SANTA FE › CRISIS DEL FRENTE PARA LA VICTORIA, EN DIPUTADOS

El fantasma de la fractura

Desde Santa Fe

El proyecto del diputado Gerardo Rico sobre la represión policial de Diciembre Trágico que enfureció a Carlos Reutemann podría derivar en una fractura del Frente para la Victoria en la Cámara baja. El presidente del bloque, Luis Rubeo, salió a respaldar a Rico y anunció que no lo apartarían del redil como pidieron los seguidores del ex gobernador. "O se va él o me voy yo", exigió la semana pasada, el sobrino de Lole, Federico Reutemann. "Rico no será sancionado ni separado", le contestó Rubeo en la edición de ayer de Rosario/12. Pero ahora, el jefe histórico de UPCN Alberto Maguid, se puso a la cabeza de la defensa de Reutemann y advirtió que la iniciativa de Rico le puede costar caro a Rubeo -en el bloque- y a su jefe político, el diputado nacional Agustín Rossi, en la interna partidaria de marzo. "El proyecto de Rico es un acto oportunista que agravia a miles de peronistas que han reconocido en la figura de Reutemann un gobierno honesto, transparente y eficiente", dijo Maguid. Lo que significa que si Federico Reutemann se abre del Frente para la Victoria lo seguirían sus dos colegas que responden a Maguid: Silvia De Césaris y Alberto Cejas, y en la interna del PJ, el aparato gremial que apoyó a Rossi en las elecciones del año pasado, ahora se inclinaría por su contrincante, el senador ultra reutemista Ricardo Spinozzi.

Rico es el primer legislador justicialista que se anima a presentar un proyecto sobre la represión policial del 19 y 20 de diciembre de 2001 que dejó siete muertos en Rosario, entre ellos Claudio "Pocho" Lepratti al que ejecutaron en el techo de una escuela. Desde entonces, el PJ sólo frenó la creación de una comisión investigadora bicameral y votó pedidos de informes que presentaron legisladores opositores que ahora están en el oficialismo.

Pero Rico rompió esa posición parlamentaria y lo hizo en nombre de sus convicciones políticas y larga militancia en el PJ. "Como kirchnerista de la primera hora debo ser coherente. Si apoyo la investigación al gobierno de Fernando De la Rúa por la represión y los asesinatos de diciembre de 2001, también debo promoverla contra la gestión de s Reutemann por su responsabilidad en las muertes en Santa Fe", dijo. Y después agregó: "Cada uno debe asumir su responsabilidad y los responsables políticos deben asumir las suyas".

La iniciativa enfureció a Reutemann que mandó a sus seguidores a denunciar a Rico. El primero fue Federico Reutemann, que amenazó con una fractura. "O se va Rico, o me voy yo", dijo. Después, siguió el jefe del bloque ultrareutemista, Jorge Lagna, quien apeló a una metáfora extrema. "Algunos individuos se disfrazan de peronistas para ser verdugos de los compañeros", dijo Lagna que comparte su bancada con otros dos amigos de Lole: el ex ministro Alberto Hammerly y Alberto Monti, que se pasó de la lista de Rossi.

Al operativo se sumó ahora, Maguid, quien se puso a la cabeza de la defensa de Reutemann y hasta avaló a su sobrino. "Rico agravia a miles de peronistas y ciudadanos independientes que han reconocido en la figura del ex gobernador Reutemann una administración gubernamental honesta, transparente y eficiente", dijo el gremialista. "El proyecto de comunicación parece ser un acto oportunista de un diputado que probablemente busque adhesiones de sectores claramente antiperonistas y el reconocimiento a través de los medios con actitudes rimbombantes que corresponden más a la oposición que a los hombres y mujeres que militan en el peronismo", agregó.

Maguid respaldó la advertencia del sobrino de Reutemann ("O se va Rico o me voy yo"). "Adherimos totalmente a las declaraciones y actitudes expresadas por el diputado Federico Reutemann y si bien el movimiento gremial no integró formalmente las líneas internas del reutemismo no deja de reconocer lo que el ex gobernador significó para el peronismo y en toda nuestra provincia".

Está claro entonces que el mensaje tiene dos destinatarios: Rubeo, en el bloque y Rossi, en la interna del PJ. Lo que significa que si Federico Reutemann resuelve abandonar el Frente para la Victoria lo seguirían la diputada De Césaris -mano derecha de Maguid- y su colega Alberto Cejas. Aún no está claro si los tres constituirían otro bloque o se sumarían al de Lagna, Hammerly y Monti. Mientras que en la interna, el aparato político gremial que apoyó a Rossi en la compulsa contra Rafael Bielsa, esta vez podría inclinarse a favor del otro candidato a presidir el PJ, en marzo, el senador Spinozzi.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.