EL PAIS › DESABASTECIMIENTO, FUERTE SUBA DE PRECIOS Y EFECTOS DRAMATICOS DE LOS CORTES DE RUTAS

Leche tirada y comida que se pudre

Comedores escolares con problemas para preparar la comida de los chicos. Más de 1,3 millón de pollitos muertos. Casi 2 millones de frutas y verduras perdidas. Faltantes de carne y lácteos. En el interior la situación es todavía más complicada.

 Por Sebastián Premici

A veinte días de iniciado el lockout de las entidades agropecuarias, los problemas en el abastecimiento de alimentos en grandes supermercados, autoservicios y almacenes de barrio, tanto en Capital Federal como en el interior del país, son cada vez más notorios. La Cámara de la Industria y Comercio de la Carne afirmó a Página/12 que los niveles de faena siguen siendo muy bajos. Desde el Mercado Central de Buenos Aires afirmaron que la comercialización de frutas y verduras estaría garantizada hasta hoy, mientras que el abastecimiento para el resto de la semana dependerá de la continuidad o no de los cortes de ruta. Algo similar ocurre en el sector avícola, que no puede alimentar a los pollos por falta de insumos. Y en relación con la leche, desde SanCor afirmaron que de no flexibilizarse los cortes de rutas, la situación de abastecimiento de productos lácteos a los centros urbanos se complicará seriamente. Desde que comenzó el lockout, se perdieron más de 6 millones de litros de leche y 2 millones de kilos en frutas y verduras.

El Mercado de Liniers exhibió ayer sus más de 5500 corrales vacíos, situación que se mantiene desde hace dos semanas. Datos de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) indicaron que el total de faena de marzo fue de 638.315 cabezas, cuando en febrero fue el doble. “Para los supermercados chinos el desabastecimiento de carne es total”, indicó Miguel Angel Calvete, presidente de la cámara que nuclea a los comercios de capital de ese origen. A la falta de carne se le suma también el aumento de precios. Si bien la semana pasada se había anunciado retrotraer los aumentos al 1º de marzo, Susana Andrada, titular del Centro de Educación al Consumidor, denunció ante este diario que los aumentos de los precios de la carne llegan al 40 por ciento. “Ante el faltante de productos, los precios siguen igual de altos “, indicó Andrada. Sin embargo, fuentes del sector supermercadista aseguraron a este medio que Coto habría negociado con algunos productores de ganado alimentos en feedlots la entrega de carne para abastecer a sus cadenas.

El reemplazante de la carne es el pollo, alimento que también escasea. El presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, Roberto Domenech, señaló que la industria avícola no puede alimentar a sus animales porque los insumos necesarios (maíz) están varados en alguno de los 400 cortes de ruta que existe en el país. “En la última semana no hemos facturado ni el 20 por ciento de lo que producimos. Ya tuvimos que sacrificar 1.300.000 pollitos. Esta situación nos costará seis meses de recuperación”, afirmó Domenech. “El desabastecimiento se nota cada vez más. Primero fue la carne, luego el pollo. La semana pasada fueron las verduras. Hoy el panorama se modificó, a la tarde ya faltaba leche en la provincia de Buenos Aires”, denunció Andrada. Incluso, la Unión de Docentes de La Plata reconoció que el 70 por ciento de los comedores escolares están desabastecidos.

El sector lácteo es uno de los más perjudicados. La semana pasada se perdieron a la vera de las rutas y en los tambos más de 6 millones de litros. SanCor informó que muchos de sus camiones no pueden llegar a las plantas y que durante muchos días no pudieron transportar productos a los centros de consumo. “Desde hace 15 días, la salida de leche fluida a los comercios es casi cero”, indicó Sergio Montiel, vocero de la compañías. En los supermercados chinos el abastecimiento de lácteos llega a un 50 por ciento de lo habitual, mientras que en las grandes cadenas de Capital Federal y Gran Buenos Aires, si bien existen deficiencias en la variedad de algunos productos secos, leche fluida hay. Otra es la situación en el interior, sobre todo en el norte.

El titular de la Cámara de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, Alberto Guida, reconoció a Página/12 que el problema más grande está en el interior, ya que son los más perjudicados por los cortes de rutas. “En las provincias el abastecimiento es bajo; los proveedores sólo entregan entre el 30 y 40 por ciento de la mercadería habitual. Si los cortes se mantienen durante esta semana, los faltantes de alimentos serán mucho mayores”, señaló Guida.

Por otro lado, en el Mercado Central de Buenos Aires vienen implementando diferentes medidas para evitar los problemas en el abastecimiento de alimentos. El sábado abrió sus puertas de manera extraordinaria, y ayer extendió el horario de descarga. De los 230 camiones ingresados el sábado, el 30 por ciento estaba en mal estado mientras que ayer ingresó sólo el 57 por ciento de la mercadería que suele arribar los lunes, que pudo comercializarse casi en su totalidad. El saldo, por ahora, es la pérdida de 2 millones de kilos en mercadería: zanahorias, naranjas, bananas, apio, morrones, entre otros.


Buques varados

Mientras continúa el clima de tensión en las rutas del país, en el puerto de Rosario hay entre 70 y 75 buques de carga con destino a plazas externas que están varados debido a la falta de granos. La permanencia de los barcos vacíos en los puertos representa pérdidas por unos 40.000 dólares por cada día de espera. Exportadores del circuito granario local indicaron que desde hace diecinueve días no se envían granos ni oleaginosas a las terminales, desde donde se opera sólo con la mercadería almacenada en los silos. El circuito granario local trabajó ayer sólo con precios de referencia y del mercado electrónico, sin operadores en el recinto ni negocios en la plaza disponible.


Piquete en la ruta a Europa

La planta de Córdoba de la automotriz Volkswagen informó que está contratando aviones Hércules de la Fuerza Aérea Argentina para trasladar su producción hasta Buenos Aires, debido al bloqueo de los productores rurales en distintas zonas del país. Esta alternativa comenzó el viernes pasado y hasta ayer se habían realizado cuatro envíos de aparatos de transmisión de velocidades. “Estamos contratando aviones a raíz de los cortes de rutas, que no nos permiten asegurar la operatoria con Ezeiza con los cargueros que van a París y Frankfurt para abastecer las plantas de Europa”, indicó Fabián Maglione, vocero de la empresa. En cada avión se envían unas 384 transmisiones, lo que equivale a 18 toneladas por envío. “Habitualmente sacamos un camión a las 10 de la noche y a las 12 del día siguiente ya está en Ezeiza. Hoy (por ayer) sacamos uno, pero no sabemos si llegará el miércoles”, agregó Maglione. El costo de envío pasó de los 2000 dólares por tierra a los 70.000 dólares por aire.

Compartir: 

Twitter
 

Miles de kilos de frutas y verduras se echa a perder por los piquetes de productores.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared