EL PAIS › ENTRETELONES DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

Entre carteles y algún blooper

 Por Miguel Jorquera

- Sobriedad. El macrismo inauguró su propia impronta parlamentaria en el discurso presidencial de apertura de sesiones ordinarias con palcos llenos e invitados ataviados especialmente para la ocasión, pero en los que no hubo banderas como en la era K pero tampoco globos de colores. Pero la bancada oficialista de Cambiemos tampoco se privó de aplaudir de pie y al grito de campaña “Sí se puede, sí se puede” para acompañar los tramos del discurso de Macri más duros contra el kirchnerismo.

- Carteles. El FpV también debutó en su rol opositor por primera vez en doce años y tomó como propia la metodología con que los ahora legisladores de Cambiemos recibían el discurso presidencial en la inauguración del período parlamentario: expresando su postura a través de carteles en sus bancas. Aunque esta vez la diversidad de reclamos era de las más variada: “Basta de despidos”, “No al tarifazo”, “Macri = hambre”, “Macri = buitres”, “No a los despidos en Conicet”, “No a los despidos en CN23”, “No a jueces macristas”, “Kilo de asado $180”, “Litro de leche $18,50”, “75 mil despidos”, “El país no es solo CABA”, “Basta de talleres clandestinos”, “El país no es tu empresa”, “Libertad a Milagro Sala”, “Exijamos la soberanía de Malvinas”, rezaban las pancartas que los diputados elevaban para contraponerlo con algunos párrafos del discurso de Mauricio Macri.

- Carteles II. También hubo carteles dedicados al Presidente y sus relaciones familiares y amistosas vinculadas a negocios con el Estado. “Franco, Tu padre. Toda una vida con contratos con el Estado”, rezaba uno de ellos. “Calcaterra es tu primo. 2.500.000.000” y otro con la foto del empresario Nicolás Caputo y la sentencia “Nicky Caputo es tu amigo. 800.000.000 en contratos con el Estado”.

- Blooper. “Dependerá del Congreso si terminamos de cerrar este conflicto que lleva 15 años. Confío en que va a primar la responsabilidad sobre la retórica y en que juntos construyamos los consensos necesarios”, declaró Macri en dos oportunidades. Se lo hicieron notar desde la bancada opositora. Pidió disculpas. Se le habían traspapelados las hojas del discurso que leyó, retomando una tradición que había dejado de lado la ex presidenta Cristina Kirchner, quien acostumbra no leer sus mensajes.

- Avanzado. Llamó la atención que el jefe del bloque de diputados PRO, Nicolás Massot, se sentara en medio de la bancada del FpV-PJ y al lado del ex ministro de Economía Axel Kicillof. Desde allí, Massot aplaudía de pie tramos del discurso de Macri en soledad. Es que la actitud del diputado por Córdoba respondía a otra de las exigencias que el macrismo quiere imponerle al principal bloque opositor en la Cámara baja. Al reclamo de desalojo del FpV-PJ de las oficinas del tercer piso del Palacio Legislativo, ahora el PRO también quiere que los diputados kirchneristas abandonen las bancas del lado derecho del recinto porque dicen que ese lugar le corresponde al oficialismo. Sin embargo, esa supuesta costumbre parlamentaria no se aplicó durante el gobierno de la Alianza y el peronismo ocupa desde la década del 90 ese lugar. Massot actuó como el avanzado de la exigencia macrista.

- Santacruceños. Los kirchneristas santacruceños no fueron de la partida. El diputado Máximo Kirchner y su cuñada, la senadora Virginia García, se quedaron en su pago para participar de la apertura de las sesiones ordinarias en la legislatura de Santa Cruz que presidía la gobernadora Alicia Kirchner. La senadora María Ester Labado también se quedó en Río Gallegos para acompañar a la gobernadora en su provincia.

- Retrasado. Buscó pasar desapercibido pero no lo logró. El diputado renovador Felipe Solá ingresó al recinto cuando ya habían pasado los primeros 6 minutos de los 61 que habló Mauricio Macri frente a los legisladores. Rápidamente se sentó al lado del líder del FR, Sergio Massa, que seguía el discurso junto a Graciela Camaño, que lució un look animal print.

- Tecito. La chaqueña Elisa Carrió, con una llamativa pollera a rombos negra y blanca, salió del recinto antes de que comenzara la sesión de la Asamblea Legislativa. Fiel a su estilo y reacia al protocolo, no estuvo durante el izamiento de la bandera ni cuando se cantó el Himno Nacional. Cuando el presidente Mauricio Macri ingresaba al Congreso, Carrió regresó con una taza de té en la mano. Siguió con atención el discurso presidencial y no pudo ocultar su satisfacción cuando Macri anunció que promoverá el proyecto de Ingreso Ciudadano a la Niñez, subrayando que es de autoría de Carrió.

- Cortesanos. A pesar de las críticas y cuestionamientos al Poder Judicial, la diputada kirchnerista Diana Conti no se privó departir una charla amigable con los tres integrantes de la Corte Suprema de Justicia: Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti, al finalizar la Asamblea Legislativa. También se acercaron a conversar otros miembros de la bancada como el ex gobernador de San Juan José Luis Gioja.

- Procuradora. Alejandra Gils Carbó estuvo presente en uno de los palcos de la Cámara de Diputados, reservados para invitados, durante la Asamblea Legislativa. Aunque la procuradora, cuestionada por el gobierno macrista, no pasó desapercibida con su llamativo vestido rojo. Se fue rápidamente ni bien terminó el discurso del presidente y con el mensaje de que el oficialismo promoverá una reforma de la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal para recortarle poder.

- Gremialistas. No hubo demasiada presencia gremial en la Asamblea. Sólo se destacaron en la primera fila de uno de los palcos el camionero Hugo Moyano y el sindicalista de los peones rurales, Gerónimo “Momo” Venegas, quienes comentaron en voz baja algunos de los párrafos del discurso. A la hora de los aplausos, al Momo se lo vio mucho más entusiasta que a Moyano.

Foto: DyN

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared