legislador nacional dijo a Página/12 que para el peronismo la normalización partidaria y la elección de Kirchner como titular del PJ “es una apuesta muy fuerte que no puede complicarse por ningún conflicto provincial”.

La normalización partidaria es uno de los temas que dominan los encuentros y llamados telefónicos que por estos días mantienen el operador del ex presidente Juan Carlos Mazzón, el apoderado Landau, Díaz Bancalari y el ministro Florencio Randazzo, entre otros. Landau descartó que haya alguna impugnación judicial y subrayó: “Nuestra intención es que el proceso no se judicialice. Actuaremos en un todo con lo que establece la carta orgánica del partido”.

Los kirchneristas no aparecen preocupados por otra cosa que no sea la legalidad. Se muestran confiados con la relación de fuerzas favorable que tendrán en el congreso nacional. Desean que haya debate político para legitimar la futura conducción de Néstor Kirchner. La lavagnista Marina Casesse adelantó que su sector participará de todos los congresos y cónclaves del PJ. “Somos peronistas”, repitió antes de asegurar que mantendrán su individualidad política y que no se alinearán con los seguidores de Adolfo Rodríguez Saá. No por casualidad destacó que en la última elección su sector logró el 18 por ciento de los votos. Un porcentaje muy superior al alcanzado por Rodríguez Saá. El empresario de medios y diputado nacional Francisco De Narváez también comprometió su presencia en el futuro plenario. “El peronismo siempre ha sido plural”, dijo Landau con la tranquilidad de saber que el kirchnerismo tiene un apoyo mayoritario.

Compartir: 

Twitter
 

El titular del peronismo bonaerense, José María Díaz Bancalari, confía en resolver la interna sin conflicto.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.