OPINIóN

La GIR y la carcelera

 Por Graciela Roselló *

Fuimos a caminar con Rubén por el parque sur, como le decíamos en mi época santafesina, de pronto nuestros pasos nos llevaron por una callecita interna, bordeando los monoblok y se detuvieron ante la Guardia de Infantería Reforzada (GIR), toda pintada de azul. Fueron apenas dos o tres minutos parada ahí, recordando mis ojos veinteañeros que durante todas las noches se iban por esas pequeñas ventanitas de donde nos tenían prisioneras hacia la autopista, me adormecía imaginándome en el Tata verde viajando a cualquier parte, lejos del terror.

Dos o tres minutos, enero del 2008, pito catalán a la GIR, y seguir caminando, no es imaginación, es realidad.

La noticia en los diarios, un juez dispone elevar a juicio oral la causa Brusa, con ciertos recortes en la investigación, pero aun así se siente, y se siente mucho como parte de esta realidad construida por las luchas de los organismos de derechos humanos y los militantes sociales.

Leo en el diario que la carcelera María Eva Aebi, entregadora de nuestros cuerpos a los torturadores, está detenida en la Guardia de Infantería Reforzada y con cierta emoción vuelvo a esos dos o tres minutos parada ante ese terrorífico edificio los primeros días de este enero, y después de treinta años, siento un viento fresco y de justicia en ese pequeño instante, ella ahí adentro y yo acá afuera.

* Ex detenida en la Guardia de Infantería Reforzada en la Ciudad de Santa Fe. Actual Secretaria Adjunta Alterna de Asociación Bancaria y Secretaria de Gremiales de CTA Rosario.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.