EL PAíS

La causa por enriquecimiento ilícito

 Por Raúl Kollmann

A raíz de la investigación realizada por el juez Alberto Santamarina y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) se inició una causa paralela sobre el enriquecimiento ilícito de los funcionarios. El cálculo inicial parece sencillo: si recaudaron ilegalmente unos 12.000 dólares en una sola jornada, su nivel de vida seguramente es holgado y poco acorde con sus sueldos.

La pesquisa sobre los bienes parece lenta y está a cargo de funcionarios de la Policía Federal. Por de pronto, en los papeles aparece el aduanero Rodolfo Monti con un departamento en Belgrano, La Pampa entre O’Higgins y Arcos, cuyo valor estimado (siempre de acuerdo con la investigación) es de 170.000 dólares. A eso agrega otra propiedad de 194 metros cuadrados en O’Higgins 3100, en Núñez. Los investigadores hablan de 240.000 dólares.

El aduanero Gabriel Robledo es propietario de un departamento en Las Cañitas, Ortega y Gasett 1850, entre Báez y Arce, y una vivienda más chica en Avellaneda.

En general, las propiedades que tienen registradas a su propio nombre los imputados en la causa no bajan de los 150.000 dólares.

Al mismo tiempo se hizo un relevamiento sobre los autos de quienes trabajan en Ezeiza. En el informe preliminar aparece, por ejemplo, más de un Audi, algo que no se condice con sueldos menores a los 3500 pesos, que son los más habituales.

Se dice que está pendiente la entrega de un informe de la AFIP sobre la situación patrimonial de todos los acusados. La investigación abarcaría no sólo a los propios funcionarios sino a sus familias y a las sociedades que eventualmente integren.

El delito de enriquecimiento ilícito es cometido por quien no puede justificar un crecimiento patrimonial apreciable, suyo o de personas allegadas, ocurrido con posterioridad a la asunción de un cargo o empleo público. La pena es de dos a seis años. No faltan quienes sostienen que los delitos relacionados con la corrupción, como exacciones ilegales, cohecho o enriquecimiento ilícito siguen teniendo penas muy bajas, inferiores, por ejemplo, a quien roba un auto.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.