EL PAíS › LA INCOGNITA DE QUIENES PUEDEN SER LOS PROXIMOS

Una lista con tela para cortar

Por H. C.

En un mes, Arslanian hizo lo que en años no había hecho nadie. La prescindibilidad de los primeros 303, protegidos pese a sumarios y condenas durante años, es una muestra cabal. Y no es poco, en especial si se tiene en cuenta el escaso tiempo de gestión. Por eso mismo, la lista de los 303 es incompleta y sólo podrá ser tomada como un botón de muestra. Fuentes oficiales confirmaron a este diario en reiteradas ocasiones que la lista de despidos continuará. Se mencionó hace pocos días que en lo inmediato se analizaban las carpetas de unos 1500 policías, pero sus nombres por el momento son mantenidos en silencio. ¿Estará entre ellos el comisario Claudio Smith, último representante de la vieja Bonaerense, investigado por la masacre de Villa Albertina y procesado por entorpecer la investigación de dos bandas de asesinos? ¿O el comisario Marcelo Andrade, segundo jefe de Sustracción de Automotores y hombre de la línea de Alberto Sobrado? Aquí también, la lista sigue.
La lista de las incógnitas está encabezada, sin dudas, por el comisario Claudio Smith. Smith es el último cacique derivado de lo que se llamó la Maldita Policía. En la actualidad forma parte de los cargos jerárquicos de mayor antigüedad, bordea ya los 30 años de servicio. El 17 de junio de 1985, Smith estuvo detenido, con prisión preventiva por la masacre de Villa Albertina, donde fueron baleados y murieron un discapacitado, su mujer embarazada y su hija. Luego fue apartado del caso. Más recientemente, a fines de 2003, fue procesado e indagado por el fiscal de Lomas de Zamora, Carlos Arocena, por la deliberada dilación en ejecutar las órdenes judiciales, dilación que derivó en la fuga de dos bandas de narcos asesinos. Según una investigación del periodista Horacio Verbitsky, mientras Smith era jefe de la Departamental de Lomas de Zamora, 14 policías murieron en una aparente guerra de bandas y varios comisarios fueron ejecutados por la espalda con pistolas 9 milímetros, sin que les hubieran robado nada.
También se puede hacer mención del comisario Marcelo Andrade, segundo en el escalafón de Sustracción de Automotores. Andrade se formó en las huestes de Alberto Sobrado, cuando Sobrado era jefe de la Departamental de Morón, tierra del senador Horacio Román. Andrade está sumariado y procesado en un caso de evasión de la 6ª de Morón, ocurrida el 13 de octubre de 2000. También merece figurar el cabo Mario Julián Barrios, procesado por cobrar los 10 mil pesos del preso, y en disponibilidad desde marzo de 2003.
La lista podría extenderse con el sargento ayudante Sergio Ledesma y el sargento primero Daniel Taboada, procesados por ocultar un arma y una linterna olvidada por dos asaltantes que el 25 de enero pasado violaron a una veterinaria. La lista de incógnitas sigue, y parece interminable.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una lista con tela para cortar
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.